Skip to main content

Avatarify es una variante de Deepfake que te convierte en Elon Musk o Steve Jobs en las videollamadas de Zoom

Avaratify

20/04/2020 - 15:55

Los deepfakes llegan a las videollamadas. Avatarify es un software de código abierto que te convierte en Elon Musk o Steve Jobs en las videollamadas de Zoom o Skype.

Avatarify emplea la inteligencia artificial para superponer el rostro de un famoso encima de tu imagen de vídeo, en tiempo real. Esto significa que el software ajustará los gestos y movimientos de boca del famoso a tus propios gestos y frases, así que podrás hacer que diga lo que tu quieras. Si eres un buen imitador de voz, podrás engañar a tus familiares y amigos, al menos durante unos segundos.

El software es obra de Ali Aliev, un programador que decidió probarlo con sus amigos, haciéndoles creer que por un error de Zoom Elon Musk se había colado en su videollamada. Se lo tragaron durante más de un minuto... 

El resultado tiene bastante mérito, porque Ali Aliev solo tardó un par de horas en desarrollar Avatarify, usando como base el software de inteligencia artificial First Order Motion Model for Image Animation. Con un poco más de trabajo, podrá hacerlo mucho más real.

La ventaja de First Order Motion Model for Image Animation es que no necesita un entrenamiento previo. Simplemente tienes que darle algunas fotos de una persona desde varios ángulos, y con varios gestos, y es capaz de colocarla encima de un vídeo en tiempo real, para adaptarla a los gestos o las frases de la persona real.

Y no solo funciona con Elon Musk, por supuesto. Vale cualquier representación, incluso con imágenes estáticas como La Gioconda, o con personas fallecidas como Einstein o Steve Jobs, como puedes ver en este otro vídeo:

Es cierto que no es perfecto, pero en un móvil que tiene una pantalla pequeña, en una videollamada con varias personas, puede dar el pego unos segundos.

Si te apetece probarlo, Avatarify está disponible en formato código abierto en Github. Pero te en cuenta que requiere adaptarlo para usarlo en una app de streaming, y necesita un ordenador potente para que la IA pueda superponer la imagen sobre tu propio vídeo, en tiempo real.

Además hay que tener en cuenta las consecuencias éticas y legales. Aunque solo lo uses para gastar bromas, suplantar a otra persona es un delito.