Skip to main content

China trabaja en un avión que permita ir de Beijing a Nueva York en dos horas

China

23/05/2019 - 13:18

Cuando te compra un billete de avión para ir de Beijing a Nueva York sabes que en ese vuelo te va a dar tiempo a echarte una siesta, ver alguna película, adelantar algo de trabajo e incluso terminarte el libro que te estás leyendo. Son 14 horas las que separan ambas ciudades y dan para mucho, pero puede que dentro de unos años sólo tardemos 2 horas

En China, un grupo de investigadores está desarrollando un nuevo avión ultrasónico que conseguiría reducir considerablemente el tiempo del trayecto y seguir transportando docenas de personas o varias toneladas de carga. 

Según los datos aportados por Science China Press, este nuevo avión viajaría a una velocidad hipersónica más rápida que la velocidad del sonido. Por si no te acuerdas  el sonido viaja a 343 metros por segundo o, dicho de otra manera, 1.235 km por hora, mientras que el avión diseñado por China conseguiría alcanzar los 6.000 Km/h.

Boeing y la Nasa muestran los aviones del futuro, con alas abatibles

Muchos son los países que trabajan en estudios similares para mejorar los aviones de sus ejércitos y crear armas más veloces. Las tecnologías que salgan de estos estudios podrán servir con el tiempo para mejorar también los aviones comerciales que solemos usar para irnos de vacaciones. 

El equipo de investigación de la Academia de Ciencias de China probó un modelo a escala del avión en un túnel de viento y poner a prueba las condiciones aerodinámicas del prototipo. El modelo tuvo que enfrentarse a una velocidad de 8.600 km/h, prueba que superó con nota. 

Con dos capas de alas, el diseño se parece al de los biplanos utilizados durante la primera guerra mundial. Según los investigadores este concepto que dejó de usarse en aviación para conseguir velocidades más altas, les permitiría ahora manejar cargas más pesadas que los vehículos hipersónicos actuales que mantiene la forma aerodinámica y las alas delta. 

China

La doble capa de alas ayudaría a reducir las turbulencias y la resistencia mientras se vuela a una velocidad tan alta. No obstante, todos estos datos se quedan por el momento en el plano conceptual a la espera de que los aviones hipersónicos salten de la etapa de desarrollo e investigación a la realidad y puedan llevar pasajeros. 

Hasta entonces son muchos los problemas que deben solventar como la gran cantidad de calor que alcanzaría el avión provocada por la velocidad, hasta los 1.000 grados Celsius. 

Ver ahora: