Skip to main content

El clima extremo acorta la resistencia de las baterías de los coches eléctricos

Tesla Model 3

11/02/2019 - 13:26

El mercado de los coche eléctricos está cogiendo fuerza, los precios cada vez son más económicos y su potencia va creciendo. Poco a poco van superando todos los obstáculos que se han encontrado por el camino hasta hacerse con un hueco importante frente a sus hermanos de combustión interna. Pero aún les queda un reto: las bajas temperaturas en invierno

Según una nueva investigación de la Asociación Americana de Automóviles (AAA), publicada en The Verge, cuando el termómetro empieza a marcar por debajo de los cero grados centígrados, el rango de conducción de un coche eléctrico cae hasta en un 41%.

Esto ocurre, porque durante el invierno los conductores están acostumbrados al uso que se ha hecho del coche tradicional y actúan de igual manera con los nuevos modelos eléctricos, intentando calentarlos todo lo posible. Sin embargo este ejerce una presión muy fuerte en la batería de un EV

Estos son los 10 coches eléctricos con más autonomía de batería

De esta manera, los coches eléctricos demandan cargar la batería más veces que en una situación normal para no quedarse a mitad de camino con la batería agotada. Greg Brannon, director del departamento de ingeniería automotriz de la AAA explica que "mientras los conductores entiendan que existen limitaciones al operar vehículos eléctricos en climas  más extremos, es menos probable que se sorprendan ante una inesperada caída del uso de la batería".

Esta diferencia entre un tipo de coche y el otro se ha mostrado aún más clara entre los conductores estadounidenses con la última ola de frío que afectó al país. Esos días los propietarios de Chevy Bolts y Tesla Model 3 aseguraron a la cadena CNBC que habían notado hasta un 50% menos de duración de las batería de sus coches

No obstante, aunque en España sea menos frecuente las temperaturas que sufren en ciudades como Nueva York, sí sufrimos calores más extremos que también repercuten en la durabilidad de los EV. Cuando en el exterior las temperaturas son de 35 grados centígrados para arriba y dentro del vehículo conectamos el aire acondicionado, el informe de la AAA indica que los rangos de conducción disminuyen hasta un 17%. 

El problema es básico, mientras los coches con motor de combustión interna pueden calentar la cabina con el calor residual, los EV deben utilizar parte de la batería para alimentar los sistemas de aire acondicionado. 

Tesla Model 3

Esto por supuesto implica un aumento del coste de estos vehículos. Según la AAA, con unas temperaturas de menos 6 grados centígrados, los propietarios estarían gastando hasta 25 dólares más por cada mil kilómetros aproximadamente que en condiciones de unos 20 grados centígrados. 

hasta que los fabricantes consigan dar con una solución que mitigue estos efectos, los propietarios de EV tomar algunas medidas como precalentar o enfriar previamente el coche mientras aún sigue conectado al cargador, lo que implica planificar con más tiempo las salidas, si se quiere evitar los efectos nocivos del clima extremo en los vehículos. 

Ver ahora: