Skip to main content

El fin de una era: Linus Torvalds dice que los floppy disk en Linux han quedado huérfanos

El fin del disquete en Linux

29/07/2019 - 10:17

El final de soporte de los floppy disk en Linux está cada vez más cerca. Este mismo fin semana Linus Torvalds, el creador de Linux, ha asegurado que los discos flexibles en Linux han quedado "huérfanos". Y no es porque los desarrolladores de Linux no quieran seguir soportándolos. Es porque se han quedado sin lectores de disco, y son cada vez más difíciles de encontrar.

El floppy disk, también conocido con el nombre de diskette, disquete o disco flexible, fue el sistema de almacenamiento de los ordenadores durante dos décadas, antes de la llegada de los discos duros y los pendrive.

Su origen se remonta nada menos que al año 1971, cuando IBM desarrolló el primer disquete de 8 pulgadas, con una capacidad de 150 KB. Pero los más populares fueron los de 5 1/4 pulgadas (1978) y 3 1/2 pulgadas (1984). Fueron muy utilizados en los años 80 y 90, pero dejaron de usarse hace más de una década, por su poca capacidad. El modelo más común solo almacenaba 1.44 MB. Y aunque a finales de los 90 surgieron disquetes de alta densidad capaces de almacenar hasta 200 MB, ya no podían hacer nada frente a los Gigas que ofrecían los discos duros, el menor tamaño de los pendrive, y la mayor capacidad de almacenamiento comercial del CD-ROM.

Linux sigue soportando los floppy disk, y de hecho este mismo fin de semana ha salido un parche para el controlador de discos flexibles. Pero en Github, el propio Linus Tolvards ha dicho que ahora mismo el soporte de disquete ha quedado "huérfano", porque el desarrollador del kernel de Linux que se encarga del driver, Jiri, ha perdido su lector de disquete interno (se le ha estropeado), y no consigue encontrar uno que esté en buenas condiciones.

Linus Torvald explica en Github: "Encontrar hardware para los discos físicos que funcione es cada vez más difícil, y aunque Willy pueda seguir testeando los discos, creo que el driver puede considerarse básicamente muerto, desde un punto de vista del hardware actual".

Eso sí, también ha confirmado que se seguirán soportando los lectores de floppy disk modernos que funcionan por USB. Son fáciles de encontrar en Amazon por apenas 12 euros.

Aunque es cierto que hoy en día casi nadie los utiliza, salvo en entornos empresariales con software obsoleto que se niegan a actualizar porque aún "funciona", muchos ordenadores todavía siguen conservando el lector de disquete.

Listen to "Episodio #12: SSD - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" on Spreaker.

Estamos seguros de que Jiri no tardará en recibir algún lector de floppy disk en buen estado de algún voluntario, pero como el propio Linus Torvalds ha insinuado, el soporte del disquete en Linux está cerca de su fin.

El final de una era: la de los discos extraíbles en los ordenadores.

Ver ahora: