Skip to main content

Las mejores cámaras espía que puedes comprar

Cámara de vigilancia

16/07/2018 - 12:50

Aunque parezca cosa de la guerra fría, la verdad es que las cámaras espía son en 2018 un sector boyante. Este tipo de cámaras de vigilancia permiten grabar vídeo sin que los protagonistas lo sepan.

Son perfectas para camuflarlas en el hogar y hacer las tareas de una cámara de vigilancia cualquiera, con el plus de que cualquier persona que irrumpa en casa no sabrá que está ahí.

Independientemente del uso que se le pueda dar a algunas de las mejores cámaras espía que puedes comprar ahora mismo, lo cierto es que su tecnología ha mejorado y mucho últimamente.

No sólo el tamaño se ha reducido, sino que ha mejorado la resolución y la calidad de imagen en condiciones con poca luz.

Hay modelos más originales y otros menos originales, aunque está claro que todas las que vamos a mencionar en este listado te servirán como cámara oculta en 2018,

Cámara espía básica en miniatura

Empezamos el listado de mejores cámaras espía con un modelo clásico, el más básico que se pueda comprar a día de hoy.

Se trata de un dispositivo en forma de cubo, con medidas discretas y apenas 300 gramos de peso. Es ideal para ocultarla, aunque no se hace pasar por ningún otro objeto, como algunas alternativas que veremos más adelante.

Cuenta con detector de movimientos, sensor para escenas nocturnas y resolución HD 720.

Eso sí, necesitarás una microSD -aptas hasta 64 GB- para poder almacenar el vídeo que grabes. Su precio actual es de 69 euros.

Cámara espía

Cargador USB con cámara oculta

Este modelo es mucho más curioso que el anterior, y más completo, pues sí admite resolución Full HD 1080p.

A simple vista es un cargador, en el que además puedes cargar tranquilamente tu móvil. Sin embargo, si observas detenidamente verás una lente minúscula que graba todo lo que ocurre a su alrededor.

Es perfecto como cámara oculta ya que nadie sospechará que un cargador les esté espiando.

Actualmente cuesta 45 euros en Amazon España.

Cámara espía

Botella de agua con cámara integrada

¿Hay algo más inocente que una botella de agua de plástico? Pues en realidad, deberías tener cuidado. Hoy traemos una de las mejores cámaras espía que puedes comprar, ya que destaca por su discreción.

La puedes usar también para beber agua, aunque su principal función es grabar vídeo. Tú déjala sobre una mesa apuntando hacia el lugar que quieres filmar. En cuanto detecte movimiento, empezará a grabar vídeo en Full HD.

Tienes que insertar una microSD de hasta 64 GB, aunque seguramente el resultado merecerá la pena.

Cuesta sólo 45,99 euros.

Cámara espía

Bombilla con cámara 360º

En último lugar, una cámara oculta de la que nadie sospechará: la bombilla. Esta vez sólo tienes que enroscar y configurar desde su aplicación móvil.

Acto seguido, esta cámara espía empieza a grabar vídeo y a almacenarlo. Podrás consultarlo cuando quieras desde el móvil.

La ventaja, más allá de lo discreta que es, es que puede captar vídeo en 360 grados. Esto significa que colocándola en el centro de una estancia tendrás grabado todo lo que ocurre en ella.

El precio es bastante económico, pues cuesta 41,99 euros.