Skip to main content

¿Por qué muchos siguen prefiriendo Windows 7 pese a las advertencias de seguridad de Microsoft?

Windows 7
-

06/03/2020 - 09:54

Enero fue un mes clave para muchos usuarios que vieron que cómo a su adorado sistema operativo se le metía en el cajón de los recuerdos. Microsoft dejó de dar soporte a Windows 7 el pasado 14 de enero, lo que significa que se acabó el soporte y las actualizaciones de seguridad. Sin embargo, muchos usuarios siguen prefiriendo Windows 7 pese a las advertencias de Microsoft. ¿Por qué?

Esta decisión de los de Redmond no es algo repentino. Llevaban meses avisando y, además, el sistema había cumplido (más que de sobra) su ciclo vital "habitual". Había sobrevivido a Windows 8 y Windows 8.1 (muy fugaces, lo sabemos) y había estado conviviendo en empresas y equipos particulares con Windows 10, que se lanzó en 2015.

Microsoft ha intentado por todos los medios que los usuarios se pasen a su actual sistema operativo, primero con un periodo de actualización gratuita de Windows 7 a Windows 10 que se dilató más de la cuenta (porque no conseguían las migraciones deseadas) y segundo avisando por activa y pasiva del fin del soporte a Windows 7, y nosotros del peligro de seguir utilizando el sistema.

Las cifras de los analistas de NetMarketShare, sin embargo, reflejan que, realmente, no ha cambiado nada. Y es que, como leemos en Techradar, y siempre según los datos de los analistas de esta firma, desde diciembre de 2019 hasta enero de 2020, la cuota de Windows 7 pasó del 29,57% al 25,56%.

Es una caída de cuatro puntos, sí, pero seguramente no era lo que esperaba Microsoft. Además, los datos de febrero son reveladores, con una cuota de mercado de Windows 7 del 25,2. Es decir, solo un 0,3% de los usuarios que quedaban en Windows 7 se han pasado a Windows 10, u otro sistema.

Según los datos de los analistas de la firma, Windows 10 pasó del 57,08% de cuota al 57,39% en febrero, un aumento muy, muy ligero. Lo cierto es que, aunque hay precauciones que podemos tomar para que el sistema sea algo más seguro, hay riesgos en tener un equipo que no va a recibir soporte conectado a la red.

Ahora bien, ¿adivináis quién tiene la culpa de que los usuarios no cambien Windows 7 por Windows 10? Si habéis pensado "el coronavirus", habéis acertado (en parte). Muchos de nosotros podemos coger el sistema anterior, comprar una licencia e instalar el nuevo, pero la mayor parte del mercado se mueve por los sistemas preinstalados.

Según los analistas, como el coronavirus ha parado muchas cadenas de suministro de tecnología, hay quien no ha podido cambiar aún su veterano equipo con Windows 7 por uno con Windows 10 y está a la espera de que las cadenas de producción se pongan de nuevo en marcha.

Claro está, estos datos corresponden a una sola firma de analistas, por lo que tampoco hay que tomarlos como la verdad absoluta. Lo cierto es que Windows 7 sigue siendo un sistema operativo tremendamente pulido que, aunque no reciba más actualizaciones de seguridad, es estable, va fluido y tiene todo lo que muchos usuarios necesitan.

Si aún no habéis abandonado el sistema, deberíais por 6 motivos más allá de la seguridad.