Guía de compras de una videocámara doméstica

¿Te gusta grabar y dejar constancia de lo que haces? Si eres aficionado a la grabación en vídeo, los smartphones se te quedarán cortos. Aquí tienes los consejos necesarios para acertar en la compra de una videocámara doméstica con la que grabar tus mejores recuerdos.

guia de compra videocamara
Dificultad:
media
Tiempo:
10 minutos

1: Óptica y sensor de una videocámara, lo más importante

Las piezas claves en las que deberás fijarte a la hora de comprarte una videocámara doméstica son el sensor y la óptica. De ellos depende el enfoque, la luminosidad y el registro de las imágenes, es decir, la calidad del vídeo que vayas a grabar. 

Si no quieres llevarte sorpresas y eres de los que va a lo seguro, te aconsejamos que te fijes si la videocámara que pretendes comprarte monta las ópticas que utilizan las primeras marcas, es decir, Leica, Carls Zeiss o Konica Minolta. 

Óptica y sensor de la videocámara

Una buena luminosidad permite realizar tomas en condiciones de poca luz. Para maximizar las condiciones de luminosidad de la videocámara fíjate en el número que acompaña a la letra "f" de la lente. Cuanto más bajo sea este número, mejor. 

Otro de los aspectos más importantes a la hora de plantearse una posible compra de una videocámara doméstica es la disposición o no de estabilizador de imágen. En caso de no llevarlo se corre el riesgo de que la toma se vea afectada por posibles vibraciones. 

Pero sobre todo, para obtener imágenes con gran definición, los mejores modelos son los Full HD.

2: Tipo de pantalla

Videocámara con proyector en la pantalla

Las videocámaras hoy en día tienen pantallas que permiten editar y tratar la toma captada de manera que quede preparada para su perfecta reproducción. En ellas se puede encuadrar la imágen perfectamente, revisar la grabación o realizar casi cualquier función.

Además, muchas de ellas son orientables con lo que la movilidad que ofrecen permiten adaptar la videocámara a múltiples encuadres para una mejor grabación. 

Por eso fijarse en la movilidad de la pantalla una vez abierta es importante. También lo es la calidad de la resolución y luminosidad para su uso bajo condiciones de mucha luz, por ejemplo a pleno sol. 

3: La batería marcará la autonomía y el tiempo de vida útil

Videocámara deportiva

El objetivo es que el temido piloto parpadeando aparezca en la pantalla de nuestra videocámara lo más tarde posible.

La autonomía de la videocámara es otra de los puntos en los que deberás poner atención. Si los eventos o acontecimientos que pretendes grabar son largos y tu batería no tiene autonomía suficiente, lo más seguro es que no consigas grabarlos hasta el final. 

Si has dado con una videocámara con una autonomía más corta de lo esperado tendrás que comprarte una segunda batería que aumente su vida útil. 

4: Capacidad de almacenamiento, sinónimo de horas de grabación

La capacidad de almacenamiento es algo en lo que también hay que reparar a la hora de comprar una videocámara doméstica

Existen modelos con disco duro incorporado, con ranura para tarjeta de memoria SD o con ambas opciones. 

Con 80 GB de memoria podrás filmar unas 33 horas en Full HD. Si te decides por un modelo que sólo disponga de ranura para tarjeta, presta atención a la capacidad máxima de almacenamiento que admite.

5: Lo último de las videocámaras domésticas

Algunas de las últimas videocámaras domésticas del mercado incoporan conexión Wifi. Esto permitirá compartir tus tomas y capturas de manera inmediata por correo electrónico o en las redes sociales. 

La fiebre de las tres dimensiones también tiene protagonismo en las últimas videocámaras doméstica del mercado. Algunos modelos incorporan dos ópticas y dos sensores para captar imágenes en 3D. Con esta técnica se pueden realizar tomas sorprendentes y de gran realismo. 

El inconveniente de la captura de imágenes en 3D es que los archivos ocupan el doble. 

Videocámara 3D

Otra de las últimas novedades en algunas videocámaras domésticas es la incorporación en sus pantallas de un microproyector. Esta ingeniosa solución permite visualizar las imágenes sobre cualquier superficie cercana y plana y a más de una persona en el caso de que la pantalla se quede pequeña. 

Por último, una de las videocámaras que más exito está teniendo es la de uso deportivo. Estas son más resistentes y se pueden acoplar a cualquier casco. Además tienen un diseño robusto, ligero y capaz de resistir a caídas y golpes.