Capturas de pantalla más rápidas con Windows 8

El sistema operativo Windows 8 ha simplificado el método para llevar a cabo capturas de pantalla. La tecla que se utiliza es la misma, pero ahora no es necesario recurrir también a un programa de tratamiento de imagen, para pegarla allí la imagen una vez capturada y así poder archivarla.

Dificultad:
media
Tiempo:
5 minutos

1: Localiza y captura las pantallas que prefieras

Como te hemos dicho, el nuevo sistema operativo ha agilizado el proceso de captura de pantallas. Ahora, una simple pulsación de teclas es suficiente para capturar y obtener el resultado. Para probar el nuevo método, desde la pantalla Inicio de Windows 8, accede a la aplicación desde la que deseas llevar a cabo la captura de pantalla. En este caso será en el Escritorio, así que es necesario acceder a esta aplicación con un click en su mosaico correspondiente.

Pantalla Inicio

En ese preciso instante, presiona la combinación de teclas Windows+Impr Pant. Apreciarás un ligero parpadeo en tu pantalla, indicador claro de que la captura ha sido tomada.

Si lo necesitas, accede a otras ubicaciones de Windows 8 y lleva a cabo más capturas de pantalla. Ten en cuenta que esta combinación de teclas funciona en toda la interfaz Windows, no sólo en el Escritorio.

2: Comprueba y visualiza las capturas

Para ver el resultado (las capturas en formato imagen), debes acceder de nuevo, si no lo estás ya, a la aplicación Escritorio. Una vez allí podrás abrir, desde la barra de Tareas, la ventana del Explorador de Windows.

Seguidamente, accede a la carpeta correspondiente a la Biblioteca de imágenes de Windows 8 y encontrarás una nueva carpeta que ha sido creada de manera automática por el sistema. En ella se han ido acumulando todas las capturas de pantalla que hayas realizado. Son imágenes que puedes utilizar y su formato es Png.