Skip to main content

Qué móvil es el más rápido en cargar en 2018: los ponemos a prueba

Comparativa carga 2018

07/10/2018 - 12:17

Está claro que tener un móvil con una gran batería es un pro ya que, por lo general, conseguimos una mayor autonomía. Sin embargo no todo es la capacidad de la misma, que acaba conllevando un aumento notable en el peso y en el tiempo de carga. ¿Cuál es el smartphone de 2018 que menos tiempo tarda en cargar?

Los smartphones se han vuelto una herramientas más del día a día y su batería y la autonomía que nos ofrece es algo muy a tener en cuenta cuando compramos un móvil. ¿Cuánto tarda en cargar tu móvil? ¿Qué autonomía te da?

¿Si te dijéramos que el móvil que más rápido carga su batería (3.400 mAh) lo hace en tan solo 36-37 minutos nos creerías? Pues es un hecho, lo hemos comprobado y es que la tecnología de carga SuperVOOC de Oppo consigue que el Oppo Find X pueda cargar toda la batería en ese corto periodo de tiempo. Realmente tu experiencia con el móvil cambia, olvidándote de baterías externas y/o llevar un cargador encima.

Antes de nada queremos comentaros que hemos querido comparar la velocidad de carga de terminales de aproximadamente 3.400 mAh tal y cual te los vende el fabricante, es decir, con su cargador de fábrica. Está claro que puede ser compatible con un sistema de carga más rápido pero, o compras ese accesorio o simplemente tendrás que acostumbrarte a las velocidades de carga que mostramos en nuestra comparativa.

oppo find X

Como vemos el Oppo Find X ha pulverizado el tiempo de carga de alrededor de una hora que tenía el Huawei P20, el más rápido con esta capacidad en cargar hasta la fecha. Y como vemos, Apple, con un móvil de más de 1.250 euros como es el iPhone Xs Max, por otro lado eterniza la carga con entre 3 horas y media y práctiamente 4 horas de carga según si usas algo o no el terminal durante la carga.

Tecnologías de carga rápida móvil

Antes de entrar en faena sobre cuáles son y qué ofrecen queremos comentar que los móviles actuales tienen un algoritmo de carga que protege las baterías ya que estos sistemas funcionan a pleno ritmo hasta que la carga llega a un 70-80% de la misma.

El último tramo es donde la velocidad de carga se reduce por lo que no estamos ante una carga lineal. Nuestra metodología de prueba no solo contempla el tiempo que tarda en cargarse sino cómo de rápida es la carga durante todo el proceso. La velocidad de carga es la pendiente de estas curvas de carga, cuanto más pronunciada, más rápido carga el terminal.

Velocidad de carga comparativa

Evidentemente hablamos de tecnologías de carga mediante cable. Las tecnologías de carga inalámbrica están lejos de lo que se consigue con cable, de hecho, la carga más rápida inalámbrica no iguala la carga rápida más lenta de carga con cable. Así que, hagamos aquí quedan las tecnologías:
 

Carga rápida o Quick Charge

Según su definición original, viene a ser cualquier sistema de carga desde USB cuya intensidad sea superior a 1A. Por lo que tendríamos una gran variedad de móviles que tienen carga rápida.

La cuestión es que la tecnología avanza y esa carga rápida se convirtió en lo normal. Hoy día se entiende como carga rápida, no superrápida, una carga con un adaptador de 5V y 2A. Con este tipo de cargadores se consiguen cargas que toman alrededor de 2 horas y media en baterías de alrededor de 3.000 mAh.

Todos los móviles actuales son capaces de cargar con un cargador de este estilo y sería la carga rápida más lenta del mercado aunque vistos los siguientes estándares hay mucha gente, yo incluido, que no considera esto como sistema de carga rápida, sino como el estándar base de carga actual.
 

Qualcomm QuickCharge 

La compañía Qualcomm ha desarrollado un sistema de carga que va por la versión QC 4.0+ y que seguramente haya sido el gran impulsor de este mercado de la carga rápida. Muchos móviles con chip Snapdragon son compatibles con estos sistemas de carga que requieren un cargador particular y que el móvil sea compatible con él. 

Este sistema de carga trajo consigo el uso de diferentes voltajes durante el proceso de carga lo que consigue una mayor potencia de carga y por tanto acortar el tiempo total para conseguir el 100% de batería.
 

Las versiones más modernas permiten conseguir un 50% de batería en cuestión de 30-35minutos.
 

Carga rápida Qualcomm Especificaciones Potencia Mejoras
QuickCharge 5V 2A 10W  Versión original
QuickCharge 2.0 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
18W Llegada de voltaje variable y casi dobla la potencia del estándar original
QuickCharge 3.0 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
18W  Introduce INOV (Intelligent Negotiation for Optimum Voltage) para ofrecer una intensidad y voltaje (saltos de 200mV) más eficiente a cada momento
QuickCharge 4.0 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
5/9V 3A USB-PD
10W
18W
18W
27W Máx
Se introduce el soporte USB-PD (Power Delivery) que permite gestionar una mayor intensidad de corriente, hasta 3A con sistema de control de voltaje de 20mV.
QuickCharge 4.0+ 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
5/9V 3A USB-PD
10W
18W
18W
27W Máx
Se mejora la eficiencia térmica y se consigue un ligero aumento en la velocidad de carga, hasta un 15%.

 

Fast Adaptative Charging de Samsung

La compañía surcoreana hace uso de este tipo de sistema de carga rápida que en resumidas cuentas funciona de forma similar a Qualcomm QuickCharge 2.0/3.0 pero en esta ocasión solo tenemos dos escalones de carga entres 5V 2A y 9V 1,67A.

Adaptative Fast Charging

Es el sistema de carga de Samsung es el que usan móviles de última generación como son el Note 9 o el Galaxy S9+, entre otros. Se consigue una carga rápida de hasta 15W, lo que se traduce en un tiempo de carga final de cerca de dos horas para una batería media de 3.000 mAh.
 

PumpExpress 3.0 de Mediatek

Aunque hace un para de generaciones que hemos visto prácticamente desaparecer esta marca de chips en el mercado de los smartphones, dejamos constancia de este sistema de carga, que viene a ser similar en concepto al QuickCharge de Qualcomm. Es un sistema de carga multivoltaje y adaptativo, que puede llegar a cargar a un máximo de 24W con escalones 5V 2A, 9V 2A y 12V 2A.

Las tecnologías anteriores eran de carga rápida tradicional, es decir, una carga que prometía en el mejor de los casos una carga del 50% en 30 minutos y en las que no hacía falta más que un móvil con chip compatible y un cargador compatible.

Las siguientes son tecnologías de carga propietarias de distintas marcas que requieren, además de ese cargador, un cable compatible para funcionar con el móvil en cuestión. Estas tecnologías son de carga rápida, de verdad. Hablamos de una carga que pasa por poco una hora o bien en el Oppo Find X con SuperVOOC tan solo 37 minutos para llegar al 100%.
 

SuperCharge de Huawei

Es un sistema de carga que basa su tecnología en el aumento de la intensidad de corriente gracias un chip tanto en el cargador como en el móvil que controla la tasa de carga en todo momento. De esta manera pueden llegar a tasas de carga de hasta 5V 4,5A ó 4,5V y 5A, es decir 22,5W. Era la más rápida hasta la llegada de SuperVOOC.

Esta tecnología vio la luz con el Mate 9 y desde entonces todos los smartphones top de la compañía funcionan con ella: Mate 9, P10, P20, P20 Pro o Mate 10 entre otros.
 


Con esta tecnología de carga se pueden conseguir cargas de baterías de 3.000 mAh en cuestión de 1 hora la carga completa y prácticamente un 60% en media hora. El P20 Pro con 4.000 mAh tarda en cargar tan solo 1 hora y 20 minutos.

SuperCharge 2.0 de 40W (posiblemente 5V 8A) lo que prácticamente conseguiría un 90% de carga en 30 minutos y se convertiría en una de las tecnologías más rápidas del momento. Se espera la evolución de este estándar con la llegada de los Mate 20, sin embargo, hablamos de filtraciones y no hay confirmación oficial al respecto.
 

DASH Charge de OnePlus

Esta tecnología de carga fue introducida en el OnePlus 3T y trajo consigo una potencia de carga de 20W = 5V 4A. Con esta tecnología se puede cargar el 60% de la batería en 30 minutos y conseguir cargas enteras en cuestión de poco más de una hora, 1h 20 minutos el OnePlus 6 (3.300 mAh).

Es necesario el cargador y un cable compatible para que se pueda llevar a cabo este tipo de carga superrápida en los móviles OnePlus.
 

VOOC de Oppo

Tecnología propietaria de Oppo, es muy similar en concepto a la de OnePlus, hace uso de un cargador de 5V y 4A también y se consiguen tasas de carga de un móvil como el Oppo R15 Pro (3.430mAh) de un 55% en 30minutos y el 100% en 1 hora y 20 minutos.

SuperVOOC esta tecnología es la evolución de VOOC y consigue un tiempo de carga de menos de la mitad que su predecesor. Está implementada en el Oppo Find X. Usa un cargador de 10V 5A = 50W máx. En particular en el Oppo Find X se consigue cargar su batería de 3.400 mAh en tan solo 37 minutos, de 0% a 100% convirtiéndose en el móvil que más rápido carga de este 2018.


Así pues, la respuesta a la pregunta de cuál es el móvil que menos tiempo tarda en cargar en 2018, es sin duda el Oppo Find X con tan solo 37 minutos para completar un ciclo de carga.

El móvil que más rápido carga del mercado a fecha de septiembre de 2018 es el Oppo Find X: en 37 minutos carga su batería de 3.400 mAh

Oppo Find X

¿Cómo queda la tabla de tecnologías de carga? Ordenamos la misma según la potencia que puede alcanzar la misma en la siguiente tabla estando en la parte inferior la más potente (rápida).

TECNOLOGÍA Especificaciones Potencia
Quick Charge 5V 2A 10W
Samsung Fast Adaptative Charging 5V 2A
9V 1,67A
15W
Qualcomm QuickCharge 2.0 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
18W
Qualcomm QuickCharge 3.0 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
18W 
Mediatek PumpExpress 3.0 5V 2A
9V 2A
12V 2A
24W Máx
Qualcomm QuickCharge 4.0 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
5/9V 3A USB-PD
10W
18W
18W
27W Máx
Qualcomm QuickCharge 4.0+ 5V 2A
9V 2A
12V 1,67A
5/9V 3A USB-PD
10W
18W
18W
27W Máx
OnePlus DASH Charge 5V 4A 20W
Oppo VOOC Charge 5V 4A 20 W
Huawei SuperCharge 5V 4,5A
4,5V 5A
22,5W
Huawei SuperCharge 2.0* 5V 8A* 40W*
Oppo SuperVOOC 10V 5A 50W

*Por confirmar

La vida antes y después de la carga rápida

Una vez pruebas sistemas de carga rápida "de verdad" como son estos últimos de Huawei, Oppo o OnePlus te das cuenta de que no te obligas a cargar el móvil por la noche, no te hace falta.

Mientras te duchas y te preparas la mañana siguiente el móvil ha cargado lo suficiente como para aguantar el día o bien, te das cuenta que casi no tienes batería antes de salir y en 10 minutos el móvil vuelve a un nivel de carga que consideramos aceptable.

Cambia completamente el cómo vivimos esclavos de enchufes, cargadores y baterías externas y, lo que probablemente es más importante, baterías de mayor capacidad como pueden ser lo 4.000 mAh del P20 Pro o los 3.400 mAh del Oppo Find X no hacen que el tiempo de carga se eternice. Te olvidas de mirar el icono de batería, o la cifra que la acompaña, y simplemente disfrutas del uso del dispositivo.

Sin duda el campo de mejora más amplio que tienen los móviles es este. Tanto en procesador, como en tecnologías de pantalla o cámara los smartphones actuales están muy avanzados y es en algo tan simple como la batería donde llevábamos años sin recibir grandes noticias, sin estandarizar sistemas de carga, más allá de la adopción que hubo de microUSB / USB-C como conector de carga (excepto Apple).

Una línea de evolución es la capacidad de las baterías que unida al consumo más reducido de los nuevos chips hace que tengamos una mayor autonomía y otro es, el tema que nos toca, la carga rápida que, cada día es más y más rápida. ¿Qué nos depara el futuro? ¿SuperCharge 2.0? ¿Qué traerá QuickCharge 5.0 de Qualcomm? 

Trucos para cargar la batería del móvil más rápido

Parece quedar claro que USB-PD es un estándar, es como cargan dispositivos móviles y también pueden cargar portátiles ya que el estándar permite subir el voltaje hasta 20V y ofrecer esos 3A de corriente. Parece que podríamos llegar a un punto en el que el sistema de carga estándar fuera superrápido para todos los móviles, aunque claro, suena a utopía y más cuando vemos sistemas de carga tan eficientes como SuperVOOC de Oppo.

Ver ahora: