El Gadget de la semana: probamos la tag GPS de TrackR

¿Dónde he puesto mis llaves? ¿Dónde dejé el coche aparcado? ¿Dónde está mi móvil? Si alguna vez te has hecho alguna de estas preguntas.... enhorabuena, eres humano. Ahora bien, si quieres saber siempre donde has dejado todas tus cosas...  este aparato es para ti. Hablamos de la tag GPS de TrackR. 

Comencemos por aclarar su uso real. La tag GPS no puede enviar una señal de ubicación sin estar conectado a un teléfono con Internet. Lo que sí hará es registrar continuamente la posición de la tag, y recordando el lugar exacto en el que se separó del teléfono. 

Aquí podéis comprar el TrackR en Amazon

Como os decimos, no parece especialmente útil a primera vista. Se nos ocurre colocarla en la correa del perro para saber donde está cuando se nos escapa, o en una bolsa llena de billetes de dólar para seguir a los ladrones hasta su guarida. Sin embargo, estos usos están fuera de su alcance.

Para lo que sí lo podremos usar es para tenerlo siempre escondido en el coche, permitiéndo que se conecte a nuestro smartphone cuando nos subimos al vehículo. Con esto conseguiremos tener siempre la ubicación exacta de donde dejamos nuestro coche, sin peligro de que se nos olvide. Será tan fácil como conectar el GPS y obtener su ubicación en Google Maps. 

Probemos un supuesto distinto: Tenemos que salir de casa y comprobamos nuestros bolsillos: Cartera, llaves... ¿Dónde hemos puesto el móvil? Por suerte, tenemos la tag GPS de TrackR como llavero, así que simplemente pulsamos el botón y nuestro smartphone comenzará a pitar, aunque esté en silencio. 

Como veis, es bastante práctico, y dado que tampoco se pasa de precio, no está de más que le echemos un vistazo. Arriba tenéis el enlace de compra si os interesa.