Philips Flat TV: el primer televisor con pantalla plana

El primer televisor doméstico con pantalla plana lo fabricó Philips. Tenía 42 pulgadas y se utilizó tecnología de plasma. Salió al mercado con el astronómico precio de 15.000 euros, conviertiéndose en una novedad sólo al alcance de unos pocos. 

Philips Flat TV, que es como se bautizó a este innovador televisor, se empezó a comercializar en 1997, aunque el año anterior ya se había presentado un prototipo en la feria CeBiT, de Hannover (Alemania). Su nomenclatura oficial era Philips 42PW9982.

Philips Flat TV

Su grosor era de 11,5 centímetros y supantalla de 42 pulgadas ofrecía una resolución de 852 x 480 píxeles, con un ángulo de visión era de 160 grados. Todo un logro por aquel entonces, teniendo en cuenta que en todos los salones y salas de estar había televisores de tubo. Eso sí, a cambio se calentaba tanto que en el diseño tuvieron que incluir unos ventiladores que hacían demasiado ruido. 

La carta de presentación era bastante descriptiva: Philips Flat TV era el primer televisor que podía colgarse en la pared como si fuera un cuadro, con el consiguiente ahorro de espacio en unas casas que, por aquel entonces, ya se empeñaban en reducir sus metros cuadrados. Esta es la historia del primer televisor con pantalla plana.