El próximo viernes podremos ver la luna azul

El próximo viernes, 31 de julio, podremos disfrutar de la primera luna azul que tiene lugar desde el 31 de agosto de 2012. La siguiente no se verá hasta el 31 de enero de 2018. 

Pero, ¿qué es la luna azul? Se denomina así a la coincidencia de dos lunas llenas durante el mismo mes, que se produce a causa de las diferencias entre nuestro calendario y el lunar. La segunda luna llena del mes es la que se conoce como luna azul.

El mes lunar tiene siempre la misma duración, que es de 29,5 días aproximadamente, mientras que los nuestros varían, lo que provoca este fenómeno. En este caso, el pasado 2 de julio ya tuvimos luna llena, de manera que la del próximo viernes será la segunda que se puede ver en el mismo mes. 

¿Realmente nos afecta la luna llena?

Sin embargo, esto no significa que la luna se vaya a ver azul en la noche del 31 de julio. La mayoría de lunas azules se observan de un tono gris pálido o blanquecino, exactamente el mismo que podrías apreciar en otro día cualquiera. 

No obstante, el satélite de la Tierra se puede ver azul en algunas raras ocasiones, cuando se producen las circunstancias adecuadas. Uno de los motivos puede ser la actividad volcánica. Esto es debido a que, cuando un volcán expulsa ceniza o entra en erupción, el aire se llena de partículas cuyo tamaño tiene la misma longitud de onda que la luz roja. De este modo, quienes observen la luna a través de la nube de ceniza la verán azul, ya que las partículas dispersan la luz roja y permiten pasar a la luz azul.

Otro motivo que puede llevar a que veamos la luna teñida de azul son las concentraciones de partículas que es producen con grandes explosiones o incendios, como en el caso de los forestales. 

[Fuente: ABC]