Sony Xperia XZ, análisis y opinión

Lo mejor

  • Pantalla muy luminosa y nítida
  • Certificación IP68
  • Potencia sobresaliente

Lo peor

  • Cámara de fotos sin estabilizador óptico
  • Carga rápida más lenta de lo normal
  • La pantalla no se ajusta demasiado al tamaño del móvil
Imagen frontal de Sony Xperia XZ

Xperia XZ Sony

Amazondesde 687,92VER OFERTAS

Nota de análisis

86
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 6.0.1
    Tamaño 5.2 pulgadas
    Resolución 1920x1080
    Cámaras 23/13 mpx
    Capacidad 2900 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB
Sony, al asalto de la gama alta

La gama Xperia de Sony es muy amplia, aunque para 2016 la marca japonesa lo apuesta casi todo a su nuevo tope de gama, el Xperia XZ. Presentado en la IFA de Berlín, es un móvil de gama alta que quiere competir de tú a tú con los mejores del año.

Sus credenciales son las habituales en todos los Xperia: un diseño con líneas rectas y una buena cámara, al menos en teoría. ¿Será suficiente? Para decidirlo, hemos probado y elaborado un análisis completo del Sony Xperia XZ.

Sony Xperia X Compact, análisis y opinión

Por características, tiene poco que envidiarle cualquier otro móvil. Sin embargo, las especificaciones de un móvil no lo son todo, y eso lo sabe bien Sony. Las sensaciones tras usar su flagship son un tanto agridulces, con demasiadas luces y sombras para lo que se esperaba de él.

Con el mercado móvil cada vez más competitivo, Sony tiene aquí una oportunidad para posicionarse bien de cara a 2017. Una empresa de este tamaño quiere y necesita tener un flagship entre los mejores, aunque de momento la mayoría de los Xperia no han terminado de brillar como se merece un histórico como la marca japonesa. ¿Lo conseguirá con este Xperia XZ? Te lo contamos.

Review del Sony Xperia XZ en vídeo

Estética Xperia: la amas o la odias

El aspecto del Sony Xperia XZ se mantiene muy en la línea de todos los smartphones de la compañía. Es rectangular y con mucha línea recta, a diferencia de la tendencia general del sector. No cuenta con botones físicos en la parte frontal, sólo los de cámara, volumen y apagado en el lateral derecho. Sus dimensiones exactas son 146 x 72 x 8,1 mm y 161 g de peso.

De estos botones hay que decir varias cosas. La primera de ellas es que no están situados en el lugar habitual que ocupan en el resto de móviles Android. Los de volumen están justo debajo del de apagado y encendido. En un primer momento esto puede generar una opinión negativa del Xperia XZ, pero una vez que te acostumbras, se trata de una posición muy ergonómica. El de Home, además de para desbloquearlo, hace las veces de lector de huellas.

Galería de fotosFotografías del Sony Xperia XZver las 14 fotos

Por su parte, el botón de cámara sirve para activar la app correspondiente, así como para enfocar y disparar. Los móviles Sony tienen vocación fotográfica, de ahí que este disparador no haya desaparecido. Es especialmente útil si te gusta hacer fotografías, pero poco más.

El mejor móvil de Sony para 2016 cuenta con dos altavoces en la parte frontal: uno en la zona superior y otro en la inferior. Para reproducir música está bien, pero tiene un claro inconveniente: hace que el cuerpo del móvil sea bastante más grande de lo que debería, si tenemos en cuenta el tamaño de su pantalla. Da la sensación de que el fabricante podría haber diseñado un smartphone mucho más compacto apurando algo más los bordes superior e inferior.

Review del Sony Xperia X Performance

El material utilizado para el cuerpo unibody del XZ es metal ALKALEIDO. Al tacto, este metal recuerda, tal vez demasidado, al plástico. El borde exterior sí que transmite sensación metálica, pero no así la tapa trasera. De hecho, ésta es todo un imán para las huellas. Al menos no es especialmente resbaladizo, una característica cada vez más común.

Otro argumento a favor que no podemos pasar por alto en esta review del Sony Xperia XZ es su certificación IP68. Es sumergible, para que nos entendamos. Quizás esto tenga algo que ver con el diseño, y es que no es lo mismo fabricar y ensamblar un móvil para que resista al polvo que hacerlo completamente estanco. En este caso es sumergible durante media hora a metro y medio de profundidad.

Luminosidad sobresaliente

Si durante el análisis del Sony Xperia XZ hemos encontrado una característica sorprendente, es su pantalla. Las pretensiones del fabricante son destacar en otros aspectos, como la cámara y el diseño; aun así es el panel lo que verdaderamente llama la atención. Hablamos de un IPS LCD de 5,2 pulgadas con resolución Full HD 1080p y 2.5D, es decir, ligeramente curvo en los laterales, aunque quizás estas especificaciones no dicen demasiado.

La opinión que nos merece la pantalla del nuevo Xperia es realmente buena. Además de ser muy luminosa -lo que permite una perfecta visibilidad en cualquier circunstancia y ángulo de visión-, la calidad del color es indiscutible. La diferencia se nota incluso comparando este móvil con otros de características parecidas.

Las dos tecnologías responsables del rendimiento del panel son la pantalla Triluminos y el Motor X-Reality. Ambas están ya presentes no sólo en el último móvil de Sony, sino también en todos sus nuevos televisores y monitores. Hay que reconocer el esfuerzo a los japoneses, y es que con esta nueva generación de pantallas casi se ponen a la altura de las Super AMOLED de Samsung.

La experiencia de visualización es de las mejores que se pueden encontrar hoy por hoy en un móvil, y eso es algo verdaderamente remarcable.

La respuesta táctil también es inmejorable, aunque no se puede esperar menos de un terminal que aspira a colarse entre los mejores móviles de 2016. Quizás más puntos por pulgada, ya que con “sólo” 424 se queda algo lejos de la considerada mejor pantalla de smartphone, la del Samsung Galaxy S7 Edge, que cuenta con 534.

El software, un punto débil

Android 6.0.1 Marshmallow es el firmware del XZ, y la verdad es que se le saca todo el partido posible. La optimización es buena, lo que repercute positivamente tanto en el rendimiento como en la autonomía de la batería.

Si se le puede poner alguna pega, tiene que ver con la gran cantidad de bloatware y aplicaciones preinstaladas que Sony inserta en sus terminales. Además, el aspecto de la capa de personalización es un poco antiguo para lo que se estila en Android hoy en día. Está en las antípodas del minimalismo de las ROM AOSP de Android o de las capas de personalización de los móviles chinos.

Por ejemplo, Sony incluye varias aplicaciones de dudosa utilidad y que, en cualquier caso, prestan un servicio para el que ya existen otras alternativas. Movie Creator, Xperia Lounge, Noticias, Teclado Swiftkey o el antivirus AVG Protection son sólo algunos ejemplos. Si a los usuarios les molesta estrenar un móvil y que ya venga sobrecargado de aplicaciones, Sony no parece haberse dado por enterada.

Este punto puede ser un problema si no amplías su capacidad mediante una tarjeta Micro SD. Si no lo haces, entre el software del teléfono y las contadas aplicaciones y archivos que descargues, el espacio ocupado se puede ir a más del 70% fácilmente.

Sandra López (Sony): "Aspiramos a consolidarnos en el segmento premium con el XZ"

La capa de personalización de Android utilizada por la firma japonesa también peca de falta de usabilidad en varios aspectos. No se pueden añadir teléfonos a la lista negra ni bloquearlos. La galería tiene un aspecto que recuerda a las versiones de Android de hace años. Es muy poco intuitiva y en ocasiones desesperante.

Una de las apuestas de Sony es la posición del lector de huellas. Situado en el botón de Power del lateral derecho, facilita el desbloqueo y lo hace mucho más cómodo y ergonómico, aunque en más ocasiones de la cuenta se niega a reconocer la huella dactilar. Otra pega que se le puede poner es que la pantalla no se activa al poner el dedo sobre el lector, una opción que más fabricantes deberían empezar a considerar.

El Sony Xperia XZ no escatima en potencia y gráficos

Durante la prueba del Sony Xperia XZ no hemos notado ralentización o sufrido cuelgues del sistema ni una sola vez. Es un punto a su favor, y hay que dejarlo claro. Con este móvil podrás utilizar cualquier aplicación o juego sin problemas.

El rendimiento está asegurado, ya que con un Snapdragon 820 de cuatro núcleos, GPU Adreno 530 y 3GB de RAM no hay proceso que se le resista. Dicho esto, también hay que aclarar que destaca especialmente entre los móviles que equipan esta configuración, algo que ha marcado la diferencia a lo largo de esta review del Xperia XZ.

Se puede afirmar sin medias tintas que es un buen móvil tanto para usuarios básicos como para los que quieran jugar a los últimos lanzamientos. Además, se calienta poco, y esto habla bien de la optimización del software y el sistema operativo. La disipación del calor es un problema cada vez más acuciante en casi todos los móviles, con procesadores cada día más potentes. Sin embargo, no es el caso del XZ, que rinde sorprendentemente bien a la hora de refrigerar sus componentes.

Aunque habrá quien pueda pensar que 3 GB de RAM son pocos, realmente no es así. Son suficientes para no pasar apuros en ningún caso. Sony no ha entrado en la escalada de especificaciones que llevan a otras marcas a planear ya móviles con 8 GB de RAM.

Sin embargo, es inevitable establecer una comparativa entre el Sony Xperia XZ y sus competidores. Cualquier análisis que se precie debe hacerlo, aunque no a ojo. Para eso existen aplicaciones específicas de benchmark, que miden y cuantifican el rendimiento de un móvil en distintas situaciones. Para este smartphones hemos usado AnTuTu, la más popular, y GFXBench, 3D Bench y GeekBench.

Todas ellas deberían servir para hacerse una idea de cómo de buen móvil es el Xperia más potente del mercado. También se pueden poner ejemplos: Asphalt 8 y Modern Combat 5, dos de los juegos con mejores gráficos, se ejecutan a la perfección y sin pizca de lag.

Los resultados en los benchmark de este móvil de gama alta son espectaculares, rival directo del Galaxy S7 o el Huawei P9. En todos se sitúa entre los diez móviles más potentes del mundo, acercándose al mencionado Samsung y otros smartphones tope de gama con el iPhone 7 e incluso el Google Pixel XL.

Sony Xperia XZ merece una valoración especialmente sobresaliente en el apartado gráfico en 3D, consiguiendo procesar casi los mismos frames por segundo que dispositivos considerados punteros. Con estos datos y sensaciones en la mano, no queda más que afirmar que estamos ante uno de los smartphones más potentes y con mejores gráficos, ya sea para jugar o para ejecutar otras acciones.

Galería de fotosResultados Benchmark del Sony Xperia XZver las 10 fotos
Sony, ¿dónde está mi estabilizador óptico?

Sony quería que situar la cámara de su tope de gama como una de las mejores del mercado. Si lo ha conseguido o no, es bastante cuestionable por varios motivos. El primero de ellos es la cantidad de tiempo que se toma la aplicación para almacenar las fotos en la galería. Varios segundos, en muchas ocasiones, lo que impide que la visualices de forma inmediata.

Sabemos de sobra que más megapíxeles no significan mejores fotos, sólo mayor resolución. Por eso otros fabricantes innovan en otros aspectos, como la cámara dual. Para el Xperia XZ, Sony se ha mantenido en sus trece y se va a los 23 MP en la cámara principal y 13 en la de selfies, con Sensor Exmor RS f 1/2,3" y gran angular de 23mm en el caso de la primera.

Galería de fotosFotografías tomadas con la cámara del Sony Xperia XZver las 26 fotos

El inconveniente de aumentar hasta el límite la resolución de las fotografías es que el peso del archivo se dispara. Si te compras un móvil como el XZ para hacer fotos, se hace imprescindible una buena Micro SD, o pasarás apuros con el espacio de almacenamiento.

El resultado de las fotos es cuestionable, sobre todo debido a la ausencia de estabilizador de imagen, sólo presente a la hora de grabar vídeo. Esto provoca que casi todas las fotos salgan movidas en los extremos alejados del foco. No vas a tener más remedio que llevar contigo un trípode o trabajar un pulso de hierro. 

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Los dos modos principales son el manual y el automático superior. En el segundo de ellos, el software de la cámara reconoce automáticamente la escena y le aplica el modo que más le convenga, mientras que en el manual no. En él puedes elegir el modo, dejarlo en automático o modificar otros parámetros.

El tiempo de exposición es manipulable. Si quieres sacar fotos de objetos que se mueven a gran velocidad, es un ajuste que resulta muy útil. Para comprobarlo, hemos comparado la misma foto hecha a una fuente en modo automático superior y en modo manual. La diferencia no se aprecia, aunque se nota mayor nitidez en el modo manual cuando amplías bastante la instantánea.

De noche, la calidad de las fotos baja más de lo que debería. Cuenta con flash y flash de relleno, aunque la diferencia se nota muy poco en distancias cortas. Precisamente cuando tratas de enfocar objetos cercanos, se notan algunas dificultades para dotar a la instantánea de profundidad de campo.

Eso sí, sin estabilizador cuesta bastante hacer una buena foto de forma casual, en especial si tienes problemas a la hora de mantener el móvil a pulso. Puede llegar a ser desesperante, lo que convierte a Xperia XZ en una buena cámara que podría dar mucho más de sí.

Y otra cosa más: los 23 MP te sirven si te conformas con imágenes en 4:3. Para sacarlas en 16:9 tendrás que reducir la resolución a 20 MP. Aun así, es más que suficiente y apenas se nota la diferencia. A la cámara de un móvil de gama alta se le debe exigir mucho más que un buen puñado de megapíxeles.

Como contrapunto a esta opinión ciertamente crítica de la cámara del Sony Xperia XZ, hay que decir en su favor que capta el movimiento y los colores realmente bien y de forma intensa y que enfoca con sorprendente rapidez. Es uno de los puntos de los que Sony más se enorgullece, y hace bien en hacerlo.

Samsung Galaxy S7 Edge: el análisis más completo

Por su parte, la cámara frontal para selfies tiene 13 MP, más que la mayoría de cámaras principales, aunque repite los mismos errores que su hermana mayor. Sí, tiene muchos modos y opciones, como el HDR o el Modo Nocturno, pero sólo puedes usarlos en modo manual si bajas la resolución a 8 MP.

El vídeo llega hasta los 4K, aunque no aparezca en las opciones aportadas por el software de la cámara sino como un modo aparte. El vídeo en 2K sí es mucho más accesible, aunque sólo a 30 fps. Para grabar en 60 fps tienes que reducir su resolución hasta 1080p, cifra que tampoco está nada mal. Aquí sí se hace presente el estabilizador de imagen, probablemente la mayor desventaja encontrada en la review del Xperia XZ.

En cuanto al estabilizador, una de las apuestas de Sony, hay que decir que efectivamente permite grabar vídeo de forma nítida sin trípode ni apoyo artificial de otro tipo. La cámara de este smartphone también logra captar con éxito el movimiento, de forma fluida y transmitiendo una sensación de naturalidad que otros móviles no logran.

Un móvil con carga no tan rápida

2.900 mAh de batería alumbran la autonomía de este smartphone. Es una cifra bastante aceptable y bien optimizada. Con el brillo al máximo la batería del Xperia XZ te dará aproximadamente un día de autonomía, bastante más si eliges uno de los modos economizadores de batería o si le bajas el brillo al panel.

La pantalla es muy luminosa, y ya sabemos que este apartado del hardware es el que más batería consume. En el Xperia no es necesario tener el brillo al máximo, a no ser que estés a plena luz del día. Si lo reduces, conseguirás arañar algunas horas más sin que la experiencia de usuario de empobrezca demasiado.

Izquierda y centro: evolución de la batería con uso intensivo de la pantalla. Derecha: uso normalIzquierda y centro: evolución de la batería con uso intensivo de la pantalla. Derecha: uso normal

Para hacer un análisis de la duración de la batería del Xperia XZ, lo hemos puesto a reproducir vídeo en streaming HD a través de Youtube. El resultado: 45% de gasto tras dos horas de reproducción. Teniendo en cuenta la luminosidad de la pantalla, no está nada mal. Por ejemplo, el Xiaomi Mi 5 se deja un 60% en el mismo test.

Si lo que quieres es estirar hasta los dos días de autonomía, el software del teléfono da la opción de activar el Modo Stamina. Viene a ser el equivalente al Ahorro de Batería de la mayoría de los dispositivos Android, aunque en este caso, ofrece modificar cómo de ahorrativo quieres ser con el consumo. Stamina Ultra desactiva las aplicaciones prescindibles, por lo que es recomendable sólo para emergencias.

La Quick Charge 3.0 es hoy en día prácticamente irrenunciable en un móvil de gama alta, aunque en este apartado Sony decepciona. Casi hora y media se toma para cargar el 50% de su batería y casi dos y media para una carga completa, bastante más de lo deseable. Además la compañía no incluye el cargador necesario para la carga rápida en el paquete del móvil.

Con un uso normal, de redes sociales y aplicaciones de mensajería, su autonomía no sufre deterioro. No es así si usas ciertas aplicaciones, como por ejemplo la cámara. En apenas media hora sacando fotos, la batería se deja hasta un 30% de su capacidad. Mucho cuidado a la hora de salir de casa sin un cargador encima.

Nada falla en conectividad, ni siquiera la Dual SIM

Al igual que en el resto de apartados, las características del Sony Xperia XZ en cuanto a conectividad lo colocan entre los mejores. No le falta casi de nada, y es que además del obvio 4G LTE tiene Bluetooth 4.2, WiFi Dual, NFC y USB Tipo C 1.0, aunque no tiene Radio FM, una ausencia cada vez más común.

No se echa en falta nada que tengan otros móviles del mismo rango de precio. Se pueden hacer pagos con el móvil y el USB Tipo C permite la carga rápida, aunque en el paquete no se incluye este tipo de cargador. Por lo demás, la velocidad de conexión es inmejorable y el sonido estéreo que proporcionan sus dos altavoces también es bastante nítido.

Al estar situados en la zona frontal, el sonido en manos libres es oye bien en casi cualquier circunstancias. Algo parecido ocurre con el chip NFC, colocado justo a la izquierda de la cámara de selfies.

Si hay que destacar algo más, sin duda es la tarjeta SIM Dual, que permite tener dos líneas activas simultáneamente. Una de las ranuras se puede utilizar para ampliar su capacidad de almacenamiento en 256 GB, además de los 32 o 64 que de almacenamiento interno. Un detalle positivo de Sony es que la bandeja de las SIM es extraíble sin necesidad de utilizar un pin, aunque esto atañe más al diseño que a la conectividad.

La conexión a Internet es todo lo veloz que cabría esperar de un móvil de gama alta. No hay apenas diferencias con otros que tienen 4G de última generación.

Compara los precios de todos los móviles con carga rápida de Amazon España

Buen intento, Sony

El XZ es un buen intento de la marca japonesa por mantener un pie en la gama alta. Sin embargo, por varios motivos sabe a poco y parece insuficiente. Aunque es un móvil muy potente, presenta algunas carencias que son difíciles de justificar a estas alturas. La principal es la ausencia de estabilizador óptico en la cámara de fotos.

Cierto es que es un smartphone que sirve prácticamente para todo, con una buena pantalla y un diseño que a gran parte del público puede parecerle atractivo, aunque es cuestión de gustos. La SIM Dual es una característica interesante, que podría impulsar una buena opinión del Sony Xperia XZ tras la review, pero permite pasar por alto otros problemas, como la lentitud de la carga rápida.

El precio del Sony Xperia XZ tiene un precio de unos 699€ en España. Sin duda es un teléfono que merece la pena a cualquier tipo de usuario, pero cuyo coste podría haber sido más ajustado. Al final, ningún teléfono es difícil hacer un análisis pormenorizado sin comparar, este Xperia sufre y mucho en comparación con los principales tope de gama del mercado.

Galería de fotosLos mejores móviles de 2016ver las 18 fotos

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware99/10
  • Software88/10
  • Cámara99/10
  • Batería88/10
  • Conectividad1010/10
  • Calidad/precio77/10