El grafeno blanco sería la clave para refrigerar dispositivos

grafeno blanco refrigerante

La disipación de calor, o al menos su control, es uno de los principales problemas de la electrónica hoy en día. A todo el mundo nos parecía perfectamente normal que nuestro televisor o nuestro ordenador se calentasen cuando llevábamos varias horas utilizándolos. Sin embargo, con la llegada de los smartphones el sobrecalentamiento ha empezado a ser un problema por un factor muy claro: lo tenemos en el bolsillo. Así que ahora toca buscar nuevas formas de refrigeración, como el grafeno blanco. 

Normalmente, el grafeno es una lámina de carbón de un átomo de grosor distribuida en forma de exágono. Su capacidad de transmisión es increíble, tanto en lo que se refiere a calor como a electricidad. Sin embargo, el grafeno blanco (h-BN) tiene el mismo tamaño y a misma forma, pero es un aislante. Tanto eléctrico como calorífico. 

Así que ahora los investigadores están probando una solución para el control de calor con grafeno blanco para la siguiente generación de dispositivos electrónicos. Se trata de un proyecto ambicioso, pero que podría hacer la vida mucho más fácil a los fabricantes. 

Los 7 usos más curiosos del grafeno

La refrigeración está siendo un enorme quebradero de cabeza para los grandes fabricantes. HTC se ha encontrado con que la mala disipación del calor ha sido uno de los grandes problemas de su último terminal, el HTC One M9. Parece ser que el metal de los cuerpos de los smartphones de gama alta está causando que la refrigeración sea aun peor que con el policarbonato. 

Imagen frontal de HTC One M9

One M9 HTC

Amazondesde 385,53VER OFERTAS

Nota de análisis

81

Por supuesto, antes de usar el grafeno blanco como refrigerante tendrían que solucionarse un montón de problemas, como la creación de elemntos en 3D que pudieran cumplir la función (os regordamos que tienen un átomo de grosor). Por el bien de nuestros dispositivos, esperamos que la solución llegue pronto.