Los peligros de las impresoras 3D

Los peligros de las impresoras 3D

Los antiguos egipcios ya guardaban los objetos valiosos tras las cerraduras. Y este mismo principio apenas ha cambiado en todos estos años: sólo quien tenga la llave apropiada, puede abrir. Sin embargo, ahora este concepto de seguridad se puede estar tambaleando: con ayuda de una impresora 3D moderna y unos cuantos conocimientos, se puede imitar prácticamente cualquier llave.

Hace poco, un caso espectacular levantó ampollas. Una fotografía que apareció brevemente en una página del ‘Washington Post’ lo puso a rodar todo. Entre otras cosas, aparecía un juego de llaves maestras para cerraduras TSA (que tienen la mayoría de maletas). Con estas siete llaves, los empleados de aduanas pueden abrir maletas con facilidad, si sospechan de su contenido.

Llaves maestras

La foto se distribuyó rápidamente por Internet y cayó en las manos del francés Steven K. La imagen le bastó para reconstruir seis de las siete llaves maestras, como modelo 3D. Y puso los ficheros a disposición de todo el mundo, como plantilla para impresoras 3D. Él mismo no pudo probar sus creaciones, porque no disponía de ninguna cerradura TSA (a diferencia de otros propietarios de impresoras 3D de todo el mundo). Y estos demostraron, mediante vídeos, que las imitaciones funcionaban. Así que cualquiera puede imprimirse el juego con una impresora 3D comercial y utilizar las llaves para abrir maletas sin esfuerzo y sin llamar la atención.

PocketMaker, una impresora 3D de bolsillo

Computer Hoy lo ha probado

En cualquier caso, ante estos hechos, una pregunta flota en el ambiente, ¿realmente es tan sencillo? Computer Hoy lo ha probado y la impresión de llaves, a partir de plantillas de Internet, funcionó perfectamente. Con las llaves se pudieron abrir en un momento todas las maletas con cerradura TSA que se pudieron encontrar. La conclusión que se obtiene de todo esto es la siguiente: las cerraduras TSA certificadas por los organismos de seguridad ya no ofrecen casi ningún tipo de protección. Y eso no es todo, también se consiguió copiar con la mayor facilidad del mundo la llave de una cajonera (ver recuadro superior de la siguiente página) sin utilizar ningún tipo de plantilla. Todo lo que se necesitó para ello fueron dos fotografías tomadas con un smartphone (las cuales puedes hacerse en cuestión de segundos de cualquier llave y sin levantar sospechas).

No obstante, las copias únicamente funcionaban si se utilizaba para ello una impresora de calidad (de la gama de 1.000 € o superior). Las copias  que se obtenían con las impresoras baratas eran demasiado imprecisas. 

5 usos domésticos de la impresión 3D

Sin embargo, las llaves copiadas no se limitan solamente a maletas y cajoneras. Los expertos dicen estar en disposición de poder copiar incluso llaves de seguridad. Y, para ello, bastan también sólo dos fotografías. Como alternativa, se puede utilizar el código troquelado en la llave, para identificar los dientes de la llave. Aparentemente es suficiente con sólo una foto de la cerradura para averiguar la llave apropiada y crear una plantilla 3D.

Eric Wustrow, de la Universidad de Michigan, lo demostró hace poco. La herramienta Web Keysforge, que él mismo ha programado, realizaba el procedimiento de una forma completamente automática. Incluso, parece que es posible reconstruir llaves de seguridad, aunque estas tienen un perfil propio y además muy pocas indentaciones (entre cinco y seis).

Las llaves maestras

Las que más peligro corren son las llaves maestras, tal y como demuestra el caso de TSDA. En la Red puedes encontrar incluso plantillas para esposas, vitrinas publicitarias o para ganzúas, con cuya ayuda es posible abrir diferentes tipos de cerradura. Y, si quieres reconstruir una llave, ni siquiera necesitas una impresora 3D. Los servicios de impresión online como i.materialise las crean de plástico y te las mandan luego a casa por correo, todo ello por un par de euros.

Descubre todas las impresoras 3D en Amazon

¿Así que las llaves clásicas no sólo son poco prácticas, sino también inseguras? Wustrow está convencido de que las llaves tradicionales tienen los días contados. El avance en las impresoras 3D es muy veloz y resulta demasiado sencillo copiar la forma de una llave.

Los expertos como Christoph Clasen, de la Policía Criminal de Westfalia-Renania del Norte (Alemania), lo contradice (ver entrevista a la derecha). Los perfiles de llaves de alta calidad, por ejemplo con elementos móviles o dientes con imanes integrados hacen que sea ‘casi’ imposible realizar una copia actualmente. Los ladrones convencionales prefieren otros métodos, las llaves impresas les supone demasiado esfuerzo.

Así de fácil es copiar la llave:

  • Coloca la llave sobre el papel milimetrado y hazle dos fotos.
  • Mezcla las fotos de la parte superior e inferior en un programa de CAD.
  • Abre el modelo 3D terminado con el software de la impresora.
  • Lleva a cabo todos los ajutes necesarios e imprime.
  • Finalmente comprueba que funciona.