Una de cada tres familias españolas tendrá un TV "conectado"

El 35% de los hogares de nuestros país disfrutará, a finales de año, de un televisor con conexión a Internet. Esta es una de las interesantes conclusiones a las que ha llegado GfK en un reciente estudio elaborado sobre la situación actual y la evolución de los mercados de tecnología y contenidos. De ese total, 2,7 millones serán Smart TV y el resto conectará con Internet a través de otros dispositivos como consolas, smartphones, tablets o set top boxes. 

La coexistencia de las cuatro pantallas (televisor, PC, tablet y smartphone) durante los próximos cinco años generará una venta de dispositivos de 100 millones de unidades y potenciará la creación de contenidos digitales como servicios de vídeo bajo demanda o nuevos canales que permitirán personalizar los contenidos al usuario.

La tele del futuro

En cuanto a la tendencia que seguirán estos productos en los próximos años no hay grandes sorpresas aunque sí cierta aceleración en el desarrollo de nuevas tecnologías y funcionalidades. Todas ellas representadas en Berlín, en IFA 2013. La tele del futuro será Ultra HD, antes 4K, en cuanto a la resolución se refiere y que alcanza una calidad 4 veces mayor que el Full HD. Gracias al Ultra HD es posible mejorar la emisión en alta definición, e incluso el Blu-ray, y el desarrollo del 3D sin necesidad de gafas (Toshiba ya lo hizo con su televisor 55ZL2). 

La tecnología OLED parece también ser la opción para los modelos que vienen. Y lo es sobre todo porque ofrecen alto brillo y contraste, y una increíble nitidez en las imágenes en movimiento. Como curiosidad, en la feria podremos ver el prototipo de una pantalla de LG ligeramente cóncava que consigue una profundidad sin precedentes gracias a la flexibilidad de las pantallas OLED, que les tilda de perfectas para el desarrollo de dispositivos móviles futuros. 

Funciones inteligentes

En su evolución las Smart TV incorporan una gran cantidad de apps para acceder a los últimos servicios que ofrecen por lo que necesitaban de actualizaciones de sus interfaces para una mejor visualización y un uso más sencillo. Además, la nueva generación de procesadores multinúcleo y gráficos han hecho posible una conexión a la Red rápida y sin sustos y una visualización de vídeos de calidad. 

El control, sin duda, de estos televisores será de manera remota bien a través de teclados, touchpad, tablets o smartphones, o más interesante aún, mediante el uso de los gestos y la voz. En IFA 2013 veremos un prototipo capaz de manejar los impulsos del pensamiento para controlar las funciones electrónicas y prescindir incluso de la voz. Increíble ¿verdad? Estaremos allí para daros todos los detalles.

Pero los Smart TV sin contenidos no valen mucho, de ahí que se estén estableciendo alianzas entre las distintas marcas para un acceso a Internet con especificaciones comunes que permitan un mejor suministro a los proveedores y una mayor calidad técnica.