Diseñan una lente que permitirá fabricar cámaras ultrafinas

lente plana ultra delgada

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Utah en Estados Unidos ha diseñado un nuevo método para crear lentes planas y ultra delgadas. Gracias a este avance será posible la fabricación de cámaras tan finas como una hoja de papel

Hasta ahora, los investigadores pensaban que era inviable desarrollar cámaras con lentes planas y ultra finas, debido a que la ausencia de curvatura impediría la correcta reflexión de la luz, dando lugar a distorsiones y aberraciones cromáticas. 

Cuando la luz pasa a través de lentes se produce un fenómeno conocido como refracción, que consiste en el cambio de dirección que experimenta la onda al pasar de un medio material a otro. Este principio se puede observar cuando introducimos un objeto en un vaso de agua y visualmente parece que está doblado.

Para corregir la refracción, las cámaras cuentan con múltiples lentes curvadas que tienen la finalidad de concentrar todos los colores de la luz en un solo punto. Son necesarias diversas ópticas porque cada color tiene una longitud de onda distinta, de manera que se precisan diferentes curvaturas para que todos los colores tengan la misma concentración. 

Sin embargo, el nuevo procedimiento que ha descubierto este grupo de ingenieros obtiene como resultado lentes planas que pueden realizar la misma función de la curvatura, haciendo que la luz converja en el mismo punto y evitando el efecto de la refracción.

Lente para cámaras de fotos

Este tipo de óptica se denomina lente superacromática y utiliza una geometría de microestructura para llevar diferentes longitudes de onda al mismo punto de enfoque. 

Las que han desarrollado estos investigadores pueden ser hasta diez veces más finas que el grosor de un cabello humano, lo que permitirá fabricar cámaras más delgadas que una hoja de papel. Además, se pueden producir en cualquier material transparente, como vidrio o plástico.

Las mejores cámaras compactas de 2015

El equipo continuará trabajando para mejorar la calidad de imagen de estas nuevas lentes, y consideran que dentro de cinco años aproximadamente estarán listas para sustituir a las convencionales.

Además de en las cámaras de fotos digitales y de los smartphones, la nueva óptica se puede aplicar también en drones y dispositivos médicos.