10 claves para conocer la nueva ley del comercio electrónico

10 claves de la nueva Ley del Comercio Electrónico

Aún a pesar de la crisis económica, el comercio electrónico aumentó sus cifras en España durante 2012, hasta alcanzar los 10.900 millones de euros de volumen de negocio. Pero las leyes que rigen las transacciones online no están tan evolucionadas como las del comercio tradicional. Y, lo que es peor: cada país de la Unión Europea tiene las suyas propias. Todo esto va a cambiar en junio de 2014, cuando se ponga en marcha la nueva Ley General de Consumidores y Usuarios, que igualará todas las normativas europeas.

Esta nueva ley protegerá mejor a los consumidores, pero también a las tiendas, que actualmente tienen que cargar con devoluciones no justificadas y otros abusos por parte de compradores que se aprovechan de la distancia o el trato indirecto en sus compras por Internet.

Trusted Shops es un sello de calidad que evalúa a más de 15.000 tiendas online en toda Europa bajo más de 70 estrictos controles de calidad, y sólo otorga su sello si superan todas las pruebas. Con la aprobación del anteproyecto de reforma de la Ley General de Consumidores y Usuarios en España el pasado 19 de abril, Trusted Shops ha analizado su contenido y ha extraído 10 claves para conocer las nuevas reglas del Comercio Electrónico, que como hemos comentado entrarán en vigor en junio de 2014.

Básicamente, lo más destacable es la fijación del período de desistimiento, es decir, el plazo que tiene el comprador para devolver un producto. Este plazo aumentará a 14 días en todos los países de la Unión Europea. Sin embargo, también aumentan las excepciones a este derecho, por ejemplo si es un producto que puede poner en peligro la salud y la higiene, y que también haya sido desprecintado.

También se fijan nuevas reglas para evitar los cargos encubiertos, prohibiendo marcar opciones adicionales por defecto. Los teléfonos de atención al cliente deberán ser números de tarifa estándar.

* 10 Claves para Entender la Nueva Ley General de Consumidores y Usuarios (Trusted Shops)

  1. Información previa al contrato: Se incrementa la información que se debe facilitar a los consumidores en los contratos a distancia y fuera del establecimiento del empresario.
  2. Plazo de desistimiento: El plazo para ejercer el derecho de desistimiento pasa a ser 14 días naturales para todos los Estados miembros. De no facilitarse información previamente, el período de desistimiento expirará 12 meses después de la fecha de expiración del período de desistimiento inicial.
  3. Modelo informativo sobre el derecho de desistimiento: Se introduce un nuevo modelo informativo sobre el derecho de desistimiento para todos los Estados miembros.
  4. Formulario de devolución: Se introduce un formulario de desistimiento que deberá facilitarse junto con la información previa al contrato.
  5. Excepciones del derecho a la devolución: Se aumentan y amplían las excepciones del derecho de desistimiento, por ejemplo con los bienes precintados que no sean aptos para ser devueltos por razones de protección de la salud y de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega.
  6. Consecuencias del desistimiento: Consumidor y empresario deberán restituirse recíprocamente las prestaciones antes de que transcurran 14 días naturales desde la comunicación del desistimiento. Se introduce un derecho de retención a favor del empresario, el cual puede retener el reembolso del precio hasta haber recibido los bienes o una prueba de su devolución. Este derecho de retención no se aplica si el empresario se ha ofrecido a recoger los bienes.
  7. Costes de envío originario: En caso de devolución, el empresario reembolsará al consumidor los costes del envío originario, salvo que el consumidor haya elegido una modalidad de coste diferente a la ordinaria.
  8. Botón de pedido: El botón de pedio ha de indicar claramente que el cliente se obligó al pago (p. ej. ““comprar ahora” o “ “pedido con obligación de pago”). En caso contrario, el consumidor no quedará obligado por el contrato.
  9. Cargas encubiertas: Se incluyen disposiciones contra las llamadas “cargas encubiertas”. El consumidor ha de otorgar de forma expresa su consentimiento para todo pago adicional a la obligación contractual principal. De haberse seleccionado por defecto el pago adicional, (p. ej. si la casilla de contratación de un seguro de viaje se encuentra marcada por defecto) el consumidor tendrá derecho al reembolso del mismo. Además, queda prohibido facturar por los medios de pago cargos superiores a los asumidos por el empresario.
  10. Líneas de atención al cliente: En caso de que el empresario opere una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el consumidor no estará obligado a pagar más de la tarifa básica.