The Fappening 2.0, nuevas fotos robadas de actrices famosas, es real

The Fappening 2.0, nuevas fotos robadas de actrices famosas, es real

Ha vuelto a ocurrir. The Fappening 2.0 ya es una realidad. Alguien no ha aprendido la lección, y las consecuencias puedes ser muy graves para su imagen pública, porque estamos hablado de imágenes íntimas y privadas de actrices famosas, algunas de carácter pornográfico, que han sido robadas y colgadas en Internet.

Si hace unos días salieron a la luz las fotos robadas de Emma Watson y Amanda Seyfried, como un hecho aislado, este fin de semana se han filtrado cientos de fotos íntimas de otras actrices, cantantes y modelos como Katie Cassidy, Angie Miller, Lacey Banghard, y otras muchas que tampoco es cuestión de airear, por respeto a su intimidad.

Las fotos varían desde el simple posado de Emma Watson para una firma de ropa, que no resultan nada sonrojantes, a los típicos selfies sin ropa frente al espejo de otras actrices. Pero también hay fotos de carácter pornográfico que suponen un grave perjuicio para las personas que aparecen en ellas. Y en todos los casos se trata de una gravísima intromisión en la privacidad de las personas.

Las mejores apps para proteger y ocultar archivos de tu Android

De momento no hay datos sobre el origen de las fotos o la identidad de los ciberdelincuentes que se han hecho con ellas y las han publicado en Internet. Se habla de una nueva filtración a través de claves robadas de iCloud y Gmail, pero no hay confirmación oficial. Algunas actrices implicadas han hablado en boca de sus abogados, anunciando acciones legales. Aunque de momento estas acciones no tienen destinatarios.

Estas filtraciones de fotos robadas de actrices desnudas son un calco de las ocurridas hace casi tres años, en un escándalo que se bautizó con el nombre de The Fappening. El hacker Ryan Collins fue detenido y confesó haber obtenido las claves de las cuentas de las famosas usando un procedimiento tan viejo y sencillo como el phishing: envió emails haciéndose pasar por Apple o Google, en donde pedía las contraseñas para solucionar un problema de seguridad. Increiblemente, docenas de personalidades famosas picaron el anzuelo. Todo apunta a que en esta ocasión ha ocurrido algo similar. Ryan Collins fue condenado a 5 años de prisión, pero eso no parece haber asustado a los hackers que han vuelto a publicar en Internet estas nuevas fotos robadas de actrices famosas.

Y algo nos dice que The Fappening 2.0 no ha terminado aún...

Galería de fotosLos 11 selfies más extraños y bizarros jamás vistosver las 11 fotos