El avión del juicio final que siempre acompaña a Donald Trump

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El avión del juicio final que salvaría a Donald Trump en caso de ataque nuclear

Si ahora mismo hay tres palabras que están en boca de todo el mundo -desde hace casualmente 100 días- esas son, sin duda, "Trump", "guerra" y "nuclear". El actual presidente de Estados Unidos es ahora mismo una de las personas más mediáticas de todo el planeta, y todos los focos de la prensa están puestos en él. Una de las escenas que con más frecuencia abre las noticias de Donald Trump es la del presidente bajando las escaleras de su Air Force One, pero... ¿sabías que este avión viaja siempre seguido por otro avión que ya se ha ganado el sobrenombre de "Pentágono con alas"?

El Air Force One ha protagonizado infinidad de películas en la industria de Hollywood, pero en muy raras ocasiones los servicios secretos de Estados Unidos han estado dispuestos a abrir las puertas de un avión que siempre ha estado acompañado de una gran sombra de misterio. Y si ya es difícil acceder al interior de este avión presidencial, más difícil todavía es conseguir imágenes del Boeing E-4B Nightwatch, el avión que siempre viaja detrás del Air Force One para servir al presidente en caso de guerra nuclear (o cualquier otro desastre global).

En contadas ocasiones han permitido las autoridades de EEUU que los medios graben los entresijos del interior de este avión, pero tal y como ha rescatado el diario inglés Mirror.co.uk resulta que en la red existe un vídeo relativamente reciente (subido en el año 2013) en el que se pueden ver muchos de los secretos que oculta el Boeing E-4 Advanced Airborne Command Post. Este avión va siempre detrás del Air Force One allá donde se desplace Donald Trump, y tiene la capacidad de permitir al presidente seguir dirigiendo la nación incluso en el caso de que estalle una guerra.

Este Boeing modificado especialmente para las exigencias del mando militar puede estar en contacto con un submarino nuclear incluso en caso de que la comunicación en tierra firme se haya visto afectada por alguna explosión, y eso es posible gracias a su antena TWA, la cual está compuesta por una bobina enrollada de ocho kilómetros (sí, kilómetros) de longitud.

Galería de fotosAsí es por dentro el avión que siempre va detrás del Air Force One de Donald Trumpver las 11 fotos

Donald Trump y el Reloj del Apocalipsis: vamos a morir todos

El Boeing E-4B Nightwatch es uno de los cuatro aviones Boeing 747 que EEUU compró a Boeing en los años de la Guerra Fría, y nada tiene que ver con el Boeing 757 que ocasionalmente Trump utiliza en sus viajes personales para desplazarse a lo largo y ancho del planeta. Este avión está operado por los miembros de más alto rango del ejército estadounidense (tiene capacidad para 112 pasajeros), y sus características no dejan a nadie indiferente: tiene una velocidad máxima de 969 km/h, puede estar operativo en el aire durante más de 72 horas de forma ininterrumpida y sus sistemas están diseñados de tal forma que no se verían afectados incluso en caso de una explosión nuclear.

Todos los componentes de este avión están diseñados para resistir al llamado pulso electromagnético (PEM), el cual se produce siempre que tiene lugar una explosión nuclear, dejando inservible cualquier aparato electrónico que haya en las proximidades. Lo curioso es que el ejército estadounidense tiene siempre listo el avión para su despegue inmediato cuando Trump se encuentra dentro de Estados Unidos, y desde su base en Omaha (Nebraska) puede dirigirse a cualquier punta del país en cuestión de pocas horas.

Esta máscara de Donald Trump es lo que estabas buscando

El avión tiene la capacidad de ser repostado en vuelo, y eso es lo que permite que tenga la capacidad de superar los dos, tres e incluso cuatro días de vuelo prácticamente ininterrumpido. Tras un único repostaje en tierra firme, este avión es capaz de mantenerse en vuelo durante más de 12 horas.

Si el Boeing E-4 no deja verse habitualmente en televisión es porque no se trata de un avión muy expuesto a los focos mediáticos: lo más habitual es que aterrice en aeropuertos cercanos a los destinos a los que se dirige Donald Trump en el Air Force One, pero siempre está listo para el despegue en una distancia máxima de unos pocos cientos de kilómetros del presidente.

Invierno nuclear: qué es y por qué debemos temerlo