Las empresas pueden controlar a sus empleados en Internet

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Las empresas pueden espiar a sus empleados en Internet

En el año 2007, el ingeniero de nacionalidad rumana Bogdan Mihai Bârbulescu fue despedido después de que su empresa descubriera que estaba usando, en horas de trabajo, Yahoo Messenger para charlar con su novia y su hermano. Un año después, en el 2008, Bârbulescu presentó una queja ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por considerar que sus derechos como trabajador habían sido vulnerados.

El 1 de agosto de 2004 el Sr. Bârbulescu fue contratado por una empresa privada como ingeniero a cargo de las ventas. Por petición de sus empleadores, creó una cuenta de Yahoo con el fin de establecer un canal de comunicación con los clientes. El 13 de julio de 2007, el trabajador fue informado por sus superiores de que sus actividad en el servicio de mensajería había sido monitorizada desde el día 5 del mismo mes.

Tribunal Europeo Derechos Humanos

Los registros mostraron que había utilizado Internet para fines personales, pero el ingeniero rechazó las evidencias desde un primer momento. El 1 de agosto de 2007, solo unos días después de la notificación de la monitorización, el contrato de Bârbulescu fue rescindido por “incumplimiento de la normativa interna de la compañía”, que prohibía el uso de los recursos de la misma para fines personales.

Las 5 mejores apps para ayudarte a buscar trabajo

En un primer movimiento, el trabajador presentó una denuncia ante los tribunales alegando que su derecho a la correspondencia privada había sido violado. Sin embargo, la corte desestimó el caso por considerar que el reglamento de la compañía era muy claro sobre este tema. Tras apelar la sentencia, el Tribunal de Apelación mantuvo el veredicto.

Consecuencias de usar Internet en el trabajo

Bârbulescu presentó entonces el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), incluyendo en el proceso a la justicia rumana porque, según él, el juicio había sido injusto. El TEDH, finalmente, desestimó el argumento de que la empresa había abusado del derecho a la correspondencia privada. Añadió que “el empleador quería verificar que los empleados estaban realizando sus tareas en horas de trabajo”. En palabras de los jueces, la compañía había accedido a estos mensajes creyendo que los contenidos eran solo profesionales.

Los 10 trabajos más extraños del mundo

La sentencia de este tribunal ha creado un precedente, legalmente sólido, sobre el derechos de los trabajadores a enviar mensajes privados personales durante su horario laboral. Esto quiere decir, los empleados en Europa deben ser prudentes y pensar cuidadosamente sobre el uso de Internet en el trabajo porque, después de este pronunciamiento de la justicia, las empresas ya pueden monitorizar esta clase de comunicaciones online.

[Fuente:theguardian]