Juego de la Ballena Azul: cómo evitar que tu hijo participe

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Consejos de seguridad contra el juego de la Ballena Azul.

El peligroso juego de la Ballena Azul ya está en España, y tras varios casos que han terminado con intentos de suicidio la Policía está en alerta máxima. Sin embargo, es prácticamente imposible frenar su expansión, por lo que la pelota queda en el tejado de los padres.

La Ballena Azul es un juego que incita al suicidio y en el que hay que pasar una serie de pruebas para ganar la confianza suficiente antes de acabar con tu vida. En algunos países de Latinoamérica es una auténtica y macabra sensación, algo contra lo que luchan ya las autoridades españolas.

En Computer Hoy nos abstenemos de difundir las pruebas de la Ballena Azul, centrándonos en una serie de consejos para que los padres pueden evitar a tiempo que su hijo tome parte en esta especie de competición mortal.

A continuación, resumimos brevemente en varios puntos qué puedes hacer para evitar que tu hijo participe en este “juego” y cómo identificar si ya ha comenzado a tomar parte en él.

Evita que navegue solo por internet

Hoy en día prácticamente todos los adolescentes tienen un móvil con acceso a Internet. Vigilar qué tipo de información lee es cada vez más complicado, aunque ante una situación de emergencia como la del juego del suicidio conocido como Ballena Azul todas las precauciones son pocas.

Durante un tiempo y hasta que pase la alarma, una buena forma de evitar que se sume a la fiebre es vigilarlo cuando navegue desde el ordenador o desde el móvil.

Todos los routers con control parental integrado que puedes comprar en Amazon España

Vigila sus interacciones en redes sociales

¿En cuántas redes sociales está tu hijo? Como padre, deberías saberlo. Facebook, Twitter, WhatsApp o Instagram son cuatro en las que tiene cuenta con casi total seguridad. Al menos cuatro de ellas son públicas, a menos que haya decidido echar el candado a su cuenta.

Si conoces su dirección, puedes ver qué tipo de mensajes publica para saber si está participando o tiene intención de hacerlo. Si quieres ir más allá, no es ilegal acceder a sus cuentas en estas redes sociales si se trata de un menor.

Infórmale directamente sobre el juego

También es recomendable informarle sobre el juego, en qué consiste y qué consecuencias tiene. De esta forma se puede apagar su curiosidad antes de que pase a mayores. Es posible que una prohibición o vigilancia directa le incite aún más a buscar información, así que proporcionársela puede ser buen modo de terminar con ella.

Utiliza el control parental

La mayoría de navegadores y equipos informáticos vienen con un filtro parental predeterminado. Gracias a él se puede bloquear el acceso a ciertas direcciones y contenidos.

Aunque las webs en las que se distribuyen todos los retos de la Ballena Azul pueden esquivar el bloqueo, siempre es mejor que permitir el acceso libre a las mismas.

Hay routers WiFi que lo traen preactivado, aunque siempre puedes ponerte en contacto con tu compañía de Internet para más información.

Ante cualquier sospecha, denuncia

Frenar la difusión y participación en esta peligrosa actividad es tarea de todos. La parte más importante es la prevención, y la clave de la misma es denunciar a cualquier grupo o persona que esté difundiendo o incitando al suicidio a los más jóvenes.

Si detectas que tu hijo está en un grupo de Facebook, WhatsApp o cualquier otra red social en la que se incita a jugar a la Ballena Azul, ponte en contacto de forma inmediata con la Policía. Puedes hacerlo a través de su cuenta de Twitter @Policia y también a través del teléfono gratuito 091.