Hoy empieza a funcionar el nuevo GPS de Europa: llega Galileo

Galileo, el GPS de la Unión Europea

El 99% de los dispositivos electrónicos -móviles incluidos- utiliza el sistema GPS (Global Positioning System) para ubicar la localización del usuario. Pero el GPS es un sistema que en realidad pertenece a Estados Unidos, y a partir de hoy -jueves, 15 de diciembre- la Unión Europea ha puesto en marcha los satélites que darán vida a Galileo, el que será el sistema de ubicación propiedad de Europa.

Galileo ha costado más de diez mil millones de euros, y han sido necesarios 17 años de trabajo para finalizar el proyecto. Al igual que el GPS es el sistema satélite de Estados Unidos y GLONASS es el de Rusia, ahora la Unión Europea puede presumir de tener su propia navegación por satélite. Es un sistema de localización mucho más rápido, y en principio debería ofrecer resultados de ubicación más precisos que el GPS.

La mala noticia es que lo más probable es que tu actual móvil no sea compatible con este nuevo sistema. A no ser que tengas un BQ Aquaris X5 Plus o un Huawei Mate 9.

Galileo es un sistema de navegación alternativo al GPS

A día de hoy, el Aquaris X5 Plus -cuyo análisis puedes leer en este enlace- y el Mate 9 -cuya review está aquí- son dos de los pocos móviles del mercado en incorporar compatibilidad con la ubicación de Galileo. Lo integran de forma complementaria al GPS y al GLONASS, y a partir de hoy los propietarios de estos teléfonos podrán empezar a utilizar el nuevo sistema de la Unión Europea para mejorar la precisión de su ubicación.

El "GPS de Europa" está formado por un despliegue de 18 satélites que actualmente ya se encuentran dando la vuelta alrededor de la Tierra. Está previsto que en los próximos meses se añadan más satélites, hasta alcanzar una cifra cercana a los 30 satélites orbitando alrededor del planeta.

Pero, tal y como mencionan en GSMArena.com, muchos de los móviles que incorporan modelos recientes de procesador Snapdragon de Qualcomm -véase el Snapdragon 820 o el 650- también deberían ser compatibles con Galileo. Pero primero sería necesaria una actualización de sistema operativo, cosa que todavía ningún fabricante ha confirmado.

[Más información: Página de la agencia europea de navegación por satélite]