Qualcomm pide a un juez que prohíba la venta del iPhone en China

Qualcomm pide a un juez que prohíba la venta del iPhone en China

Apple emplea tecnologías inventadas por Qualcomm, sin pagar por ellas.

Con este argumento Qualcomm ha cursado una denuncia contra Apple, exigiendo a un juez que prohíba las ventas del iPhone en China. Es una noticia que no ha sorprendido a nadie, como tampoco el castigo que exige a la Compañía de la Manzana. 

Qualcomm y Apple llevan desde principios de año enzarzados en los tribunales, cursándose denuncias una a otra. De momento Qualcomm ha perdido dos juicios por patentes contra Apple, y también tendrá que pagar una multa de 773 millones de dólares en Taiwan por violar la ley de la competencia, aunque ha recurrido el resultado del juicio.

En esta nueva demanda cursada el 29 de septiembre, Qualcomm denuncia a Apple por infringir tres patentes tecnológicas. La más conocida es la tecnología Force Touch de Apple, que detecta distintos grados de presión del dedo sobre la pantalla. Qualcomm afirma que la inventó ella, y Apple no paga nada por usar dicha patente. "Es uno de los ejemplos de las tecnologías de Qualcomm que Apple usa para mejorar sus dispositivos e incrementar sus beneficios", asegura Christine Trimble, portavoz de la compañía.

¿Qué ocurriría si un juez prohíbe a Apple vender el iPhone 8, iPhone 8 Plus o iPhone X en China?

iPhone 8 Plus, análisis y opinión

Lo cierto es que, tras el boom inicial, las ventas del iPhone en China han descendido drásticamente en los dos últimos años. En 2016 las ventas cayeron un 22% y en 2017 Apple ha vendido algo más de 10 millones de iPhone en China, situándose en quinta posición, por detrás de Xiaomi, Vivo, Oppo y Huawei.

El mercado chino apenas representa el 10% de las ventas del iPhone, así que una supuesta prohibición de vender allí no sería un gravísimo revés a nivel de ventas, pero sí a nivel de mercado, estrategia y oportunidades. La mayoría de las fábricas de Apple están en China, y una compañía de su envergadura no puede permitirse quedarse fuera de un mercado de 1.300 millones de personas. Pero es poco probable que la prohibición se lleve a cabo, porque los jueces no suelen acceder a ella salvo que exista un perjuicio grave contra el demandante.

Las patentes son un punto caliente en las relaciones entre las compañías tecnológicas. Sin ir más lejos, Intel denunció recientemente a Qualcomm por el alto precio que exige por sus patentes. Mientras, Apple paga casi 100€ a Samsung por cada iPhone X vendido, por este mismo concepto.

[Fuente: Android Central]

Galería de fotosiPhone 8 Plus por la noche: así son las fotografías que hace la cámaraver las 6 fotos