Programa se convierte en Gran Maestro de ajedrez en 72 horas

Programa se convierte en Gran Maestro de ajedrez en 72 horas

Una persona suele tardar varios años en convertirse en Gran Maestro de ajedrez, entrenando y estudiando jugadas todos los días.

Giraffe, una inteligencia artificial desarrollada por la University College London, es capaz de aprender a jugar al ajedrez y convertirse en Gran Maestro en sólo 72 horas. El gran logro de este software es que aprende a jugar de la misma forma que lo hace un humano.

Las máquinas que saben jugar al ajedrez no son algo nuevo. Ya en 1997, el ordenador Deep Blue de IBM ganó en una partida de ajedrez al campeón del mundo y uno de los mejores jugadores de la historia, Gari Kasparov.

Los programas de ajedrez tradicionales funcionan por fuerza bruta, gracias a su potencia de proceso. Pueden analizar miles de jugadas por segundo, así que son capaces de predecir todas las combinaciones de movimientos, por eso no cometen fallos y están capacitados para vencer a un campeón de ajedrez humano.

Giraffe no funciona así. Emplea un algoritmo de inteligencia artificial que aprende a jugar de la misma forma que lo hace un humano.

La inteligencia virtual creada por Google se pone violenta

Giraffe no conoce ni analiza todas las combinaciones de movimientos posibles. Primero estudia las piezas que hay en el tablero, y en función de las que quedan y las que están fuera, calcula los movimientos que funcionan y los que no. Como un humano, realiza pruebas de movimientos y descubre nuevas jugadas que no conocía, almacenándolas en su base de datos.

Con una mínima intervención humana y jugando consigo misma, Giraffe es capaz de alcanzar el nivel de Gran Maestro de ajedrez en tan sólo 72 horas. Su principal handicap es que no puede alcanzar el nivel de otras IAs que funcionan por fuerza bruta, y tarda mucho más en realizar sus movimientos, pero el concepto de aprendizaje aplicado a un algoritmo y el que sea capaz de razonar como una persona es su mayor logro.

[Fuente: Science Alert]