Usan iPad para calmar ansiedad antes de operaciones médicas

Usan iPad para calmar ansiedad antes de operaciones médicas

"La ansiedad es una preocupación más con la que tienen que lidiar los profesionales médicos a la hora de recibir a los niños en el hospital, pero especialmente en los momentos previos a la cirugía, lo que también se traduce en fuerte nerviosismo en sus padres", dice el Dr. Samuel C. Seiden, autor del reciente estudio que estudio que afirma que jugar con un iPad antes de una operación podría relajar a algunos niños más de lo que lo haría un sedante.

"Todo el proceso de dejar a los padres y acabar en manos de alguien con el rostro tapado por una máscara puede ser una experiencia muy traumática. Es por eso que pasamos mucho tiempo pensando en cómo podríamos reducir esta ansiedad en los niños"

Muchos hospitales han reportado el uso de música, vídeos y juegos para distraer a los niños de sus temores en los últimos años, llegando a usarse como una alternativa a la sedación.

En el estudio, publicado en la revista Pediatric Anesthesia, 108 niños de 1 a 11 años de edad fueron asignados al azar para recibir Midazolam -un sedante similar al Valium o Xanax- o un iPad Mini de Apple antes de ser anestesiados como paso previo a la cirugía.

Los investigadores comprobaron que los niños de 1 a 11 años que jugaron con el tablet mostraron una disminución de 9 puntos en ansiedad (en una escala de 0 a 100) cuando se separaron de sus padres en comparación con los niños que recibieron la sedación.

Los niños de 2 a 11 años que jugaron con la tableta cuando se estaba administrando la primera anestesia mostraron una disminución de 14 puntos en la ansiedad en comparación con los niños que recibieron un sedante.

La app de RTVE para iPad ya cuenta con soporte para Chromecast

La estancia en la sala de recuperación también fue más corta en los niños que usaban el iPad de Apple (87 minutos, frente a los 111 minutos del grupo sedado).

El estudio también demuestra que el 81 por ciento de los padres de los niños con iPad se mostraron muy satisfechos con la separación, mientras que sólo el 59 por ciento de los padres se mostraron así en el grupo de los niños sedados.

Usar un iPad para reducir la ansiedad de los niños antes de ser operados es un curioso avance médico que, además de conseguir una tranquilidad mayor en los niños, evita la posible aparición de efectos secundarios derivados del uso de sedantes.