Samsung Galaxy S6, el análisis

Samsung Galaxy S6, el análisis

Lo mejor

  • Excelente pantalla QHD
  • Cámara muy profesional
  • Carga ultrarrápida

 

Lo peor

  • Ausencia de MicroSD
  • Ligeramente resbaladizo
  • Precio
Samsung Galaxy S6

Galaxy S6 Samsung

Nota de análisis

91
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.0.2
    Tamaño 5.1 pulgadas
    Resolución 1440x2560
    Cámaras 16.0/5.0 mpx
    Capacidad 2550 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB, 128 GB
Renovarse o morir

El mercado chino empuja muy fuerte, los grandes líderes de antaño luchan por renovarse, por aportar algo exclusivo y elitista a aquellos usuarios que demandan un terminal de alta gama con un plus diferenciador.

Ya no basta con hacer un móvil potente y con las mejores prestaciones, ahora hay que innovar, hay que arriesgar y Samsung se ha dado cuenta de ello y se ha reinventado para ofrecer un modelo totalmente nuevo y premium en todos los sentidos.

La firma Coreana ha renovado completamente el cuerpo del Samsung Galaxy S6 y ha dado un salto cualitativo en cuanto diseño si lo comparamos, por ejemplo, con el S5. Adiós al plástico con aspecto de metal, hola aluminio cromado. 

Pero como es normal, Samsung, no sólo ha puesto el foco en el aspecto exterior, en la carrocería, también ha tenido muy en cuenta las prestaciones de su nuevo flagship y diseño interior de su nuevo primer espada. Adiós al Touchwiz espeso y pesado, hola nuevo software limpio, minimalista y funcional.

Tras probar y analizar el Samsung Galaxy S6 durante varias semanas podemos afirmar que este modelo se presenta como un móvil extremadamente potente y versátil, con una excelente pantalla QHD y una cámara de gran nivel. ¿Es el mejor móvil Android del mercado? Si no lo es, está muy cerca de serlo, no hay duda.

Samsung Galaxy S6 vs s6 edge banco

Diseño premium

Si repasamos las últimas notas que se han llevado los móviles de Samsung en el apartado de diseño encontramos que ninguno de ellos habían conseguido situarse en los primeros puestos. El acabado en plástico no nos acababa de convencer, pero este año, Samsung ha cambiado su estrategia y ha apostado por materiales nobles, por un diseño más cuidado aunque, eso sí, ha sacrificado algunos aspectos que quizá podríamos echar de menos y que evaluaremos más adelante.

El Samsung Galaxy S6 presenta un cuerpo unibody con acabados en aluminio y cristal y una protección total de la cuarta generación del cristal Corning Gorilla Glass tanto en la pantalla como en la trasera.

Samsung Galaxy S6 trasera

Este acabado de cristal se ha utilizado prácticamente en la totalidad del cuerpo del S6, tanto en el frontal como en la parte posterior, exceptuando el bisel, que en este caso es de aluminio. La sensación es de un acabado perfecto, aunque sí es cierto que a veces da la sensación de que el móvil se te puede escurrir de las manos en cualquier momento.

aluminio en el galaxy s6

El S6 tiene un cuerpo más ligero que el S5, con 138 gramos en lugar de 145. Sus dimensiones son de 143,4, milímetros de alto, 70 de ancho y 6,8 de grosor y hemos de decir que quizás se siente algo resbaladizo en la mano, por culpa de ese mencionado acabado cristalino. Un detalle menor, pero necesario de mencionar.

Samsung Galaxy S6 bloqueo

Dicen algunos que el nuevo S6 se parece mucho al iPhone 6, pues no seré yo el que diga lo contrario pero, si se parece, ¿cuál es el problema? Me parece una gran decisión copiar lo bueno de la competencia y mejorar los aspectos negativos de este, ¿no crees?

Galaxy S6 vs Iphone 6

El Samsung Galaxy S6 tiene un bisel redondeado de aluminio donde en el lateral derecho se encuentra el botón de encendido/bloqueo y justo debajo de él está la ranura para la tarjeta nanoSIM. Y en el lado opuesto están los botones de volumen separados y bien diferenciados. En el borde de abajo nos encontramos con el jack 3,5 para auriculares, el puerto microUSB y los altavoces, mientras que en la parte superior se encuentra el puerto de infrarrojos.

En la parte trasera nos encontramos con la cámara de 16 MP, junto a ella el flash LED y el sensor de ritmo cardiaco. El sensor de cámara sobresale mucho del cuerpo lo que provoca que el cristal del sensor esté demasiado expuesto a arañazos y pierda estabilidad sobre una superficie plana. Esta decisión tiene dos justificaciones, una con más fundamento que otra. La primera puede ser que Samsung haya apostado por esta protuberancia para poder presumir de delgadez del cuerpo y la segunda clave, y más importante, es la posibilidad de incluir un sensor óptico más potente capaz de realizar unas fotografías espectaculares, como veremos más adelante. 

Samsung Galaxy S6 llamando

Por último, en la parte frontal es donde están ubicados los clásicos sensores de luz y movimiento, la cámara frontal de 5 MP y el logotipo de Samsung (parte superior) y el botón de Home, el cual incorpora un sensor de huellas dactilares situado en la parte inferior.

Como hemos dicho anteriormente, el nuevo primer espada de Samsung cuenta con un diseño muy elegante y con unos acabados casi perfectos, pero quizá echamos de menos dos detalles que consideramos, al menos, dignos de mencionar.

Botones de volumen Galaxy S6

En primer lugar el fabricante Coreano ha prescindido de ranura para tarjeta MicroSD, un detalle que si bien podemos obviar gracias a los dos años del servicio de One Drive de Microsoft con hasta 100 GB de almacenamiento y a los 15 GB extra de bienvenida del que dispondrás con la compra de tu S6.

El otro detalle que nos hubiera gustado que se le diera continuidad es a la protección frente a agua y polvo. Esta característica resulta bastante agradable, sobre todo ahora que se acerca el periodo veraniego y a todos nos gusta poder llevar nuestro móvil a playa o piscina y hacer cualquier foto cerca del agua sin miedo a que este se nos pueda resbalar de las manos. Ya no hablamos de sacar fotos debajo del agua, puesto que esta opción no es recomendable en ningún móvil con certificación IPS puesto que la garantía, en la mayoría de los casos, no lo cubre, y el agua marina corroe el cuerpo y acaba por incidir en su buen funcionamiento.

Pantalla excelente

Los últimos alta gama de Samsung siempre se han caracterizado por pantallas brillantes con colores muy vivos y en este sentido el Galaxy S6 no es menos. La pantalla Super AMOLED muestra unos negros y blancos muy puros, colores brillantes y unos ángulos de visión excelentes.

La pantalla ocupa el 70,8% de la totalidad del cuerpo del terminal y ofrece una diagonal de 5,1 pulgadas bajo la tecnología Super AMOLED y una resolución 2560 x 1440 píxeles, lo que da una espectacular densidad de 577 ppp. Por supuesto, la tecnología es SuperAMOLED y eso se nota desde el primer segundo que se tiene el S6 en las manos. 

Bajo la luz solar no tendrás excesivos problemas de visión gracias a su ajuste de brillo, aunque sí es cierto que si llevamos este al máximo (600 nits) corremos el riesgo de que se pierda un poco la naturalidad de los colores, ya que tiende a saturarlos en exceso.

Samsung Galaxy S6 contraste pantalla

He de decir que a pesar de tratarse de una de las mejores pantallas del mercado, Samsung siempre ha presumido de ello, a simple vista, las diferencias entre otras pantallas Full HD o incluso las Retina de Apple, son mínimas. Un detalle que nos hace replantearnos la necesidad de optar por esta pantallas con el doble de resolución con respecto a una Full HD, ya que, por ejemplo, inciden negativamente en la autonomía del smartphone. Eso sí, no hay que desmerecer su calidad, contraste y definición, algo que hace que ver contenidos en 2K o 4K es toda una experiencia difícil de igualar por la competencia.

Samsung Galaxy S6 en mano

Además, mencionar un detalle sobre los posibles ajustes de la pantalla, que podrás configurar en 4 modos distintos según tus gustos y preferencias:

  • Adaptative display: permite ajustar brillo, contraste o saturación conforme a las condiciones lumínicas externas. No es compatible con apps de terceros.
  • Cine AMOLED: pensado en mejorar la visualización de contenidos vídeo.
  • Foto AMOLED: orientado a mejorar la visualización de las fotos.
  • Básico: es el que mejor optimización de batería realiza para que puedas alargar el uso de esta lo máximo posible.
Hardware

Hasta ahora hemos visto cómo el Samsung Galaxy S6 se muestra como un móvil con un gran acabado y con una pantalla realmente espectacular, pero a la hora de analizar un móvil, tenemos que poner un especial foco en el hardware, pues es lo que nos va a decir cómo se comporta y lo potente que es.

En este sentido comentar que Samsung se ha desmarcado de los procesadores de Qualcomm. Una elección que nos parece todo un acierto una vez que hemos comprobado en primera persona los problemas asociados con una alta temperatura de los procesadores Snapdragon 810. Más aún si cabe, tras ver el rendimiento del Samsung Galaxy S6 en los diferentes benchmark Android que le hemos pasado, donde los resultados son espectaculares. 

Aunque no nos gusta fiarnos en exceso de estas pruebas, sí sirven para hacernos una idea más objetiva del rendimiento del Galaxy S6 en comparación con otro smartphone Android. En este sentido vemos cómo el S6 se muestra muy por encima de cualquier otro, con permiso, eso sí, del S6 Edge, su hermano mayor.

En Antutu Benchmark V5.7.1 ha conseguido alzarse con la nada despreciable cifra de 65.234 puntos, situándose muy por encima de su competencia:

Antutu benchmark s6

A través de Geekbench 3 podemos observar cómo ofrece 1.469 puntos en mono núcleo y 5.150 en multinúcleo:

Geekbench 3

Pero no sólo hemos visto este excelente rendimiento a través de estos resultados, también lo hemos comprobado en nuestras carnes. Este smartphone se ha mostrado único en su especie desarrollando varias acciones en multitarea, gestionando la edición de vídeos o fotos, en juegos exigentes y en cualquier otra tarea que requiera un buen trabajo de todo el hardware. 

Samsung Galaxy S6 juegos

Pero, ¿qué es lo que posibilita este excelente rendimiento? Los culpables de esta buena respuesta son la combinación de los siguientes elementos: procesador Exynos 7420 de 64 bits y ocho núcleos, cuatro de ellos a 2,1 GHz y otros cuatro a 1,5 GHz,  GPU Mali-T60 y 3 GB de memoria RAM LPDDR4

Cámara

Continuamos nuestro análisis del Samsung Galaxy S6 con un detallado informe y opiniones sobre la cámara. Sin lugar a dudas uno de los aspecto más destacados del nuevo buque insignia de Samsung.

Haciendo un resumen rápido de la cámara del Galaxy S6 podemos decir que ésta es rápida y precisa y con una muy buena respuesta en condiciones de baja luminosidad gracias a su estabilizador óptico de imagen.

camara Samsung Galaxy S6

La cámara principal incluye sensor CMOS de 16 megapíxeles, el mismo que su predecesor, pero con apertura de f1.9 en lugar de f/2.2, también cuenta con estabilizador de imagen óptico y sensor infrarrojo para una mejor detección y tratamiento del balance de blancos.

Un estabilizador óptico que resulta realmente útil en situaciones de poca luminosidad donde se necesitan tiempos de exposición más largos.

camara selfie Samsung Galaxy S6

Nos ha llamado especialmente la atención el acceso directo a la cámara de fotos mediante un doble click en el botón de inicio (tan sólo tarda 0,7 segundos). Abrir y disparar, con un enfoque instantáneo. Una opción que una vez que te acostumbras resulta realmente práctica.

Comparación de la cámaraEl S6 se muestra ligeramente brillante pero con menos ruido.

El sistema de enfoque es realmente rápido, y el retardo de disparo es de sólo 0,3 segundos, algo más lento que el iPhone 6 (0,12 segundos), pero tan ínfimo que resulta imposible darse cuenta de ello.

El modo cámara del S6 cuenta con un sistema de auto enfoque en movimiento, enfoque selectivo para un control más preciso de la profundidad de campo, modo panorámico mejorado, un nuevo modo de fotografía virtual con el que es posible capturar objetos en 360 grados, y el clásico modo automático para los más vagos o neófitos en la materia.

panoramica s6Panorámica tomada con el Galaxy S6

En cuanto al vídeo tenemos dos modos: Slow Motion, para hacer vídeos en cámara lenta y Fast motion, para vídeos acelerados. 

El modo Pro funciona realmente bien y aunque no es compatible con RAW, permite controlar algunos parámetros avanzados, como la profundidad de campo o Bokeh, el balance de blancos, la sensibilidad ISO, la compensación de la exposición, o el área de medición de la luminosidad.

La verdad es que hay que destacar al gran trabajo realizado por Samsung. La cámara tiene pocos peros, se mueve como pez en el agua y ofrece unos resultados sorprendentes, poco habituales para una cámara de un móvil, sobre todo en profundidad de campo y condiciones donde hay poca luz. En estas situaciones, sin flash, la cámara del Samsung Galaxy S6 ofrece imágenes brillantes y nítidas, con un nivel de ruido por debajo de, por ejemplo, el iPhone 6 Plus, y a la altura del titán fotográfico Lumia 1520.

Pasa el ratón por encima para ver las diferencias entre una imagen sin flash y con él

Con respecto a la cámara frontal, cabe señalar que cuenta con un sensor de 5 megapíxeles, y presenta el mismo rango de apertura que la principal (f1,9). Sin duda, una gran mejora frente a los 2 megapíxeles (f2.4) del S5.

SELFIE CON EL Galaxy S6

En cuanto a las grabaciones de vídeo, el S6 puede grabar vídeo UHD 4K (3840 x 2160) a 30fps, e incorpora modo de grabación a cámara lenta  a 240 fps con una resolución máxima de 1280x720 píxeles. La duración máxima de la grabación es de 5 minutos en cada modo y como pequeña crítica decir que el balance de blancos no es del todo bueno ya que tiende a mostrar un cierto tono demasiado cálido.

Gracias a sus 16 MP, su detalle es muy alto, y le ayudan un amplio rango dinámico y, generalmente en exteriores, un buen balance de blancos. La profundidad de campo es espectacular, no parece un móvil

Galería de fotosGalaxy S6: fotos hechas con el smartphonever las 25 fotos

 

Software

Como ya he dicho muchas veces, para gustos, colores. Por qué digo esto, pues porque personalmente siempre prefiero la versión pura de Android, la versión limpia que ofrecen los Nexus por ejemplo, sin ningún tipo de bloatware ni capa personalizada. Por ello, voy a comentar qué es lo que ofrece este nuevo smarphone, entrando a valorar, lo menos posible. 

Samsung Galaxy S6 apps

Samsung ha rediseñado su capa Touchwiz abrazando Material Design para ofrecer una interfaz mucho más fluida y minimalista y lo más importante, más ligera. En el carrusel de aplicaciones nos encontramos con las clásicas herramientas básicas de todo smartphone y con otras propias del fabricante como S Health, S Voice, acceso a la tienda Galaxy Apps y tres aplicaciones de Microsoft: OneDrive, Skype y OneNote.

Aplicaciones del S6 de Google, Samsung y Microsoft

Destacar también Smart Manager, una interfaz unificada que permite el acceso rápido a las funciones más importantes: estado de la batería, almacenamiento libre, uso de la memoria RAM o el acceso al software antivirus integrado de McAfee.

Benchmark Samsung Galaxy S6 Edge

En general, podrás editar cualquier aspecto del smartphone. El S6 cuenta con tres temas distintos personalizables (Predeterminado, Pink y Space) para dar un aspecto distinto a tu terminal y evidentemente podrás descargar muchos más.

El menú de notificaciones es otro acierto. Muy intuitivo y totalmente configurable podrás elegir qué elemento o aplicación deseas ver de un simple vistazo, elegir las notificaciones, controlar el brillo, etc.

Aplicaciones y notificaciones

El Samsung Galaxy S6 viene con carga inalámbrica y el sistema de pago llamado Samsung Pay. Todavía no está disponible pero con él, en el futuro, podremos efectuar cualquier pago mediante tarjetas de crédito o NFC bajo la tecnología MST. Para validar esta compra utilizaremos el sensor de huellas dactilares del botón Home. La detección de la huella funciona realmente bien.

Sensor huella Samsung Galaxy S6

Batería

He de decir que cuando en el pasado Mobile World Congress de Barcelona, conocí las especificaciones de la batería del Samsung Galaxy S6 me quedé un poco frío. Y es que 2.550 mAh se me quedaban cortos para un smartphone Android de tales características, tan potente, tan grande y con pantalla QHD.

Samsung Galaxy S6 controles

Pasados estos más de 21 días con él, he de decir que he vivido un subidón y luego he visto cómo este se esfumaba, pero me dejaba un regustillo bastante agradable. Me explico.

Al comenzar con la prueba, durante los primeros días noté cómo el Galaxy S6 aguantaba dos jornadas de uso relativamente intensivo sin ningún tipo de problemas pero poco a poco la autonomía se ha ido estabilizando y ahora, tres semanas más tarde, el Galaxy S6 cubre un día de uso intensivo sin problemas pero sin posibilidad de alcanzar mucho más. Si hacemos un uso un poco más moderado, controlando el brillo, las notificaciones y la sincronización de las diferentes cuentas asociadas, podremos extender su vida útil más allá del día y medio.

Pero hay un punto positivo que cabe señalar. La carga rápida. Gracias al adaptador de serie Adaptive Fast Charging (que puede variar el voltaje de salida entre 9,0V y 1,67 A o 5V y 2,0A) incluido en la caja y que Samsung integra de serie podremos cargar nuestro Galaxy S6 un 40% en tan sólo 20 minutos. La carga completa puede estar en poco más de una hora. Algo que sin duda, agradecerás. Quizá no lo veas como un punto positivo, pero te puedo asegurar que significa una gran ventaja, y que permite por ejemplo, que si te ves apurado puedas cagar el móvil en un bar, mientras te tomas un café o en cualquier otro lugar con red eléctrica. Eso sí, necesitarás llevar el cargador nativo a mano. 

Batería del Galaxy S6

El Galaxy S6 también cuenta con carga inalámbrica, que está integrada a través de los estándares Qi y PMA, eso sí, con estos adaptadores inalámbricos no tendrás esa carga ultrarrápida que sí proporciona el cargador anteriormente mencionado.

En caso de extrema necesidad, dispone de un modo de Ultrahorro de energía que dobla la autonomía de la batería del Samsung Galaxy S6 Edge, pudiendo llegar hasta los dos días a base de desactivar ciertas funcionalidades, reducir el rendimiento del procesador y pasar la pantalla a escala de grises.

Samsung Galaxy S6 Edge

Conectividad

Como no podía ser de otra manera el Samsung Galaxy S6 también se muestra como un móvil totalmente completo en el apartado de conectividad.

El S6 es compatible con las redes 3G y 4G en España ofreciendo una velocidad de descarga de hasta 150 Mbps. Además, cuenta con WiFi 802.11 a/b/g/n/ac 2.4G+5GHz, Bluetooth 4.1 y antena GPS compatible con Glonass. También cuenta con acelerómetro, sensor de luz, de proximidad, giroscopio, brújula, barómetro y huella dactilar.

Samsung Galaxy S6 infrarrojos

Al igual que en el S5 en este nuevo modelo, Samsung ha incluido el sensor de huellas dactilares. En este sentido decir que es mucho más preciso y funcional que el del modelo anterior, también más grande, pero todavía está ligeramente por debajo del de su gran rival el Touch ID del iPhone 6 y 6 Plus.

Además de permitirte desbloquear el terminal, este lector de huellas también se comporta como un botón de acceso rápido a la cámara de fotos, para verificar tu cuenta de Samsung a la hora de acceder, por ejemplo, a su tienda de apps e, incluso, en un futuro no muy lejano, para pagar mediante el sistema de pago Samsung Pay del que pronto esperamos tener noticias.

También hay que resaltar el sensor de ritmo cardiaco situado justo debajo del flash LED y que permite registrar tu ritmo cardíaco, la saturación de oxígeno en tu sangre, etc.

Audio

Quizá nos hubiera gustado otra ubicación mejor para los altavoces del Galaxy S6, como por ejemplo en el frontal, tal y como hace HTC One M9, único en su especie en el apartado sonoro, pero en este sentido la firma coreanana los ha situado en el bisel inferior. El sonido que ofrece es bastante elevado, aunque he de decir que carece de graves, algo que, por otra parte, es normal, puesto que estamos ante un smartphone de 6,8 mm de grosor.

Samsung Galaxy S6 vs s6 edge

Precio y conclusiones

El Galaxy S6 está disponible en el mercado español en cuatro colores diferentes: Blanco Perla, Negro Zafiro, Oro Platino y Azul Topacio y bajo tres versiones en función del espacio de almacenamiento interno: 32, 64, 128 GB.

Su precio oficial en España es de 699 euros para el modelo de 32GB, 799 euros por el de 64 GB y 899 euros por el de 128 GB.

 Galaxy S6Galaxy S6 EdgeiPhone 6iPhone 6 Plus
Pantalla5,1 pulgadas5,1 pulgadas4,7 pulgadas5,5 pulgadas
Resolución2560x14402560x14401334x7201920x1080
577 ppp577 ppp326 ppp401 ppp
RAM3072 MB3072 MB1024 MB1024 MB
CPU8x2,1 GHz8x2,1 GHz2x1,39 GHz2x1,38 GHz
Alto143,4 mm142,1 mm138,1 mm158,1 mm
Ancho70,5 mm70,1 mm67 mm77,8 mm
Grosor6,8 mm7,0 mm6,9 mm7,1 mm
Peso138 g132 g129 g172 g
Cámara Principal16 MP16 MP8 MP8 MP
Cámara frontal5 MP5 MP1,2 MP1,2 MP
Estabilizador de imagenno
Batería2.550 mAh2.600 mAh1.810 mAh2.915 mAH
Precio 16 GB--699 Euros799 Euros
Precio 32 GB699 Euros849 Euros--
Precio 64 GB799 Euros949 Euros799 Euros899 Euros
Precio 128 GB899 Euros1.049 Euros899 Euros999 Euros

 

Conclusiones

Quizá no quieras leer todo este texto en el que analizamos el Samsung Galaxy S6 y prefieres unas conclusiones más sencillas para saber si merece la pena comprar el Galaxy S6. Pues no te preocupes, dicho y hecho.

El nuevo primer espada de Samsung es uno de los mejores móviles Android del mercado con permiso, eso sí, de su hermano mayor, el S6 Edge. Y lo es por varios motivos.

Samsung Galaxy S6 comparacion en mano

En primer lugar porque ahora sí, es un privilegiado en diseño. Elegante, exclusivo y tremendamente funcional. Materiales nobles en un compacto cuerpo recubierto de cristal.

Una excelente pantalla QHD en la que ver contenidos multimedia es toda una experiencia. 

Samsung Galaxy S6 en bolsillo

Un potente procesador muy por encima de cualquier otro competidor. Capacidad de sobra para trabajar en multitarea y para ofrecerte el mejor rendimiento en todo tipo de juegos o aplicaciones.

Cámara excelente, rápida y con una definición y contraste fuera de toda duda. Destacable incluso en condiciones de baja luminosidad.

Autonomía en la media, pero con la peculiaridad de la carga ultrarrápida que hará que puedas tener un 40% de la carga en menos de 20 minutos.

Y para finalizar una conectividad total en todos los sentidos.

La mayor pega, el precio, desde 699 euros, pero la calidad se paga, ¿no?

Nuestra valoración

  • Diseño99/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware1010/10
  • Software99/10
  • Cámara99/10
  • Batería77/10
  • Conectividad1010/10
  • Calidad/precio88/10