Skip to main content

Sony Xperia XZ1 Compact, análisis y opinión

Sony Xperia XZ1 Compact

Jesús Maturana

21/01/2018 - 08:02

Si piensas en un móvil de gama alta de 2017 seguramente pienses que es un smartphone de rendimiento top con una gran pantalla y dimensiones. Pero, no tiene porqué ser así, Sony Xperia XZ1 Compact es el claro ejemplo de ello.

Xperia XZ1 Compact, el pequeño entre los más grandes de 2017

Si piensas en un móvil de gama alta de 2017 seguramente pienses que es un smartphone de rendimiento top con una gran pantalla y dimensiones. Pero, no tiene porqué ser así y claro ejemplo de ello es el nuevo Sony Xperia XZ1 Compact. Sony sigue apostando por su línea Compact, de los pocos en el mercado que apuestan por lo último en hardware en un tamaño pequeño, muy pequeño.

El Xperia XZ1 Compact es en resumidas cuentas un Xperia XZ1 con pantalla y tamaño de 4,6 pulgadas. Ello implica también menor resolución de pantalla y un poco menos de batería que su hermano mayor. Trae consigo, por tanto, un Snapdragon 835, 4 GB de RAM, altavoces frontales estéreo, cámara Sony de 19 Mpx con posibilidad de grabar vídeo Ultra Slow Motion 960 fps.

Es una apuesta muy valiente ya que es de los pocos del sector que orecen un smartphone gama alta en un tamaño tan contenido. La altura del teléfono no llega a 13 centímetros cuando la mayoría superan con creces los 15-16 centímetros. De hecho, durante el tiempo que he estado probando el móvil se me ha hecho extraña la sensación de llevar un móvil tan pequeño encima, en ocasiones tenía la sensación de que se me olvidaba cogerlo al salir y resulta que estaba en el bolsillo.

Es un smartphone que a simple vista parece un smartphone de hace dos o tres años en parte debido a la clara tendencia de crecimiento en diagonal de pantalla en los smartphones. Os dejamos ejemplos de tamaño en las fotos para que podáis comparar con objetos cotidianos y otros móviles. No en vano, mucha gente nos ha preguntado qué móvil llevábamos pensando que era muy antiguo.

No es un smartphone fino, eso sí, con 9,3mm de grosor y un diseño heredado donde no vemos esfuerzo por disimular las esquinas su diseño se antoja algo espartano a primera vista, sin embargo, si echamos un ojo a fondo podemos observar cómo el cuerpo metálico tiene una curvatura en los vértices laterales para hacerlo más ergonómico.

En la parte frontal destacan los dos altavoces en la parte superior e inferior y la gran cámara frontal que integra. En esta parte se encastra perfectamente con el cuerpo metálico lateral un cristal 2,5D que cubre todo el frontal. Como viene siendo habitual en Sony, el lector de huellas lo integran en el lateral, en el mismo botón de encendido.

El uso del lector no es tan intuitivo como si está en la parte frontal o la parte trasera, pero sí que está situado en una zona que cae bastante bien cuando lo sujetas en mano, bien sea con el índice o bien el pulgar.

Lo que no me ha gustado, es opinión personal, es que tenemos que apretar el botón para que funcione el lector de huellas. Es decir, si pones el dedo, no funciona hasta que presionas el botón.

Durante el tiempo que hemos analizado el terminal podemos dejar constancia de que el cuerpo de este Sony XZ1 Compact es muy resistente. No estamos acostumbrados a un tamaño de móvil tan pequeño y hemos sufrido alguna que otra caída desde altura considerable, y ha aguantado sin ningún rasguño de importancia.

Móvil de 2017, pantalla de 2013 (en tamaño)

Pasemos a hablar directamente de la pantalla de este Xperia XZ1 Compact, el que probablemente sea el punto débil del terminal. Si bien es el punto más característico del mismo y marca sin duda alguna el diseño estamos ante un smartphone que peca de conservador en cuanto a tecnología y resolución de pantalla.

Es cierto que con 4,6 pulgadas de diagonal no existen alternativas factibles 4K HDR en el mercado, pero Sony sigue renovando este formato de terminal y no cambia de tecnología ni de resolución. Estamos ante una pantalla IPS de 4,6 pulgadas y resolución 720p. Tenemos que remontarnos a 2013 para ver cómo por aquel entonces se rondaba esa diagonal de pantalla aunque ya empezábamos a ver pantallas FullHD.

Evidentemente no queremos decir que sea mala pantalla pero Sony no ha querido dar un paso en este sentido de la resolución. Es cierto que la diagonal de pantalla tan reducida hace que el smartphone no sufra efectos colaterales de baja definición por la baja densidad de pixeles.

Realmente la resolución 720p se empieza a notar en distancias más cercanas, cuando tenemos el terminal a menos de 40 centímetros, algo más lejos de como lo utilizamos habitualmente.

Uno de los daños colaterales de tener una pantalla tan pequeña frente a los smartphones de más de 5 pulgadas a los que estamos acostumbrados es el uso del teclado. Resulta que si la pantalla es más pequeña, es algo que también se traslada al teclado y la tarea de escribir requiere cierto tiempo de adaptación.

Que la pantalla sea tan pequeña hace que en muchas ocasiones pases a usar dispositivos de pantalla más grande. Me explico:

"Con un smartphone de 5,5 pulgadas la mayoría de ocasiones soy capaz de pasar el día con él como smartphone, como dispositivo de reproducción multimedia, vídeo y navegación web. Sin embargo con XZ1 Compact me he dado cuenta de que esa pantalla se me queda corta para ver contenidos por streaming o pasar un rato navegando. De manera puntual bien, pero más... me ha hecho desempolvar mi tablet."

¿Cómo es la calidad de imagen? Sinceramente la pantalla se ve bien, los ángulos de visión son buenos, y los modos standard y RGB son bastante balanceados en cuanto al color y contraste. El control de brillo funciona bien y destacamos una funcionalidad que nos ha parecido interesante: la pantalla no baja el brillo para ahorrar energía si estás mirando la pantalla. La tecnología Triluminus de Sony hace buen papel mostrando gran fidelidad de color.

Este smartphone tiene tres modos de imagen: estándar, profesional (sRGB) y Vívido. El modo profesional muestra una precisión perfecta de color en el rango sRGB mientras que el modo estándar satura algo más las imágenes.

El último modo contrasta algo más lo que conlleva a aumentar de nuevo la saturación. Para el día a día hemos utilizado el modo estándar, nos parece muy correcto y bastante natural.

A diferencia del XZ1, este modelo no tiene un sistema de always-on display, y aunque sí que tiene un LED de notificaciones, no es lo mismo. Además no hay manera de encender la pantalla tras recibir la notificación para ver de qué se trata. Otra de las diferencias frente a su hermano mayor es la carencia de soporte HDR en la pantalla, una tendencia cada vez más adoptada en smartphones de esta gama.

Rendimiento top en formato mini y personalización poco invasiva

Ahora bien, hablando en plata, que el tamaño del smartphone no te confunda. Estamos ante el smartphone que monta una de las plataformas más potentes del momento en Android: el chip Snapdragon 835.

Este SoC de Qualcomm es el usado por smartphones como LG V30, Galaxy S8 (versión Qualcomm), HTC U o bien el popular Xiaomi Mi 6, entre otros. Como podemos ver estamos ante un móvil pequeño pero matón.

Esto puede interesarte: Mejora la velocidad de tu móvil Android con estos trucos

Otro punto interesante y ventaja colateral a la hora de ejecutar apps exigentes es que, debido a la baja resolución de la pantalla, la GPU integrada trabaja más holgada y se consigue un rendimiento más fluido en juegos. ¡No todo iba a ser malo de esos 720p! ¿no?. Los 4 GB de RAM también son una cifra interesante para el uso de multitarea, algo que con el tamaño de pantalla que tenemos sería el pan nuestro de cada día. 

No hay mucho más que comentar en cuanto a especificaciones técnicas y rendimiento bruto, es un chip más que conocido y visto en otros smartphones del año 2017. Sin embargo, sí que podemos comentar cómo es la implementación software de Sony.

La gama XZ1 de Sony incluyendo el modelo que nos toca, XZ1 Compact, llegaron al mercado con Android 8 Oreo de serie y es ya de por sí una buena noticia. De hecho Sony ha lanzado una actualización adicional durante nuestras pruebas en la que actualizaba el parche de seguridad de Android y solucionaba bugs.

Sony no es la compañía que menos personalización lleva a sus smartphones pero es cierto que con el tiempo van mostrando una tendencia hacia esa línea de Android Stock que vemos en el mercado. Sin embargo, aún le queda mucho camino por recorrer.

El smartphone llega con una capa de personalización muy ligera, con cajón de aplicaciones y Google Now en el escritorio de la izquierda. Hay ciertos detalles de Sony en la interfaz del cajón de aplicaciones o bien en los ajustes de sistema donde vemos que colorean los iconos. Hasta aquí todo bien pero es donde nos topamos con el bloatware.

Sony llega con bastantes aplicaciones preinstaladas, no solo propias sino incluso con el antivirus AVG. Contamos alrededor de 10 aplicaciones. Este es un punto a mejorar Sony, la opción de instalarlas es comprensible, ahora, que vengan preinstaladas en 2018 no tiene sentido.

La mejor cámara Android en este tamaño

Este smartphone integra el mismo sistema de cámara del Xperia XZ1, exactamente el mismo en la cámara trasera. Hablamos de un sensor de la casa, Sony IMX400 con resolución de 19Mpx y un tamaño de los fotodiodos de 1,22 µm.

Este sensor hizo su aparición en el Xperia XZ Premium entonces ya demostró sus grandes capacidades gracias a su arquitectura con memoria integrada.

El terreno fotográfico se beneficia de unas ráfagas más largas e incluso de un modo de fotografía predictiva automático que si detecta que el objeto a fotografiar se mueve te muestra adicionalmente una serie de fotografías previas y posteriores al momento al que haces la foto y podrás elegir el momento perfecto.

Es una cámara que se comporta exactamente igual que en el Xperia XZ1, en modo automático notamos que eleva ligeramente el contraste de las tomas pero no afecta negativamente a los resultados. Sin duda Sony ha mejorado en uno de los aspectos que más lastraba su pasado, el software de foto. Esta aplicación es muy sencilla, con todo integrado, incluso el modo manual siempre a mano.

Lo que en generaciones anteriores habíamos detectado es que una vez se hacía la foto tardaba cierto tiempo en procesar la imagen y esto, en terminales de gama alta es bastante reprochable. Más si tenemos en cuenta que otras compañías no sufrían de ese problema aún usando el mismo SoC. Sony parece haber aprendido la lección y XZ1 Compact repite el buen desempeño de su hermano mayor XZ1.

Lo que realmente destaca a esta familia de móviles, al XZ1 Compact, XZ1 y XZ Premium, en el terreno de la cámara es el sistema de grabación de vídeo.

Pusimos a prueba la cámara del Xperia XZ Premium frente a todos los móviles de alta gama del momento... ¿adivinas quién ganó?

El smartphone tiene un gran sistema de estabilización de imagen y cuesta muy poco trabajo conseguir vídeos con calidad y sin temblores.

Pero vayamos un paso más allá y hagamos hincapié en el factor diferencial que no integra ningún smartphone actual, su modo de cámara ultralenta. Es cierto que la mayoría de móviles tienen cámara lenta, pero el XZ1 Compact, consigue gracias a ese sistema de memoria en el sensor grabar 960 fps durante dos segundos, permitiendo una reproducción en cámara ultralenta de ese preciso momento.

A modo comparativo, la velocidad de reproducción de ese instante a cámara lenta es la mitad de la mitad de la cámara lenta que graba por ejemplo el iPhone X o el Galaxy S8. Con eso se consiguen capturar escenas con el móvil que hasta ahora solo era posible con cámaras profesionales.

Ningún móvil del mercado más allá de los tres mencionados son capaces de esto. Por contra, este terminal no se suma al terreno del modo retrato o desenfoque de fondo (bokeh) que la mayoría de gamas altas ofrecen. A continuación, otra galería con fotos capturadas con el terminal.

Móvil pequeño, batería pequeña... pero suficiente para el día

Uno de los puntos que más me preocupaban a la hora de analizar este terminal era el tamaño y por consiguiente la batería que habían podido implementar en este diseño. Sony comenta que la batería de este móvil es de 2.700 mAh y esa cifra preocupa algo, al menos a priori, y viendo la autonomía que venimos consiguiendo con otros terminales con hardware similar.

Evidentemente esperamos un consumo menor debido a la pantalla de menor tamaño de diagonal pero hasta que no lo hemos probado no sabíamos hasta qué punto iba a ser menor. Ahora os podemos confirmar que esa autonomía es capaz de ofrecernos algo más de un día de uso normal.

Si buscas un móvil con una gran batería, mira también esto: Los móviles con mejor batería de todo el año

En nuestras pruebas sintéticas de batería hemos conseguido pasar las 8 horas de pantalla encendida, algo que sorprende gratamente.

Un aspecto sobre el que tirar de las orejas a Sony es que, si bien el móvil es compatible con Quick Charge 3.0, el cargador que viene en la caja es un cargador normal de 5V 1.5A, no es de los más rápidos del mercado y eso se hace notar. No es un smartphone de gama en la que deban ahorrar en este apartado y es una pena que no esté incluido.

Es curioso comentar la tecnología de carga Qnovo con la que el smartphone cuida la batería optimizando los ciclos de carga. Según usas el terminal y la alarma despertador del mismo, el smartphone para la carga al 90% y minutos antes de la hora del despertador la retoma para que esté cargado justo cuando te levantes.

Sony garantiza un rendimiento completo de la batería del Xperia XZ1 Compact durante 2 años con este método en lugar de observar la degradación típica de estos dispositivos que cargamos a diario.

Conclusiones: un gran smartphone para usuarios que no busquen gran pantalla

Llegamos al final del análisis del XZ1 Compact con unas sensaciones encontradas. Por una parte podemos afirmar que este smartphone no defraudará a usuarios exigentes ni en rendimiento ni en cámara.

Pero, por otro lado está la cuestión del tamaño. Si has usado en los últimos años un smartphone con pantalla de más de 5 pulgadas seguramente te va a costar volver a 4,6 pulgadas de diagonal. De hecho, con este móvil hemos vuelto a utilizar un tablet para navegar o realizar tareas que con otro móvil de pantalla más grande nos habríamos apañado.

Sin duda Sony es una compañía valiente al seguir apostando por este formato Compact, sin embargo, desde ComputerHoy.com pensamos que no es un smartphone para todo tipo de usuarios.

Lo recomendamos para usuarios que vengan de smartphones como la gama iPhone 5 o Android antiguos de pantalla pequeña para los que será todo un acierto. También incluimos a los usuarios que están seguros de que el tamaño de pantalla no es tan importante para ellos o no usan el móvil para consumir contenidos multimedia.

Tras varias semanas de uso concluimos que Xperia XZ1 Compact es un smartphone pequeño, resistente, muy capaz y con una cámara a la altura de las exigencias de usuarios intensivos que, además se encuentra en un rango de precios muy interesante.

Lo mejor

  • Rendimiento top
  • Calidad cámara
  • Vídeos ultralentos 960fps
  • Muy ligero

Lo peor

  • Pantalla muy pequeña para 2018
  • Baja resolución de pantalla
  • Cargador de serie no compatible con carga rápida

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

6/10

Hardware

8/10

Software

8/10

Cámara

8/10

Batería

7/10

Conectividad

9/10

Sonido

10/10

Nota técnica

76

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Sobre el autor

Jesús Maturana

Responsable Hardware - ComputerHoy.com

¿La tecnología para vivir o vivir para la tecnología?

Te recomendamos