Skip to main content

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Lo mejor

  • Hardware muy potente
  • Diseño y materiales
  • Autonomía y carga rápida
  • Cámara macro

Lo peor

  • Pantalla de 60 Hz
  • Dimensiones y peso
  • Sonido Mono
  • Bloatware Xiaomi
     

08/06/2020 - 09:59

Pocophone vio la luz de la mano del F1, un “matarreyes” de bajo coste que en 2020 recibe su renovación con el Poco F2 Pro, que viene equipado con el hardware más potente del mercado y un precio por debajo de los 600 euros. Te contamos todos los detalles en este análisis.

No puede negarse que 2020 está siendo un año que será difícil de olvidar. No solo por el azote de la COVID-19, sino por la cantidad de “Flagship killers” equipados hasta los dientes que están apareciendo en el mercado. El último en llegar ha sido el Poco F2 Pro que nos disponemos a analizar.

La marca Poco tiene muy claros sus objetivos: diseñar smartphones con el mejor hardware del mercado para competir con los modelos de gama alta, pero con un precio muy por debajo de los modelos más top con los que rivaliza. Sin duda alguna, el Poco F2 Pro que tenemos entre manos cumple con creces esos preceptos.

Sin embargo, algo que incomodará a aquellos usuarios que esperaban como agua de mayo la llegada de este terminal, será precisamente su precio. El F2 Pro es capaz de aguantarle la mirada a lo más granado del mercado Android, pero su precio ya no es tan bajo como su antecesor, y llega al mercado por 529 euros.

  Poco F2 Pro
Pantalla 6,67" AMOLED | 20:9 | 60 Hz
Resolución FullHD+ (2.400 x 1.080 píxeles)
Procesador Snapdragon 865
Memoria RAM 6 GB LPDDR4X
Almacenamiento 128 GB UFS 3.1
Cámaras principales 64 Mpx f/1.89 | Gran angular 13 Mpx f/2.4 | Prof. 2 Mpx f/2.4 | Macro 5 Mpx f/2.2
Cámara frontal 20 Mpx f/2.2
Batería 4.700 mAh
Carga rápida de 30 W con USB Tipo-C
Conectividad WiFi ax | Bluetooth 5.1 | 5G | NFC |  GPS
Sistema operativo Android 10 + MIUI 11
Dimensiones y peso 163,3 x 75,4 x 8,9 mm | 219 gramos
Precio 529 euros

Análisis del Poco F2 Pro por apartados:

Un diseño más premium que justifica (en parte) el aumento de precio

Cuando se presentó el primer modelo F1 muchos excusaban su tosco diseño y la escasa calidad de sus materiales a que tenía un precio muy ajustado. Su sucesor natural es el Poco F2 Pro, un modelo que llega al mercado dos años más tarde por por 529 euros. Solo 200 euros más que la versión anterior, pero con una filosofía muy diferente que ya no solo apunta a batir a los móviles de gama alta en prestaciones, sino que también aspira a ganarles la partida en diseño.

 

No han faltado quienes se han rasgado las vestiduras ante el aumento de precio, pero es que el Poco F2 Pro ya no es ese smartphone con acabados de tercera y ensamblados de mala calidad. Ahora viene en disposición de pelear cara a cara en igualdad de condiciones con la gama más alta de Android equipando materiales y diseños con una factoría impecable.

 

El ligero aumento de precio ha permitido a Xiaomi afinar los acabados incorporando un diseño con personalidad que cuenta con el aluminio y el cristal como principales ingredientes.

Tanto en el frontal como en su trasera predomina el cristal blindado Corning Gorilla Glass 5, que en este caso recibimos en un acabado mate Gris Cibernético, pero que también puede encontrarse en colores Morado Eléctrico también en mate, así como Azúl Neón y Blanco Fantasma en brillo.

El acabado en mate de la trasera le aporta un aspecto muy premium, tanto al tacto como a la vista, evitando al mismo tiempo convertirse en un imán para las huellas. Sí, las huellas se quedan marcadas, pero en ningún caso serán tan evidentes como en los móviles con traseras de cristal brillante.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Toda la trasera dibuja un contorno suave que cae en forma de curva hacia sus extremos para insertarse directamente en el marco metálico con acabado a juego.

Su silueta redondeada y la suave curva de los extremos de la trasera hacen que el F2 Pro encaje a la perfección en la mano y no se aprecie demasiado resbaladizo. Para quienes prefieran proteger este diseño, Poco ha incluido una funda de silicona transparente que deja ver su acabado y aporta un extra de protección y agarre al terminal.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

No es un smartphone fácil de usar con una mano ya que presenta unas considerables dimensiones de 163,3 x 75,4 mm y 8,9 mm de grosor. A estas generosas dimensiones se suman los 219 gramos de peso que deja en la báscula y que se dejan notar en los dedos tras un tiempo de uso.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

La disposición del pack de cámaras es el elemento que más llama la atención en la trasera del Poco F2 Pro que estamos analizando. Su diseño nos recuerda a modelos como el Huawei Mate 30 Pro o el OnePlus 7T, ya que enmarca sus cuatro cámaras dentro de un circulo ubicado en el centro del tercio superior. Orbitando el circulo fotográfico a modo de satélite encontramos el flash LED.

Este módulo de cámaras sobresale algo más de 1,5 mm de la trasera pero al encontrarse en una posición centrada no se tambalea en exceso al usarlo sobre una mesa, y si le instalas la funda transparente que incluye las cámaras quedarán protegidas.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Si pasamos al marco metálico del chasis, encontramos que los botones de volumen y encendido se ubican el lado derecho. Debemos destacar el detalle del acabado en rojo que muestra el botón de encendido, que le aporta un toque diferencial al lateral.

En nuestra opinión, los controles de volumen quedan ligeramente altos, y con el smartphone asentado en la palma de la mano, obliga a forzar un poco la postura para que el pulgar alcance estos botones con comodidad.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

En el borde superior, encontramos elementos muy interesantes. El primero de ellos es el sensor infrarrojo que te permite usar el F2 Pro como mando a distancia para controlar otros dispositivos mediante la app Mi Remoto.

Aquí también encontramos otra de las novedades de este Poco F2 Pro de 2020, como es la cámara frontal retráctil en la que se ubica un LED de notificaciones que se ilumina durante la carga o al recibir notificaciones de las apps. Consideramos que no es el mejor lugar para el LED, ya que el borde superior del terminal no es el lugar más visible.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

El jack de 3,5 mm para auriculares tampoco falta a la cita y se ubica en el borde superior para deleite de muchos usuarios que continúan prefiriendo los auriculares con cable de toda la vida.

Si nos vamos hasta el borde inferior, aquí encontramos un conector USB-C que facilita la carga rápida del smartphone, así como la bandeja para dos tarjetas nanoSIM, el micrófono principal y los orificios que permiten la salida del sonido desde el auricular inferior.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

En el frontal encontramos una pantalla totalmente plana y sin apenas marcos en todo el perímetro que, según apunta Xiaomi, ocupa el 92,7% del frontal.

Aunque el cristal Corning Gorilla Glass 5 que protege la pantalla llega hasta el extremo de la pantalla, todo el conjunto está montado sobre un marco de plástico negro que se inserta como un bloque en el chasis metálico.

Este tipo de detalles en el ensamblado son los que nos recuerdan que, en realidad, no nos encontramos ante un smartphone de gama alta por mucho que lo pretenda. Aun así, es un acabado más que digno para un smartphone con una relación calidad precio tan buena.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

En el extremo superior del frontal, en una ubicación casi imperceptible encontramos el pequeño altavoz de llamadas, perfectamente disimulado en la inserción entre el cristal y el marco de plástico que antes mencionábamos.

El diseño ha sido una de las grandes mejoras que ha integrado el Poco F2 Pro que ya no solo se vale de una hoja de especificaciones solvente, sino que aporta otros argumentos más estéticos que pueden justificar (o no) el sobrecoste de esta nueva iteración del Flagship killer de Poco.

AMOLED con buen brillo, pero 60 Hz ya se antojan escasos en 2020

El hecho de contar con una cámara frontal retráctil deja un frontal realmente espectacular en el Poco F2 Pro poniendo de manifiesto el excelente trabajo de compactación de marcos en torno a una pantalla con un tamaño generoso.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Hablamos de un panel AMOLED de 6,67 pulgadas y una resolución Full HD+, que por su formato 20:9 resulta en 2.400 x 1.080 píxeles y una densidad de 395 píxeles por pulgada.

Estos datos se resumen en un buena nitidez y definición. No es un panel que transmita mala calidad en el uso diario y se comporta de forma muy sólida en la mayoría de los escenarios de uso con unos buenos ángulos de visualización y un brillo correcto que, según indica su fabricante, se sitúa en los 500 nits, alcanzando los 800 nits en picos extremos (HBM).

Poco F2 Pro, análisis y opinión

En el día a día el brillo de la pantalla es más que suficiente para obtener una buena visibilidad del contenido a pleno sol y a la hora de ver contenidos multimedia el soporte HDR 10+ hace que la experiencia visual gane muchos enteros. Como dato específico cabe destacar que, a diferencia de su antecesor el Poco F1, este F2 Pro sí reproduce Netflix en HD.

El brillo automático se comporta de forma muy eficiente, reaccionando de forma inmediata a los cambios de luz y, normalmente, ajustando un nivel de brillo adecuado.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

La guinda del pastel la habría puesto una mayor tasa de refresco para la pantalla, que en este caso se limita a 60 Hz y una tasa de muestreo táctil de 180 Hz. Esto hace que la sensación durante su uso no sea tan fluida como en otros modelos—incluso más económicos— que sí montan paneles con 90 Hz o 120 Hz.

En este sentido creemos que Poco no ha jugado bien sus cartas cuando, indiscutiblemente, 2020 está siendo el año de las pantallas con altas tasas de refresco convirtiendo los 90 Hz en un estándar de facto ampliamente extendido entre los nuevos modelos de gamas media y alta presentados en lo que llevamos de año.

Poco F2 Pro

En lo que se refiere a la calibración del color, el Poco F2 Pro viene con un balance de blancos algocálido, pero MIUI ofrece un amplio abanico de opciones que permiten ajustar el tono y la temperatura de color del panel al gusto del usuario, y ajustar el espacio de color ampliado DCI-P3 para obtener un mayor rango dinámico.

Además, el sistema operativo del Poco F2 Pro que estamos analizando ofrece distintos perfiles de saturación de los colores para ajustar la intensidad de la pantalla a la preferencia del usuario.

La joya de la corona es un Snapdragon 865 y 6 GB de RAM que pueden con todo

El rendimiento es, sin duda, uno de los apartados en los que el Poco F2 Pro puede sacar pecho frente a sus rivales, mostrándose como un incómodo invitado para las gamas más altas y un adversario inalcanzable para los modelos de su rango de precio.

Por los 529 euros que cuesta el Poco F2 Pro que estamos probando, obtenemos el procesador más potente que puedes encontrar en 2020, superando con creces a otras plataformas como los Exynos 990 de Samsung, los Kirin 990 de Huawei o los Helio G90T de MediaTEK.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

La hegemonía de los procesadores Qualcomm Snapdragon 865 es indiscutible y el rendimiento que se obtiene en los juegos más exigentes es brutal.

El chip gráfico Adreno 650 mueve sin problemas títulos tan demandantes de recursos como son Fortnite, Asphalt 9: Legends, PUBG o Call of Duty: Mobile con un rendimiento gráfico excelente incluso con los ajustes al máximo y sin que presente tirones o lag durante el juego.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Durante las sesiones de juego hemos notado un lógico aumento de la temperatura en la zona de la cámara trasera, aunque el sistema de refrigeración líquida LiquidCool 2.0 ha conseguido mantener a raya las temperaturas que no han sido molestas ni excesivas en ningún momento.

Este rendimiento extremo se refleja en los resultados obtenidos en los test sintéticos de rendimiento, en los que el Snapdragon domina implacable obteniendo puntuaciones muy superiores.

Benchs Poco f2 Pro
Benchmarks Poco F2 Pro

SD 865
Huawei P40 Pro

Kirin 990 5G
realme X2 Pro

SD 855+
Xiaomi Mi 10 Pro

SD 865
Galaxy S20 Ultra

Exynos 990
GeekBench 4 Single 4.274 3.955 3.535 4.229 5.024
GeekBench 4 Multi 13.356 12.945 10.256 13.208 11.966
GeekBench 5 Single 914 779 640 899 926
GeekBench 5 Multi 3.411 3.220 2.211 3.284 2.818
Antutu 8 568.538 504.114 460.121 600.659 519.317
PCMark 10.367 10.434 12.458 10.692 10.772
3DMark OpenGL 7.224 6.090 5.255 7.133 6.875
3DMark Vulkan 6.631 5.572 4.752 6.547 6.480

Como no puede ser de otro modo con semejante procesador bajo el capó, la experiencia de uso del Poco F2 Pro es muy fluida, algo a lo que también contribuyen los 6 GB de memoria RAM que monta la unidad de F2 Pro que estamos analizando.

Benchs Poco f2 Pro

Como dato curioso, cabe destacar que esta versión que equipa 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno UFS 3.1 monta una memoria RAM de tipo LPDDR4X, mientras que la versión con 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento interno viene con memoria de tipo LPDDR5 más rápida.

  Poco F2 Pro
UFS 3.1 + LPDDR4X
Huawei P40 Pro
UFS 3.0 + LPDDR4X
OnePlus 8 Pro
UFS 3.0 + LPDDR5
Samsung Galaxy S20 Ultra
UFS 3.0 + LPDDR5
Escritura secuencial 490,55 MB/s 349,10 MB/s 485,75 MB/s 197,37 MB/s
Lectura secuencial 1,18 GB/s 1,70 GB/s 1,03 GB/s 710 MB/s
Escritura aleatoria 25,06 MB/s 45,34 MB/s 31,18 MB/s 19,72 MB/s
Lectura aleatoria 18,23 MB/s 23,06 MB/s 24,34 MB/s 15,31 MB/s
Velocidad de copia en memoria 10,37 GB/s 6,14 GB/s 9,9 GB/s 10,83 GB/s

Aun montando el tipo de memoria que, en teoría, ofrece un rendimiento más bajo, las mediciones de velocidad de transferencia han dado unas cifras realmente buenas.

El Poco F2 Pro renuncia a ampliar su espacio de almacenamiento deshaciéndose de la ranura para tarjetas microSD, aunque con opciones de 128 y 256 GB es complicado quedarse sin espacio para tus datos.

MIUI 11 “Poco Edition” basada en Android 10 y mucho bloatware

MIUI es una de las capas de personalización más populares entre los usuarios, no en vano es una de las más completas y fluidas de la escena Android actual.

El F2 Pro que tenemos bajo los focos no deja de ser un Xiaomi K30 Pro, pero para diferenciarlo, Xiaomi le ha creado una edición especial de MIUI 11 específicamente adaptada para el segundo smartphone de Poco. Concretamente se trata de MIUI Global 11.0.6 con el parche de seguridad de Android del 1 de abril de 2020.

Como ya hemos visto en otros móviles como el Xiaomi Mi 10 Pro, MIUI 11 corriendo sobre un Snapdragon 865, literalmente, vuela y ya cuenta con el suficiente grado de madurez como para no encontrarnos errores en la traducción de los enunciados y opciones que aparecían en un pasado no muy lejano.

Como capa sobre Android 10, la versión de MIUI 11 que encontramos en el F2 Pro no aporta apenas novedades con respecto a otros móviles de Xiaomi, pero utiliza el Poco Launcher que simplifica el uso de MIUI.

Llama la atención la gran cantidad de aplicaciones de temática variada que encontramos preinstaladas en el sistema operativo, entre las que destacan juegos, optimizadores y limpiadores de memoria, apps de acceso a servicios y foros de Xiaomi y un largo etcétera.

Poco F2 Pro

Por suerte la inmensa mayoría de este software se puede desinstalar sin mayores esfuerzos, pero resulta molesto que Xiaomi ocupe un importante espacio de almacenamiento con apps y servicios que puede que el usuario no use nunca sin ofrecerle otra alternativa más que irlas desinstalando una a una.

Otras aplicaciones sí pueden resultar más útiles ya que aprovechan las funciones del hardware integrado como Mi Remoto, que permite configurar el sensor infrarrojo del F2 Pro para controlar otros dispositivos de forma remota desde el smartphone.

Poco F2 Pro

El sistema operativo integra la mayoría de servicios y apps de Google, por lo que queda listo para ser usado inmediatamente después de su puesta en marcha.

Dado su gran tamaño de pantalla, la interfaz permite adaptar su tamaño para acercar el contenido de la parte superior hasta el pulgar del usuario activando el modo Con una mano con solo hacer un gesto sobre los botones de la parte inferior.

MIUI también dispone de un modo de pantalla Siempre activa que permite minimizar el uso de energía mostrando el reloj y las notificaciones en la pantalla de bloqueo.

Poco F2 Pro

Esta versión de MIUI para Poco también incluye la función del modo Game Turbo, una sección independiente especialmente diseñada para el gaming desde la que pueden lanzarse los distintos juegos instalados. En ese momento, todos los recursos del sistema se focalizan en obtener el mejor rendimiento y experiencia en el juego.

Incluso dentro de la partida es posible desplegar un panel de control desde el que el usuario puede desactivar las notificaciones, las funciones del chat de voz para los juegos o monitorizar la conexión WiFi.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

En el apartado de seguridad, el F2 Pro de Poco utiliza una combinación de reconocimiento facial y un sensor de huella dactilar integrado en la propia pantalla.

El hecho de tener que desplegar la cámara frontal con cada desbloqueo juega en contra del sistema de reconocimiento facial ya que para poder usar el terminal es necesario activar la pantalla, deslizar hacia arriba la pantalla, desplegar la cámara y reconocer al usuario.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Este proceso requiere un cierto tiempo que, si bien es cierto que es relativamente rápido, no resulta la mejor opción para desbloquear el smartphone rápidamente por lo que queda relegado a un lugar secundario.

En nuestro caso, el 90% de los casos lo hemos desbloqueado utilizando el sensor de huella dactilar óptico que el F2 Pro integra en su pantalla. Tanto la posición como el nivel de reconocimiento es el correcto, mostrando un índice muy bajo de error al desbloquear el Poco F2 Pro.

Cinco cámaras que cumplen, pero que no enamoran

Los usuarios están equiparando en importancia el rendimiento fotográfico de los smartphones al de su potencia o a su autonomía, por lo que los fabricantes no deberían bajar la guardia en este apartado.

El Poco F2 Pro ya no es ese smartphone de bajo coste al que se le perdona tener una mala cámara por tener un precio bajo. El incremento de precio trae asociada una mayor exigencia en este apartado, y esto puede traerle algunos problemas al F2 Pro con las fotos obtenidas.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Antes de analizar en profundidad el hardware fotográfico vamos a detenernos en su app de Cámara para descubrir los modos de disparo y la facilidad de uso de su interfaz de hardware.

Su distribución es la habitual, con los modos de disparo en carrusel encima del botón de disparo y las opciones específicas de cada modo en la parte superior de la pantalla.

En este caso se ha prescindido del cada vez más habitual cajón de sastre en el apartado Más, y en este caso todos los modos de disparo permanecen visibles en este carrusel.

Nos ha gustado que, al seleccionar el modo de disparo, aparecen todas las opciones necesarias (HDR, activación del modo Macro, activación de la inteligencia artificial, etc.) en el panel superior. De ese modo resulta mucho más fácil acceder a los ajustes y no se hace imprescindible navegar por las opciones de cámara como sucede en otros móviles.

Además de los modos Foto y Vídeo convencional, en este apartado encontramos el modo de disparo de 64 megapíxeles con el que se desactiva el agrupamiento de píxeles para utilizar toda la información del sensor en la foto.

Tampoco faltan el modo Retrato, en el que se integran los ajustes de desenfoque del fondo y distintos efectos de iluminación, así como un curioso modo de disparo para crear retratos en un formato más cinematográficos en el que se utiliza una proporción 21:9.

Poco F2 Pro

El modo Pro engloba los ajustes manuales, siendo el único que permite disparar en modo RAW, con el que se generan archivos de hasta 30 MB que pueden editarse sin pérdida.

Una de las características que nos ha gustado de este modo Pro ha sido la incorporación de la función Pico de enfoque, función presente en las cámaras réflex que bordea en color rojo la zona de la foto que está enfocada.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Los modos de disparo de vídeo se agrupan a la izquierda y entre ellos encontramos opciones para crear vídeos a cámara lenta de hasta 960 fps.

El uso de la cámara es muy intuitivo y todas las opciones necesarias se encuentran a un toque de distancia dentro del propio apartado, lo cual es muy de agradecer. No hemos experimentado ningún tipo de retraso o lag en su uso, por lo que la experiencia ha sido muy satisfactoria.

Un vez revisadas las opciones de software, pasamos sin más dilación al apartado del hardware fotográfico, no sin antes recordarte que puedes descargar los archivos originales de las muestras que aparecen a continuación desde este enlace y juzgarlas por ti mismo.

Estas son las especificaciones técnicas de las cinco cámaras del Poco F2 Pro:

  Resolución Apertura
Cámara principal 64 Mpx f/1.89
Ultra gran angular 13 Mpx f/2.2
Macro 8 Mpx f/2.4
Sensor de profundidad 2 Mpx f/2.4
     
Cámara frontal 32 Mpx f/2.0

Algo que se echa en falta en esta tabla es la presencia de un zoom óptico, una característica que precisamente se encuentra en el centro de la competencia entre móviles de gama alta, y por la que Poco ha decidido pasar de puntillas y apostar por la cercanía de un enfoque Macro.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Como era de esperar, las fotografías tomadas con la cámara principal siempre son las mejores, independientemente de si recurrimos al agrupamiento de píxeles cuyo resultado son fotos de 16 megapíxeles, o apostar por utilizar toda la información del sensor con fotos de 64 megapíxeles.

En ambos casos, el resultado acostumbra a ser unas fotos luminosas y nítidas con un rango dinámico correcto, aunque hemos detectado una clara tendencia a sobreexponer los cielos, mostrando una masa blanca donde debía haber un resplandeciente cielo azul.

Poco F2 Pro

La interpretación de los colores es realista, evitando trucos efectistas como un exceso de saturación o sobreenfoque por lo que los resultados, en la mayoría de ocasiones, son bastante cercanos a la realidad pero pecan de ser algo apagados.

Poco F2 Pro
Poco F2 Pro

El procesado de las imágenes no nos acaba de convencer, y al activar ayudas como el modo de detección de escenas o el HDR, aparecen unos resultados demasiado impostados e irreales, con cielos claramente coloreados para que parezcan más azules de lo que son o un característico halo blanco en la silueta de los elementos de la foto.

Poco F2 Pro
Poco F2 Pro

El modo HDR sí resulta útil a la hora de levantar sombras duras equilibrando la imagen para mostrar más información que unas sombras más profundas ocultarían. De nuevo, el daño colateral es el coloreado artificial de cielos y zonas de color uniforme.

Aunque no existe una lente telefoto como tal, el F2 Pro utiliza un recorte del sensor para crear un zoom digital 2x y 5x que mantiene una buena calidad gracias a la gran resolución de base que aporta el sensor. Más allá de ese 5x la calidad cae en picado. En este punto el procesador de imagen hace un buen trabajo ya que sería complicado diferenciar entre un zoom 2x digital del F2 Pro de uno óptico de cualquier otro smartphone.

Poco F2 Pro
Poco F2 Pro

Las fotos hechas con la lente gran angular acusan una severa distorsión en los extremos de la foto. Esta distorsión es algo habitual en este tipo de lentes con tanto ángulo visual, pero que sea tan evidente delata una debilidad en el software de corrección de ese efecto que se lleva a cabo en postproducción.

Poco F2 Pro

A nivel de calidad de imagen, nos encontramos ante el mismo problema en la gestión de las luces altas que ya vimos en la cámara principal mostrando unos cielos sobreexpuestos o, en caso de utilizar alguna de las “ayudas inteligentes”, un cielo falseado.

Poco F2 Pro

En nuestra opinión, la gran sorpresa fotográfica del Poco F2 Pro ha sido la cámara Macro. Una cámara que mejora la calidad media que hemos visto en los últimos smartphones. Esta lente aplica un zoom óptico 2x con respecto a la cámara principal, mejorando el enfoque a menos de 4 cm.

Obviamente, enfocando desde tan cerca, la profundidad de campo en este tipo de fotos es muy limitada, por lo que conviene afinar el enfoque y contar con un apoyo adicional para obtener imágenes nítidas.

Poco F2 Pro

Aunque con este modo se obtienen fotos realmente espectaculares, se acusa la baja resolución del sensor de 5 megapíxeles y al reproducir las fotos en un monitor o pantalla de gran tamaño se aprecia la falta de definición de un sensor que habríamos agradecido que fuera de mayor tamaño. Aún así, son fotos muy resultonas que pueden compartirse sin problemas por redes sociales y ver en la pantalla del smartphone asegurándose un buen número de Likes.

Poco F2 Pro

El F2 Pro combina la lente principal con una lente de profundidad para obtener el modo Retrato, con que hemos obtenido buenos resultados en términos de calidad de color y un buen nivel de detalle, pero volvemos a encontrar problemas con la exposición de los cielos y las luces altas.

La app permite seleccionar el nivel de desenfoque del fondo por lo que si lo mantienes en unos niveles medios el bokeh resultante queda bastante natural.

Poco F2 Pro

La precisión en el recorte de la silueta del modo retrato es uno de esos puntos en los que se aprecia la diferencia entre la cámara de un smartphone de gama media y la de un buque insignia.

En este sentido el modo Retrato del F2 Pro cae en las habituales trampas de la gama media mostrando un halo enfocado alrededor del sujeto fotografiado y perdiendo la referencia del recorte en puntos clave como las orejas o el contorno de las gafas. Sin embargo, si el fondo es homogéneo, el recorte puede llegar a ser bastante preciso. Este comportamiento inestable en el recorte hace necesario revisar el resultado tras cada foto. 

Poco F2 Pro

Cuando la luz escasea surge la oportunidad para usar el modo Nocturno con el que obtenemos un mejor tratamiento de las luces altas (en farolas, rótulos, etc.) con lo que se obtiene mejor detalle general en las fotos y se reduce el ruido de la toma bajando la velocidad ISO. Más allá de esos detalles, existen pocas diferencias con respecto al modo de foto automática con el sistema de reconocimiento de escenas cuando este detecta que vas a hacer una foto nocturna.

Poco F2 Pro

Hemos puesto a prueba el balance de blancos en el modo Nocturno y ha conseguido ajustar sin mayores problemas las distintas temperaturas de luz, algo imprescindible para mantener la precisión de los colores en las fotos nocturnas.

Poco F2 Pro

Si nos vamos a la cámara frontal de 20 Mpx los resultados se mantienen dentro de la corrección que se espera de un smartphone de gama media. Hemos obtenido unos selfies con una calidad y nivel de detalle correcto, pero no destaca por su buena gestión de la exposición, aunque sí ofrece un buen nivel de detalle y realiza un recorte del primer plano bastante preciso.

Poco F2 Pro

En el apartado de vídeo encontramos soporte para vídeo 8K a 30 fps sin estabilización que ofrece una excelente definición, pero que muestra las mismas tendencias a sobrexponer los cielos que ya veíamos en el apartado de fotografía.

Vídeo en 8K sin estabilizador

Si no aspiramos a resoluciones tan extremas, podemos quedarnos en tamaños 4K o FullHD a 30 y 60 fps. Solo en formato 1080p ofrece opciones de estabilización digital, aunque ante determinadas vibraciones no puede evitar mostrar el llamado efecto gelatina. El tratamiento de color es equilibrado y detecta correctamente el balance de blancos en ambos modos.

Vídeo en 4K sin estabilizador
Vídeo 1080p estabilizado

En términos generales, estas las cámaras no defraudan, pero el Poco F2 Pro no será recordado por ser el mejor smartphone fotográfico de 2020, ya que no pasa de eso, de obtener resultados correctos cuando en el rango de los 600 euros ya encontramos modelos con los que se pueden hacer fotos de muy buena calidad.

Nos da la sensación que el principal lastre de sus cámaras está en la trastienda, con un software que no sabe (o no puede) sacar todo el partido al hardware fotográfico del Poco F2 Pro. De tanto en tanto, deja ver todo su potencial con fotos muy buenas, pero cuyos resultados son inestables.

4.700 mAh que dan para más de 8 horas de pantalla en casi dos días de uso

Una de las ventajas de tener entre manos un smartphone tan grande es que en su interior también hay espacio para instalar una batería de gran capacidad. En el caso del F2 Pro que estamos analizando, su batería es de 4.700 mAh que dan para mucho.

En primer lugar, Snapdragon 865 es un procesador muy potente, pero también raciona muy bien la energía, por lo que ya de por sí los smartphones que lo montan muestran unos buenos tiempos de uso.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Por otro lado, Android 10 también pone de su parte contribuyendo a gestionar de forma eficiente las apps que quedan en funcionamiento en segundo plano y cortándoles el suministro energético a aquellas que abusan de la batería.

El resultado es un Poco F2 Pro con el que hemos logrado medias de 8 horas de pantalla en un uso medio alto de redes sociales, gestión de correo, reproducción de vídeo y música en streaming, sesiones de juegos y, como no, algunas fotos y vídeos. En definitiva, el uso que cualquier usuario haría en su día a día.

Contar con una pantalla AMOLED y resolución Full HD+ sin duda también ayuda a mantener un consumo de batería controlado, compensando el consumo de un panel tan grande.

Poco F2 Pro

Durante el tiempo que hemos estado usando el Poco F2 Pro como móvil personal la media ha sido llegar al final del día con entre el 40% y el 30% de batería (según el uso), que hacía innecesario cargarlo a diario.

Cuando es inevitable pasar por el cargador, el F2 Pro dispone de carga rápida de 30 W que proporciona el cargador de 33W incluido. En solo 27 minutos alcanza el 50% de su carga, y tardará 70 minutos en alcanzar el 100% de su capacidad.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

La gráfica de carga es bastante lineal, lo cual indica que no hay grandes variaciones en la potencia de carga hacia el final del proceso, aunque sí se aprecia una ligera caída hacia el final de la carga para proteger la salud de la batería y reducir la degradación.

A pesar de contar con una trasera de cristal que lo permite, Poco ha prescindido de la carga inalámbrica para este modelo. Por lo que la única forma de carga se limita al conector USB-C. Dada la velocidad de carga del F2 Pro que estamos analizando, no podemos decir que echaremos de menos la carga inalámbrica, pero es una opción que cada día gana más adeptos.

Todas las conexiones que le pedirías a un gama alta, pero sin sonido estéreo

A diferencia de generaciones anteriores de procesadores, el Snapdragon 865 integra un módem 5G en el propio encapsulado del procesador, en lugar de hacerlo por separado. Es decir que, si el F2 Pro lleva un Snapdragon 865, forzosamente también contará con soporte para redes 5G.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Esta es una característica que en este preciso instante y con el despliegue del 5G en pausa por la pandemia global puede ser indiferente para el usuario. Sin embargo, nos encontramos en un periodo de transición y a corto plazo esta característica será la que más incidirá en el envejecimiento prematuro de los móviles que no cuenten con soporte para redes 5G.

En la bandeja de comunicaciones del F2 Pro de Poco hay espacio para dos tarjetas NanoSIM y apuesta por la última tendencia en conectividad WiFi de doble banda ofreciendo soporte para WiFi 6 (802.11 ax).

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Tampoco faltan a su cita la conectividad NFC , una de las grandes asignaturas pendientes de los terminales de Xiaomi, que ahora sí tiene cabida en el nuevo móvil de Poco aportando funciones de pago móvil y de vinculación con otros dispositivos con un solo toque.

El volumen es contundente en cuanto a potencia, pero al funcionar a estos niveles distorsiona bastante. Lo ideal es mantenerlo por debajo del 75%, punto en el que todavía mantiene una cierta calidad, aunque no integrar un segundo altavoz con una configuración en estéreo es una de las carencias más evidentes de este Poco F2 Pro.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Al conectarle unos auriculares las opciones mejoran ya que el último smartphone de Poco permite hacerlo mediante el jack de 3,5 mm o mediante Bluetooth 5.1 que aporta algunas funciones interesantes como el soporte para auriculares inalámbricos Hi-Fi y la compatibilidad con los códecs AptX HD para obtener sonido de alta calidad mediante Bluetooth.

Aunque la incorporación de un jack de 3,5 mm acostumbra a relacionarse con la incorporación de radio FM, esa norma no se cumple en este caso. 

Poco F2 Pro

Al conectarle unos auriculares con cable, puede configurarse la calidad del sonido ajustándolo para un modelo concreto de auricular Xiaomi, que podrás seleccionar de una larga lista, así como modular la respuesta de audio a la agudeza auditiva del usuario por su edad. Función que también está presente en los móviles de Samsung con el nombre de Sonido adaptativo.

Conclusiones: es un móvil muy recomendable, pero no es el único en 2020

No es fácil ser un Flagship killer en 2020, sobre todo cuando no eres el único gallo en el gallinero que juega las mismas cartas y, en ocasiones, incluso mejores.

En 2018 el Pocophone F1 destacó por ser el único que consiguió hacerse con la vacante en la categoría de rey de la “Gama alta low cost” que dejaban desierta los OnePlus. Eso garantizó el pelotazo en ventas que Xiaomi consiguió con este modelo.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

En 2020 la situación es muy diferente. Lo primero porque el Poco F2 Pro no es un móvil tan barato como lo era su antecesor, y lo segundo porque 2020 ha sido un año especialmente fértil en cuando a modelos con prestaciones de gama alta y un precio de gama media.

Realme X50 Pro 5G, Red Magic 5G e incluso el Xiaomi Mi 10 se ubican en un rango de precios similar y ofrecen prestaciones como pantallas de 90 o 120 Hz, mejor rendimiento de cámara o cuerpos más compactos que pondrían en serios aprietos el reinado del Poco F2 Pro.

¿Significa eso que el Poco F2 Pro no merezca la pena? En absoluto. Sin duda estamos ante uno de los móviles con mejor relación calidad precio de 2020, pero ya no está solo en esa categoría y, en función de las preferencias del usuario, será mejor o no optar por otras alternativas.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

Lastran la decisión factores como contar con una pantalla Full HD con una tasa de refresco de 60 Hz, cuando prácticamente todos sus rivales montan al menos paneles de 90 Hz. Lo mismo se aplica al apartado del sonido por el hecho de no implementar un segundo altavoz para obtener un sonido estéreo que habría puesto la guinda al apartado multimedia.

Una de las grandes fortalezas del Poco F2 Pro es su diseño y la autonomía de su batería, con la que se alcanza una gran tranquilidad de uso con la certeza de saber que puedes salir de casa (cuando se pueda) por la mañana, sin preocuparte por la carga de batería.

Poco F2 Pro, análisis y opinión

El apartado fotográfico nos ha traído una de cal y una de arena. Si el rango dinámico y la exposición de las fotos nos dejaban un tanto fríos, la sorpresa de encontrar una lente Macro que realmente funciona ha sido todo un bálsamo.

En definitiva, apostar por el Poco F2 Pro en 2020 es todo un acierto porque el usuario va a obtener una muy buena experiencia de uso por los 529 euros que cuesta el Poco F2 Pro. Es un smartphone muy recomendable porque lo que hace lo hace correctamente. Es cierto que no brilla con luz propia, pero al menos no comete grandes errores en los principales apartados que hemos desgranado en este análisis del PocoF2 Pro. Algo que no todos pueden decir.

No obstante, hay que ser consciente de que el F2 Pro tiene algunas limitaciones impuestas por su bajo precio, y tener en cuenta que hay otros modelos similares que no han necesitado recortar tanto algunas de sus prestaciones.