Skip to main content

Xiaomi Mi 8, análisis y opinión

08/08/2018 - 12:00

Llega nuestro análisis del Xiaomi Mi 8 con opiniones después de haberlo probado a fondo: te contamos qué nos ha parecido este móvil de alta gama que llega a España a un precio de 499 euros. Dicen que es el clon del iPhone X, así que veamos si es cierto y si merece la pena comprarlo.

La joya de la corona de Xiaomi llega a España: en medio de un frenético año de lanzamientos en territorio nacional, la marca asiática nos sorprende con el lanzamiento español del Xiaomi Mi 8. Es su buque insignia, su referente, su móvil TOP en el mercado de la telefonía móvil: con él, buscan ofrecer una alternativa más barata pero igual de completa –esto último lo descubriremos en este análisis– a los teléfonos de alta gama de Samsung, Apple, Huawei y cía.

El Xiaomi Mi 8 no es barato: llega con un precio de salida de 499 euros, y por lo tanto se aleja por completo de la franja de entre 100 y 300 euros en la que se mueven ahora mismo la gran mayoría de los teléfonos de su catálogo: el Mi A2 (249 euros), el Redmi S2 (179 euros), el Redmi Note 5 (199 euros)... claro que, por otra parte, hay argumentos que justifican su precio: trae el último Snapdragon 845, incorpora reconocimiento facial, cuenta con una brutal cámara y la pantalla es del más alto nivel, entre otras cosas.

Con su llegada a España –hasta ahora solamente se había presentado en China–, el Mi 8 de Xiaomi destrona al Mi MIX 2S como el teléfono de más alta gama de la gama Mi: tiene una mejor pantalla, una mejor cámara (al menos en la frontal), cuenta con tecnología de reconocimiento facial... lo mejor será que veas la tabla, donde te resumimos sus características técnicas.

  Xiaomi Mi 8 Mi MIX 2S
Pantalla

6,21" 2.248 x 1.080 píxeles

Super AMOLED

HDR 10, DCI-P3

5,99" 2.160 x 1.080 píxeles

IPS LCD

-

Procesador Snapdragon 845 Snapdragon 845
Memoria y RAM

64/128/256 GB (no ampliables)

6 GB de RAM

64/128/256 GB (no ampliables)

Hasta 8 GB de RAM

Android Android 8.1 Oreo + MIUI 9.5 Android 8.0 Oreo + MIUI 9.5
Cámara principal 12 (f/1.8) + 12 megapíxeles (f/2.4) 12 (f/1.8) + 12 megapíxeles (f/2.4)
Cámara frontal 20 megapíxeles 5 megapíxeles
Batería 3.400 mAh 3.400 mAh
Precio en España Desde 499 euros Desde 529 euros

Por lo tanto, no es excesivamente desafinado decir que el que hemos tenido la oportunidad de probar es el mejor móvil de Xiaomi ahora mismo. No tiene competidor en el catálogo de la marca china, y lo que vamos a ver en este análisis del Mi 8 es si está a la altura de sus principales competidores: el Galaxy S9 de Samsung, el Huawei P20 Pro e, incluso, el iPhone X de Apple.

El análisis del Xiaomi Mi 8 empieza a partir de este párrafo. Descubre nuestras opiniones leyendo la prueba que arranca en la siguiente línea.

Le sienta bien este diseño

Diseño del Xiaomi Mi 8

Pese a que por su diseño el Mi 8 no aporta nada especialmente diferenciador respecto a lo que llevamos ya un tiempo viendo en el mercado de los móviles chinos (y no tan chinos), eso no quita que se trate de un teléfono con unos acabados de excelente calidad. Es cierto que le falta algo de personalidad, algo que lo diferencie de todos los demás móviles de la marca (incluso del propio Mi A2, que visto por detrás es idéntico), pero eso ya son deberes que quedan en manos de Xiaomi.

En términos de calidad, el Xiaomi Mi 8 transmite desde el primer momento la sensación de que se trata de un móvil con un diseño bien acabado en todos los sentidos. Es cómodo de utilizar en la mano, y la versión de color negro que ha pasado por nuestro laboratorio lucía un aspecto realmente elegante.

Mi 8 en la mano

Si echamos un vistazo a sus características, veremos que este teléfono alcanza un grosor de 7,6 milímetros –la cámara dual sobresale ligeramente por encima– y su peso se queda en los 175 gramos. Lo único que echaremos en falta de todo el conjunto es la salida de auriculares, que este año ha desaparecido no solamente en este buque insignia de Xiaomi, sino también en modelos más asequibles de la marca como el propio Mi A2.

  Xiaomi Mi 8 Galaxy S9+ iPhone X Huawei P20 Pro
Pantalla 6,21" (18:9) 6,2" (18,5:9) 5,8" (19,5:9) 6,1" (18,7:9)
Relación pantalla-cuerpo 83,8% 84,2% 82,9% 82%
Dimensiones 154,9 x 74,8 x 7,6 milímetros 158,1 x 73,8 x 8,5 milímetros 143,6 x 70,9 x 7,7 milímetros 155 x 73,9 x 7,8 milímetros
Peso 175 gramos 189 gramos 174 gramos 180 gramos

En lo referido a conexiones, en la parte inferior del Mi 8 encontramos una salida USB de Tipo-C, mientras que la bandeja Dual-SIM está ubicada en el lado izquierdo del móvil. Abajo está también el único altavoz que incorpora este teléfono, ya que lo que podemos ver al otro lado del puerto de carga no es otro altavoz, sino que es el micrófono (pese a que imita el mismo diseño que el altavoz, al estilo de los iPhone).

Xiaomi Mi 8

En la trasera está ubicado el lector de huellas, colocado en una posición muy cómoda de alcanzar con el dedo índice de la mano. Es un lector que funciona a modo de superficie táctil, por lo que no hace falta pulsarlo para desbloquear el teléfono. Y funciona de maravilla, reconociendo nuestra huella al instante. La huella puede utilizarse también para bloquear aplicaciones y para realizar pagos (no olvidemos que este móvil tiene NFC).

En caso de que hayáis llegado a este análisis esperando conocer más detalles sobre una función a la que Xiaomi ha dado mucho bombo desde la presentación del Mi 8, tenemos una mala noticia que dar: nuestra versión –MIUI Global 9.5.13.0– no traía la tecnología de Face ID activada, y no somos los únicos, por lo que nos quedamos con las ganas de probarlo. Instalando una ROM diferente, o incluso con la llegada de MIUI 10, debería ser posible activar esta tecnología. La marca ya nos ha confirmado que esta funcionalidad llegará pronto a España vía OTA.

La ceja del Xiaomi Mi 8

En este sentido, sí nos gustaría señalar una cosa: recordad que este Mi 8, el que nosotros hemos probado, solamente trae reconocimiento facial a través de la tecnología de infrarrojos; el Mi 8 Explorer Edition, la versión de más alta gama, es la que complementa esa tecnología con un añadido más: el escáner facial 3D. Y tiene el lector de huellas integrado en la pantalla. Sobre su llegada a España, eso sí, ahora mismo no se sabe nada.

¿Alguien había pedido Super AMOLED?

Pantalla del Xiaomi Mi 8

Incluso el mejor de los móviles de alta gama de Xiaomi hasta ahora, el Mi MIX 2S, no traía pantalla Super AMOLED: este año, la compañía ya nos había acostumbrado a que todos sus teléfonos vinieran con un panel con tecnología IPS LCD –las únicas excepciones las vimos hace años con el Mi Note 2 y el Redmi Pro, pero de eso ya ha llovido mucho–. Pero con el Mi 8 es diferente.

El Xiaomi Mi 8 trae una pantalla Super AMOLED de 6,21 pulgadas que alcanza resolución Full HD+, es decir, los habituales 1.920 x 1.080 "estirados" por el formato de 18:9 hasta los 2.248 x 1.080 píxeles. Y tenemos aquí el primer "pero" de este móvil: su resolución no llega al Quad HD+ que sí traen otros referentes de la gama alta como el Galaxy S9+ o el LG V30. Pero eso no quiere decir que la pantalla admita crítica alguna.

Pantalla del Mi 8

Recordemos que no hablamos de una pantalla cualquiera: su calidad de imagen está respaldada por su compatibilidad con el HDR –un formato que está muy de moda hoy en día, e irá a más–, y también por el espectro de color de DCI-P3. Esto quiere decir que es una pantalla de alta gama, con todas las de la ley.

Detalle de la pantalla del Xiaomi Mi 8

Ahora que las principales aplicaciones multimedia son ya compatibles con el HDR en los móviles, no me plantearía comprarme un teléfono de alta gama que no trajera esta tecnología. Creedme que se nota cuando ves un contenido en HDR: todo se ve mucho más vivo, y una vez lo pruebas raro sería que quisieras volver a ver contenidos sin HDR... al menos si te gusta mínimamente disfrutar de la calidad de imagen de una película o serie.

La de este móvil es una pantalla que se ve muy bien. Tengo la sensación de que los móviles de alta gama de alguna manera ya han tocado techo en cuanto a la calidad de imagen de la pantalla, y salvo que cambiemos a una nueva tecnología, pocas novedades –y, por lo tanto, pocas decepciones– veremos este año en la gama alta. Esto es aplicable también para los ángulos de visión y el brillo de la pantalla tanto en interiores como en exteriores, ambos dignos de una buena valoración.

Brillo de la pantalla del Xiaomi Mi 8

Lo que sí cabe decir, tal y como podéis ver en la prueba de la pantalla del Xiaomi Mi 8 que os dejamos a continuación, es que no estamos ante la pantalla con el brillo más alto del mercado: queda bastante atrás respecto a sus competidores, ya que los mejores móviles de Samsung, Apple o LG pueden llegar incluso a ofrecer cerca del doble del brillo que alcanza este teléfono de Xiaomi

Por la parte de los ángulos de visión, nuestra prueba de laboratorio confirma las buenas sensaciones de experiencia de uso que nos transmitió la pantalla durante el análisis.

Ángulos de visión del Mi 8

Que la resolución de la pantalla sea Full HD+, y no Quad HD+, es un detalle más meramente técnico que práctico: en la realidad no se nota (es imposible verlo a través del ojo humano), de forma que si Xiaomi tenía que recortar en algún apartado de la pantalla para mantener el precio de este teléfono en un rango razonable, no han tomado mala decisión al meter la tijera en la resolución.

En cuanto a ajustes de calibración de la pantalla, desde el menú de configuración del teléfono disponemos tanto de la opción de personalizar la temperatura de color como la de elegir el contraste entre tres niveles diferentes (Contraste automático, Contraste alto y Predefinido). Así mismo, disponemos también de un Modo lectura, que reduce la emisión de luz azul para facilitar la lectura (sobre todo de noche).

Xiaomi Mi 8, análisis y opinión

Lo que más me ha decepcionado de la pantalla es que a Xiaomi se le ha ¿olvidado? añadir algún tipo de compatibilidad al formato de los 18:9 de este teléfono. Mientras que en un Galaxy S9+ o un LG V30 puedes hacer que un vídeo ocupe toda la pantalla con el simple gesto de hacer zoom con los dedos, en este Mi 8 eso no es posible: ni en YouTube, ni en Prime Video, que son las dos aplicaciones con las que lo hemos probado.

Eso significa que todos los vídeos que reproduzcas de esas aplicaciones, tendrán a los lados dos franjas negras pintadas sobre la pantalla. No hay forma de aprovechar ese espacio. La buena noticia es que es algo que se puede solucionar con una actualización de sistema operativo, así que más le vale a la compañía ponerse a trabajar en ello cuanto antes.

Ceja del Mi 8

En lo referido al notch, cabe señalar que en los ajustes disponemos de una opción que nos permitirá ocultar la ceja en el caso de que prefiramos tener un marco "convencional" encima de la pantalla. No recomendamos activarlo por la sencilla razón de que ya se activa automáticamente cuando es necesario (al abrir una aplicación que no está adaptada a los 18:9, por ejemplo), de manera que lo mejor es dejar esta función de ocultar la ceja desactivada, tal y como viene de fábrica.

Por cierto, al tratarse de una pantalla Super AMOLED (ya sabéis: con esta tecnología, los colores negros no gastan batería porque para mostrarlos no es necesario iluminar ningún pixel) disponemos de la famosa opción de pantalla de bloqueo con notificaciones, que permite consultar la hora y nuestras notificaciones a cambio de gastar muy poca batería (y sin necesidad de encender para ello la pantalla).

El diseño de MIUI es mejorable en el Xiaomi Mi 8

MIUI en el Xiaomi Mi 8

Este apartado va a ser con diferencia el más subjetivo, imparcial y personal de todo este análisis del Xiaomi Mi 8: tengo que decir que para mí MIUI –la capa de personalización– no tiene cabida en un móvil de este calibre. Puede que sea cuestión de gustos, pero los iconos que trae por defecto esta capa para las aplicaciones son sencillamente demasiado simples, demasiado planos. Le quitan buena parte de la esencia de flagship que podría tener en su totalidad este teléfono.

Está claro que sería mucho pedir que trajera Android One, como el Mi A2, pero un buque insignia de esta talla se merece una interfaz a la altura de sus especificaciones. A Samsung le pasaba lo mismo hace años con sus Galaxy S3 y S4, y terminó por solucionarlo haciendo de TouchWiz una capa algo más acorde a los tiempos que corren. Que no es que TouchWiz sea precisamente un ejemplo a seguir, pero la idea se debería entender.

Iconos en MIUI

Realmente es difícil decir qué es lo que falla en la capa de Xiaomi. En mi opinión, el problema está en que la compañía ha querido unificar demasiado el diseño de los iconos de las aplicaciones: quiere que todos los iconos de las apps estén representados por un cubo del mismo tamaño, sin excepción, y eso ocasiona que haya aplicaciones cuyo verdadero icono (Instagram, Ivoox, Apple Music...) aparece con un fondo blanco en la pantalla de inicio. Lo que no queda precisamente muy estético.

El Xiaomi Mi 8 viene de fábrica con MIUI 9.5 (basada en Android 8.1 Oreo), y es un candidato fijo para ser de los primeros en actualizarse a MIUI 10. Veremos qué novedades supone eso en términos de interfaz, aunque de antemano ya está confirmado que en ese sentido no veremos ningún cambio radical.

Los mejores móviles de Xiaomi por rango de precio

Desde el punto de vista práctico, no hay nada que se le pueda criticar a MIUI. Tiene todas las funciones que le podríamos pedir a un móvil Android en 2018 (gestos en lugar de los botones virtuales del sistema, aplicaciones duales, registro de los megas gastados en los datos móviles...), y cualquier usuario avanzado sabrá de sobra lo fácil que resulta encontrar nuevas ROMs en los foros de Mi.com para probar más funciones de las que vienen de serie.

Por supuesto que hay aplicaciones instaladas de fábrica: Limpiador, Tienda Xiaomi, Foro MIUI, Seguridad... y también algunas de Microsoft (Word, Excel, PowerPoint...), pero se pueden desinstalar. Además, los cerca de 50 GB libres de espacio que quedan tras encender el móvil por primera vez (tiene 64 GB) son suficientes para guardar todos tus archivos... y si no, a la nube.

El Snapdragon 845 vuela en este móvil

Mi 8 en la mano

En el apartado del rendimiento, hay poco que decir: el Snapdragon 845, que en esta versión que nosotros hemos probado viene acompañado de 6 GB de RAM, se desenvuelve con absoluta fluidez en todas las tareas que se nos ha pasado por la cabeza ejecutar en este Mi 8. Sobra decir que en el día a día, durante la navegación por los menús, no hemos notado ni una sola señal de problemas de fluidez.

En la galería que os dejamos a continuación podéis ver por vosotros mismos los resultados que consigue este teléfono en los benchmarks de las tres aplicaciones de prueba de rendimiento más importantes del momento: AnTuTu, Geekbench y PCMark.

Por la parte de las conectividades inalámbricas, salvo la ya extinta y casi desaparecida de los móviles Radio FM no hay nada que echemos especialmente en falta: tenemos WiFi de banda dual (2,4 + 5 GHz), Bluetooth 5.0 con NFC, GPS con A-GPS, GLONASS, BDS, GALILEO y QZSS... todo lo que le pediríamos a un móvil en 2018, en resumen.

Y respecto a la batería, os podemos confirmar que 3.400 mAh son más que suficientes para pasar un día completo de uso sin sufrir por no tener un enchufe a mano. Además, es compatible con Quick Charge 4+, y la caja trae de serie un cargador Quick Charge 3.0 de 18W que resulta más que de sobra suficiente para cargar media batería en unos 30 minutos.

Lo mejor

  • Pantalla de excelente calidad
  • Un rendimiento más que de sobra fluido
  • Buena cámara en casi todas las situaciones
  • No tiene rival en precio

Lo peor

  • Resolución Full HD+, y no Quad HD+
  • Todavía no hay zoom para sus 18:9
  • MIUI sobra en un móvil así
  • No hemos podido probar el desbloqueo facial

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

8/10

Hardware

9/10

Software

6/10

Cámara

7/10

Batería

8/10

Conectividad

8/10

Sonido

7/10

Nota técnica

77

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Te recomendamos