Skip to main content

Xiaomi Mi 9T, análisis y opinión

Análisis Xiaomi Mi 9T

Lo mejor

  • Cámara y modos de captura
  • Rendimiento
  • Sensación de móvil premium
  • Pantalla AMOLED sin notch

Lo peor

  • Resbala más de la cuenta
  • Es algo pesado
  • Algún reinicio esporádico
  • Solo un altavoz, sonido mono

03/07/2019 - 09:56

Cada vez que Xiaomi lanza un móvil, la expectación es máxima. Con el Mi 9T no ha sido menos, y ya tenemos entre nosotros el que puede convertirse en el mejor móvil de gama media-premium de 2019. ¿Qué tal su pantalla infinita sin notch en el día a día y sus tres cámaras traseras? Lo vemos en nuestro detallado análisis del Mi 9T.

Xiaomi es una compañía que nos ha acostumbrado estos últimos años al lanzamiento de móviles casi cada mes. Además de versiones ''punta de lanza'' en sus diferentes familias y marcas, la empresa china crea variantes de esos terminales principales. Esto significa que hay un móvil Xiaomi para casi cada tipo de usuario, y también quiere decir que es normal si os perdéis con la nomenclatura.

El terminal que tenemos entre manos para analizar, el Xiaomi Mi 9T, es un nuevo miembro de la familia Mi 9 que tan buenos resultados ha dado a la compañía china gracias a un diseño muy premium y a unas características top en su rango de precio. Sin embargo, no es totalmente nuevo.

Y es que, se trata de la versión occidental del Redmi K20, un móvil que lleva unas semanas a la venta en China y que teníamos ganas de ver por nuestro territorio gracias a que cumplía la regla de las tres ''b'' (bueno, bonito, barato).

  Xiaomi Mi 9T
Pantalla Panel AMOLED 6,39''
Resolución de 2.340 x 1.080px
403 píxeles por pulgada
Procesador Qualcomm Snapdragon 730
RAM 6 GB 
Almacenamiento 128 GB
Android Android 9.0 Pie
Capa de personalización MIUI 10
Cámaras principales Principal: 48 Mpx f/1.8 PDAF
Gran angular: 13 Mpx f/2.4
Telefoto 2x: 8 Mpx f/2.4
Flash DUAL
Cámara frontal 20 Mpx f/2.2
Periscopio zona superior
Batería 4.000 mAh
Carga rápida 18 W
Chip NFC
Dimensiones 156,7 x 74,3 x 8,8 mm
Peso 191 gramos
Precio de salida 329 euros

A priori, tiene las características ideales (NFC, triple cámara, diseño atractivo, materiales premium y un frontal todo pantalla sin notch), pero además estrena procesador, un Snapdragon 730 que veremos mucho a partir de ahora y que hemos puesto a prueba en esta review del Mi 9T.

Si queréis saber si  es un móvil para vosotros, si es superior a terminales que doblan el precio o si es el mejor móvil de gama media del año, por encima de algunos Honor muy interesantes, incluso del rumoreado Pocophone F2 o Xiaomi Mi A3, seguid leyendo nuestro análisis del Xiaomi Mi 9T, porque hay mucha tela que cortar.

Índice de los contenidos del análisis del Xiaomi Mi 9T

Análisis Xiaomi Mi 9T

Diseño a la última... con algo de sobrepeso y un poco chillón

Empezamos el análisis del Xiaomi Mi 9T por lo que entra por la vista, el diseño, y lo cierto es que es un móvil que engaña. Y es que, sus acabados y materiales son más propios de móviles que doblan su precio.

Estamos ante un móvil todo pantalla que no cuenta con notch de ningún tipo y que, en su lugar, cuenta con una cámara frontal escondida en un módulo retráctil (al más puro estilo del OnePlus 7 Pro). Es un frontal que sí, cuenta con sus marcos (más acusados que en un Oppo Reno, por ejemplo), pero que aprovecha esa parte frontal.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Este módulo es interesante porque, además de ser la cámara frontal, cuenta con iluminación (personalizable) y un anillo que hace las veces de LED de notificaciones. ¿Es útil un LED de notificaciones en un lateral? Bueno, no tanto como en el frontal, está claro, pero ahí está y un par de veces me ha ''chivado'' una llamada cuando el móvil estaba en silencio boca abajo.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Si damos la vuelta al dispositivo nos encontramos una parte trasera de cristal que cuenta con un diseño peculiar. Nuestra unidad es la de color azul, con un tono más oscuro en la parte central y un degradado (algo chillón) en los laterales. También existe un modelo en color negro con un acabado rayado, simulando la fibra de carbono.

Análisis Xiaomi Mi 9T

En esta parte trasera están las tres cámaras, la superior (la del zoom 2x) rematada dentro de un círculo que cambia de color dependiendo de la incidencia de la luz. Guste más o menos el acabado de la parte trasera, está claro que Xiaomi ha cuidado el aspecto del móvil.

Análisis Xiaomi Mi 9T

En los laterales tenemos el botón de bloqueo (acabado en rojo) en la parte derecha, bajo los botones de subir/bajar volumen.

Análisis Xiaomi Mi 9T

En el lateral izquierdo no tenemos nada, ya que el altavoz, el puerto USB Tipo-C y la ranura para la SIM está en la parte inferior. En la parte superior, además de la cámara pop-up, tenemos el puerto jack de 3,5 milímetros para auriculares.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Como decimos, es difícil pedir más a un móvil de esta gama y precio, ya que tiene prácticamente todo lo que necesitamos, por no decir que cubre el 100% de lo que podemos buscar en un teléfono. Falta un lector de huellas capacitivo que agilice el proceso de desbloqueo del móvil, pero de eso hablaremos más adelante.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Por lo demás, es un móvil bonito, aunque esto siempre va en gustos, y como contra podemos decir que es pesado (191 gramos), algo grueso con sus 8,8 milímetros y, sobre todo, resbaladizo (aunque para mitigar esto, Xiaomi incluye la que, posiblemente, sea la mejor funda que llega en la funda del móvil).

Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi 9T

¿La mejor pantalla en la gama media?

Con las pantallas, pasa algo parecido a las cámaras. Casi todos los smartphones cuentan con una ''buena'' pantalla. Sin embargo, lo que era válido hace unos meses, parece que ahora ha pasado ''de moda'', y diferentes fabricantes están optando por refinar los paneles que tienen entre manos en lugar de optar por características más ''infladas''.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Así, tenemos un panel AMOLED que Xiaomi ha utilizado en varios de sus modelos. Es una pantalla con una resolución de 2.340 x 1.080 píxeles que cuenta con una diagonal de 6,39 pulgadas con una relación de aspecto de 19,5:9 con 403 píxeles por pulgada.

Como decimos, los marcos no son lo estrechos que en otros móviles del estilo, con un 86,1% del frontal ocupado por la pantalla, pero lo cierto es que se trata de una pantalla que da la sensación de estar bien aprovechada dentro del cuerpo del terminal.

Mi 9T

Algo fundamental en las pantallas de los móviles es el brillo y la calidad del panel para poder ver el contenido desde ángulos que, a veces, son bastante acusados. En este sentido, nos encontramos con un panel que cuenta con una gran representación del color. 

Hay diferentes opciones (algo a lo que nos tienen acostumbrados desde Xiaomi) para ajustar los colores de la pantalla, como la calidez de los mismos o la saturación, y el resto lo pone un panel AMOLED bien calibrado con un buen contraste y una representación de colores muy vistosa.

Análisis Xiaomi Mi 9T

No es una paleta tan saturada como la de un Samsung, por ejemplo (excelentes en pantalla al haber refinado la fórmula AMOLED durante generaciones), ni tampoco es tan brillante, pero es más que buena tanto para ver vídeo como para disfrutar de videojuegos.

AMOLED, OLED, IPS: ¿qué pantalla para móviles es mejor?

Ahora bien, ¿por qué decimos que los fabricantes se están esforzando en refinar los paneles? El nivel de brillo de algunos terminales de este año es una muestra. Por ejemplo, según los estándares y el tipo de contenido que es capaz de reproducir, la pantalla del Xiaomi MI 9T es HDR. 

Xiaomi Mi 9T

En la siguiente imagen podéis ver cómo tenemos un brillo medio de 660 Lux con una desviación de sólo 7 Lux. Es una variación muy pequeña, y eso se nota en el día a día, ya que cuando vemos vídeos en los que hay imágenes con un color uniforme, no hay una diferencia de brillo apreciable entre los diferentes segmentos del panel.

Mi 9T

Por esa uniformidad del brillo y, sobre todo, por la densidad de píxeles, el tamaño del panel y el precio del terminal, podemos hablar, sin miedo a equivocarnos, de una de las mejores pantallas en la gama media.

Snapdragon 730, una garantía para juegos y apps

Hace unos meses, Qualcomm presentó sus nuevos procesadores para la gama media. Además de la gama Snapdragon 600, la compañía norteamericana cuenta con la familia Snapdragon 700, una familia que tiene más potencia tanto en la CPU como en la GPU, y además son algo más capaces en las labores de la inteligencia artificial.

El Oppo Reno o el Xiaomi Mi 9 SE montan los Snapdragon 710 y Snapdragon 712 respectivamente, pero con este Mi 9T, Xiaomi ha querido estirar algo más el interior del terminal con el recién llegado Snapdragon 730.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Se trata de un procesador de ocho núcleos con dos núcleos de alto rendimiento Kryo 470 Gold a 2,2 GHz y seis núcleos de bajo consumo Kryo 470 Silver a 1,8 GHz. La GPU es la Adreno 618 y está acompañado por 6 GB de memoria RAM. Antes de contar qué tal la experiencia de usuario con este procesador y MIUI 10, vamos a comparar los benchmarks de terminales de la misma gama que el Mi 9T:

  Xiaomi Mi 9T Oppo Reno Xiaomi Mi 9 SE Huawei P30 Lite Samsung Galaxy A9 (2018)
Procesador Snapdragon 730 Snapdragon 710 Snapdragon 712 Kirin 710 Snapdragon 660
RAM 6 GB 6 GB 6 GB 4 GB 6 GB
AnTuTu 213.416 154.580

147.059

137.770 140.179

3D Mark (Sling Shot)
 

2.181 1.803

1.770

988 1.350

GeekBench:
Single
Multi
 

2.563
6.889
1.460
5.862

1.880
5.942

1.570
5.399

1.609
5.809
PCMark 2.0 7.478 6.538

6.860

7.061 6.455

Como podéis ver, en los fríos números, el Snapdragon 730 no solo es más potente en todos los campos (GPU y CPU) que los dos procesadores Snapdragon que están inmediatamente por debajo de él, sino también más eficiente en cálculos de CPU que un Kirin 710 que, precisamente, sobresalía en este terreno.

Xiaomi Mi 9T

Es un procesador tremendamente eficiente y, de hecho, el rendimiento general es mejor que el de un Snapdragon 835 (procesador de gama top de hace dos generaciones) y tiene un rendimiento en un núcleo muy similar al ''todopoderoso'' Snapdragon 845, el SoC top de Qualcomm de 2018. No son los últimos procesadores de gama alta de Qualcomm, pero vamos, es un procesador de gama media comparable a dos titanes de los últimos años. 

Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi 9T

Más allá de los números, ¿en qué se traduce esto? La experiencia de usuario es, como os podéis imaginar, impecable, y el sistema vuela en todo momento. Las transiciones son suaves, podemos jugar a cualquier tipo de juego y ejecutar aplicaciones pesadas sin problemas.

De hecho, en títulos como PUBG podemos jugar al máximo de gráficos sin que el rendimiento se resienta, una de las mejoras de la GPU frente al resto de procesadores Snapdragon 7XX. Y, además, es un procesador que gestiona muy bien el apartado fotográfico, algo importante en un móvil con tres cámaras, una de ellas de 48 megapíxeles que necesita una  potencia de procesado considerable.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Tres cámaras que sorprenden en el retrato

Las cámaras del Xiaomi Mi 9T siguen la línea del resto de apartados del terminal. No son perfectas, pero sí más que solventes y, sobre todo, muy interesantes en su segmento de precio (y capaces, en algunas circunstancias, de poner las cosas difíciles a gamas más altas).

Análisis Xiaomi Mi 9T

Nos encontramos una configuración que empieza a ser clásica. Tres sensores dispuestos en el centro del terminal en posición vertical que, de arriba a abajo, son un telefoto 2x de 8 megapíxeles f/2.4, el sensor principal de 48 megapíxeles f/1.8 y el gran angular de 13 megapíxeles f/2.4.

Esta triple cámara opera con la ayuda de la inteligencia artificial, una IA que cada vez se parece más a la de Huawei en el reconocimiento de escenas. Cuando empezó la ''revolución'' de las cámaras con IA, Xiaomi montaba una IA ''invisible'' para el usuario''. Ahora, sabemos qué tipo de escena está reconociendo para aplicar ciertos valores. Ahora sabemos que está activada y, por ejemplo, si apuntamos a un plato con comida, aparece un simbolito que correspondiente y la saturación de los colores en ese objeto.

De hecho, por nuestra experiencia, es mejor dejar activada la inteligencia artificial todo el rato.

Ahora bien, ¿necesitamos una cámara de 48 megapíxeles en un móvil, cuando el tamaño del sensor es el que es? Depende de la situación. A continuación, os dejamos tres imágenes, la misma toma con el modo de 48 megapíxeles, luego en 12 megapíxeles por pixel binning con la IA y el gran angular para que veáis el nivel de distorsión en la imagen:

Fotos Mi 9T
Fotos Mi 9T
Fotos Mi 9T

El modo de 48 megapíxeles, en una fotografía para subir a redes sociales, no aporta nada que no tenga el modo de 12 megapíxeles por pixel binning (como se toman todas las fotografías, a no ser que especifiquemos que queremos tomarla a 48 Mpx) con ayuda de la IA. 

De hecho, la IA da un extra de nitidez y detalle en las texturas del que carece la fotografía a 48 Mpx. Si queremos disparar a 48 Mpx, porque queremos tener una imagen de un tamaño inmenso, por ejemplo, podemos hacerlo, y realmente la interfaz nos permite pasar al modo de 48 Mpx de manera muy sencilla, sin tener que meternos en el menú de configuración de la cámara.

Xiaomi Mi 9T

Hablando del gran angular, tenemos un sensor que nos permite capta más escena en la toma y que, aunque existe una ligera distorsión en los laterales, no es algo demasiado exagerado.

Fotos Mi 9T
Fotos Mi 9T
Modo HDR activado
Fotos Mi 9T
HDR desactivado

Cuando las condiciones de luz acompañan, como en el caso de las fotografías justo sobre estas líneas, las imágenes son muy, muy vistosas.

Es cierto que los colores que capta la cámara del Mi 9T son algo saturados. El resultado es muy espectacular para subir a redes sociales sin tener que aplicar ningún filtro. Tanto con el modo HDR como sin él, algo que se puede desactivar con una pulsación en la interfaz, los resultados son buenos. Tienen un bajo nivel de ruido y la luminosa lente permite una velocidad de obturación suficiente como para que no se nos escapen algunas fotografías (la paloma que echa a volar es un ejemplo).

Algo que echo de menos de mi móvil personal, un Mate 20 de Huawei, a un móvil de otra compañía es el macro. Me gusta mucho hacer fotografías con el ''macro'' de los Huawei, y en este caso, no tenemos macro en el Mi 9T, aunque siendo legales, ningún móvil aparte de los Huawei tiene un gran angular con posibilidad de enfoque tan cercano. 

Sin embargo, sí que tenemos un telefoto que funciona bien tanto para captar detalles en objetos lejanos... como para hacer una especie de fotografía macro en objetos cercanos.

Fotos Mi 9T
Fotos Mi 9T

Las fotos de la pluma son un ejemplo, con el sensor principal la primera y el 2x la segunda, y a continuación os dejamos otro ejemplo en un edificio:

Fotos Mi 9T
Fotos Mi 9T

El nivel de ruido es contenido, el detalle es bueno y, aunque se aprecian colores diferentes, tanto por el tamaño del sensor como por los procesos de software que se aplican a cada foto, y la apertura del sensor, son fotografías que no desmerecen. Y sí, vale más la pena usar el telefoto que realizar un recorte en una fotografía tomada con el principal a 48 megapíxeles.

Fotos Mi 9T
Fotos Mi 9T

Algo que tampoco falta en el Xiaomi Mi 9T es un modo noche. No es algo automático como en otros móviles cuando el terminal detecta que falta luz, sino que debemos activarlo en la interfaz de la cámara, y lo que tenemos es un modo de alta exposición.

Los resultados son... dispares, como poco. Por ejemplo, en la fotografía de la Luna, el punto de enfoque está en la propia luna, y las farolas y todas las luces aparecen distorsionadas. En la foto del edificio, era la farola el punto de enfoque. Una es más espectacular que otra, pero la del edificio tiene un trato más acorde a lo que, realmente, veía con mis ojos.

Otro ejemplo de cómo ilumina artificialmente la imagen con este modo de larga exposición es el efecto HDR que aplica a la fotografía, alterando los colores de la misma.

Si pasamos al retrato, hay buenas y ''malas'' noticias. Las buenas noticias es que el retrato que realiza el sensor 2x (porque no lo realiza el principal con ayuda del telefoto, sino el 2x) es muy bueno.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Cuando disparamos con los sensores traseros, contamos con un recorte muy bueno que, además, es selectivo. Podemos editar la fotografía tanto antes como después de tomarla, y si pasamos por algo los agresivos filtros de imagen (ojos más grandes, piel de porcelana...), nos encontramos unos retratos atractivos, con buenos colores y un recorte suave que queda muy bien.

Fotos Mi 9T
Fotos Mi 9T

De hecho, es un recorte que sorprende por los buenos resultados que ofrece en situaciones muy, muy complejas. Aquí os dejamos una prueba con una fotografía a plantas con f/2.4 y la comparativa con la misma fotografía forzando el retrato a es f/1.0 por software. Es una situación extrema de la que el móvil sale sorprendentemente bien. No vamos a disparar muchas veces a f/1.0, pero podemos hacerlo a elementos que no sean tan delicados como un tallo, algo muy ''fino'' que puede confundir al software.

Si pasamos a la cámara delantera, la calidad de la fotografía baja algunos peldaños. El retrato no sorprende tanto y está claro que el objetivo, aunque con 20 Mpx f/2.2, no cuenta con una gestión de software igual a la de las cámaras principales (ni el propio sensor es el mismo, claro).

Foto Mi 9T

En el apartado del vídeo contamos con grabación 4K30 fps, pero también con la posibilidad de grabar en 1.080p a 240 fps o a 720 y 960 fps, una cámara lenta que, realmente, al ser frames por segundo interpolados no ofrece un gran resultado. Está ahí, pero no pasa de ser una curiosidad.

La opción de vídeo a 4K es la más recomendable. Es cierto que, a veces, hay pequeños saltos en la imagen fruto del procesado de la misma y la ''demanda'' de la captura al SoC, pero la imagen es estable gracias al EIS. El vídeo a 1.080p  pasa sin pena ni gloria, ya que a esos 60 frames por segundo se nota mucho más que carecemos de un estabilizador óptico.

También podemos grabar con el gran angular, y los resultados son notables. No solo la imagen es atractiva, sino que la paleta de colores es ligeramente diferente y, además, no se distorsiona demasiado la imagen. 

Podéis ver las fotografías y vídeos en su resolución original en este enlace.

Llegan las notificaciones a un MIUI 10 con luces y sombras

En un móvil en el que casi todo son buenas palabras, el sistema operativo podía hundir la fiesta de Xiaomi. MIUI 10 es la cama de personalización que corre sobre Android 9 Pie, y lo cierto es que la compañía china se ha esforzado para que, esta vez sí, MIUI de un paso al frente.

Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi 9T

Se trata de un sistema bien optimizado para procesadores tanto potentes como de gama de entrada, y lo cierto es que va como se espera de él en un terminal con estas características. La experiencia de usuario en el Mi 9T es muy buena, y pese a un par de reinicios del terminal, no hemos tenido mayores problemas. 

Además, hay novedades. Y es que, uno de los problemas de los móviles Xiaomi desde que adoptaron el notch era la gestión de notificaciones. Simplemente, no aparecían. Ahora, en el Mi 9T hay una opción para activar las notificaciones (¿por qué no vienen así desde el comienzo?) y estas aparecen como deben en la parte superior.

Xiaomi Mi 9T

Eso sí, cuando nos llega una notificación y estamos mirando el móvil, aparece la correspondiente tarjeta, pero no podemos tirar de ella para desplegarla y hacer una vista previa, sino que debemos pulsar. Es decir, hay mejoras, sí, pero todavía se puede afinar.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Por lo demás, tenemos un modo oscuro, gracias a MIUI, que hace que ahorremos batería en ciertas situaciones, pero también opciones de configuración de la pantalla y opciones de protección del terminal, seguridad, gestión de aplicaciones en segundo plano y la posibilidad de clonar aplicaciones de una forma muy sencilla.

Como decimos, MIUI es cada vez más completo, y uno de los grandes problemas que tenía, el de las notificaciones, ya está  - medio - resuelto. 

Desbloquear el teléfono es un proceso ''lento''

No solemos dedicar un apartado entero a hablar de la experiencia de desbloqueo de un terminal, pero creemos necesario pararnos en este punto en nuestro análisis del Xiaomi Mi 9T. Y es que, por el precio que tiene, no todo podía ser bueno (o increíble, dependiendo de cómo se mire), y los sistemas de desbloqueo no ofrecen  una experiencia óptima.

Ya os hemos contado que tenemos el sensor biométrico en la pantalla para desbloquear con huella y, además, contamos con la posibilidad de desbloquear el terminal con el rostro, con la foto de Google (la clásica de la cámara delantera, ya  que no  hay ningún tipo de sistema IR de reconocimiento facial).

La experiencia con el lector de huellas es agridulce ya  que, si bien es rápido cuando reconoce la huella, la tasa de error es elevada y debemos tener el dedo colocado de forma óptima para que el sistema lo reconozca y desbloquee el terminal.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Cuando nos acostumbramos, es fácil no fallar, pero es un ejemplo de que no todos los sensores de huella en pantalla son iguales y, además, una muestra más de que el sensor capacitivo (ya esté en la parte trasera o lateral del móvil) sigue  siendo la opción más rápida (si dejamos a un lado el desbloqueo facial de un iPhone, claro).

Por otro lado, desbloquear el móvil con el rostro no es viable. La cámara frontal es muy rápida reconociendo nuestra cara, pero claro, tarda un segundo en desplegarse y es un tiempo inasumible. No podemos esperar ese segundo para desbloquear el terminal. Además, nos ha dejado una duda interesante.

La foto de Google la hice con gafas, que son bastante grandes, como se puede ver en las fotos, pero el Mi 9T me reconoció en una ocasión a una distancia de un metro, sin estar bien enfocado y con lentillas, desbloqueando el móvil. Muy seguro, realmente, no parece, y no es culpa de Xiaomi, realmente...

Análisis Xiaomi Mi 9T

¿Es peor móvil el Mi 9T por eso? No, pero al final desbloqueamos varias decenas de veces al día el móvil, y que no sea algo instantáneo y sin errores, es algo a señalar.

4.000 mAh y carga rápida, pero no la más rápida del mercado

Xiaomi lleva un tiempo apostando por los 4.000 mAh, y eso es una buena noticia tanto por la tecnología de carga que utilizan como por la autonomía de los terminales. En este caso, nos encontramos con un móvil que casi llega a los dos días de autonomía si no realizamos un uso demasiado intenso.

Batería externa si se te quedan cortos los 4.000 mAh

Es decir, usándolo con redes sociales como Instagram, Twitter y WhatsApp, llegamos a esos dos días sin demasiados problemas con un brillo al 50% constante. Como veis en la captura superior, con el brillo al 50% se superan las 13 horas de pantalla.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Si tenemos el brillo automático, con un sensor que cumple a la perfección, y realizamos un uso intenso, tenemos unas ocho horas de pantalla. Es decir, llegamos al día de uso sin ningún problema, y lo mejor es que la carga no es precisamente lenta.

El cargador que incluye la caja del Mi 9T es de 18 W, y en nuestra prueba de carga, con notificaciones activadas y pantalla ambiente, nos permite cargar el terminal en menos de dos horas. 

Mi 9T

No solo contamos con una buena autonomía, sino que la carga, aunque no es del nivel de un OnePlus 7 Pro o de un Oppo Reno, con tecnología de carga más agresiva y un cargador más potente, es rápida, con un 50% en una media hora.

Un sonido extremadamente discreto

Un punto que nos ha decepcionado a la hora de hacer el análisis del Xiaomi Mi 9T es el sonido. No contamos con dos altavoces para lograr un sonido estéreo, y el único que hay, en la parte inferior del dispositivo, tampoco ofrece un sonido demasiado nítido.

Aunque cuenta con un volumen considerable, lo cierto es que el altavoz suena algo enlatado. El problema es que el espectro de graves no tiene prácticamente presencial, lo que resta contundencia al sonido. 

Análisis Xiaomi Mi 9T

Eso sí, con auriculares la cosa tampoco cambia. Y es que, Xiaomi sigue sin incluir tecnología Dolby Atmos o DTS, por lo que la calidad de sonido por auriculares depende únicamente de la calidad de los auriculares que tengamos. En este sentido, se nota que estamos ante un móvil de 329 euros.

Tiene como ventaja el conector minijack por lo que no tendremos que andar con adaptadores o cargando auriculares bluetooth para poder usarlos.

NFC rápido y todas las conexiones necesarias

El broche a un móvil al que se le pueden poner pocas pegas es el chip NFC. Xiaomi no es una compañía que nos haya acostumbrado al NFC. De hecho, los móviles de Xiaomi que tienen NFC se pueden contar con los dedos de una mano, y que un terminal de gama media cuente con NFC es una buena noticia.

El NFC nos va a permitir emparejar dispositivos, pero también pagar con el móvil (siempre que vuestro banco esté entre los móviles de Google Play o tenga aplicación dedicada, claro). Tener NFC no asegura contar con una experiencia de usuario satisfactoria, ya que hay NFC ''rápido'' y ''lento'', además de unos que cuentan con un mayor rango de acción que otros.

Análisis Xiaomi Mi 9T

La buena noticia es que el NFC del Xiaomi Mi 9T es de los rápidos y de los que no nos obligan a buscar en el datáfono el punto exacto. En cuanto apoyamos el móvil, se realiza el pago. Si hablamos del resto de conexiones, no falta ninguna, con soporte para redes Wi-Fi de 2,4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0 y USB Tipo-C en el apartado de las conexiones físicas.

No tiene radio FM, por poner una pega en este sentido, ni tampoco puerto de infrarrojos. Y hay que hacer notar que no podremos ampliar la capacidad de la memoria interna mediante tarjetas microSD.

¿El mejor móvil de gama media en 2019?

Como habéis visto en el análisis del Xiaomi Mi 9T, el terminal es uno de los que tiene papeletas para convertirse en la estrella de 2019. No es el más potente, ni el que hace mejores fotos, ni el que cuenta con mejor pantalla, pero la relación calidad precio parece imbatible.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Sin ir más lejos, y tirándonos a la piscina a la espera de ver qué pasa con el Pocophone F2 (que Xiaomi podría traer a España como la versión remozada del Redmi K20 Pro, sin ir más lejos), podemos decir que el Xiaomi Mi 9T es uno de los mejores móviles de 2019 en calidad/precio, así como el mejor terminal de gama media de lo que llevamos de año.

Es cierto que su altavoz no es el mejor del segmento, con un sonido algo enlatado, que el desbloqueo no es óptimo y que las cámaras podrían rendir algo mejor de noche, pero estamos hablando de un móvil que ha salido al mercado por 329 euros y que bajará pronto de precio, como es habitual en los móviles de la compañía china.

Análisis Xiaomi Mi 9T

Es un móvil bueno (con un procesador espectacular en su gama, una batería que nos da una buena autonomía y unas cámaras muy solventes), bonito (con una pantalla AMOLED más que solvente y un diseño muy cuidado) y barato. 

En 2018, Xiaomi apretó mucho la gama media, y con terminales como el Mi 9T, directamente, no da opción a muchos fabricantes.

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

8/10

Hardware

9/10

Software

8/10

Cámara

8/10

Batería

9/10

Conectividad

8/10

Sonido

7/10

Nota técnica

84

Relación calidad/precio

Ver ahora: