Skip to main content

Las mejores películas de Pixar (y también algunas de las peores)

Mejores películas de Pixar

30/09/2018 - 12:01

Estas son las mejores películas de Pixar, pero también algunas de las peores ordenadas de mejor a peor según un criterio muy personal. El veterano estudio de Disney lleva casi 25 años creando obras maestras de la animación, y este es nuestro repaso a sus peores y mejores películas desde un punto de vista artístico, pero también tecnológico.

Si hablamos de animación, debemos distinguir entre Pixar... y los demás. Vale, Dreamworks está ahí, pero la animación de dicho estudio está muy lejos de las virguerías que consiguen en los estudios de Disney. Y a la hora de contar historias ni queremos comparar...

Fundada a mediados de los 70 y convertida en lo que es hoy día gracias a Steve Jobs, Pixar se ha convertido en el estudio de la excelencia dentro del cine, algo así como la nueva Marvel dentro de Disney. Todo lo que tocan es oro, y todo comenzó en 1995 con Toy Story.

A continuación os dejamos una lista de las mejores películas de Pixar, y también algunas de las peores. ¡Ojo! Esto es muy personal y cuando decimos que una película de Pixar es de las peores nos referimos a que han hecho algunas tan buenas, que es lógico que otras no lleguen a esas cotas. Sin más, os dejamos las mejores y peores películas de Pixar.

Toy Story - 1995

Debemos empezar por la inigualable Toy Story. Puede que se trate de la película que cambió el cine de animación para siempre debido a la trama, pero también a la técnica utilizada en un año 1995 en el que los muñequitos parlanchines creados por ordenador dejaron a todo el mundo con la mandíbula colgando. 

Fue el primer largo creado por animación utilizando ordenadores, y unas 110 personas participaron en la creación de esta cinta que costó 30 millones de dólares y que hizo avanzar, como decimos, el mundo del cine gracias a la animación por ordenador. ¿Os parecen mucho 30 millones? Pues tenemos que deciros que es la película más ''barata'' de Pixar.

Dejémonos de introducciones y vayamos al grano. Toy Story, además de por la animación, cautivó al mundo por su increíble banda sonora y por una historia en la que daba vida a los juguetes. ¿Quién no ha sido pequeño y ha pensado que los juguetes hacían cosas cuando salíamos de la habitación? 

10 películas imprescindibles si quieres opinar de cine

Pixar dio forma a esa idea y maravilló a millones de jóvenes a la vez que les enseñaba que la amistad podía surgir entre dos personas - muñecos - que parecían de mundos completamente distintos.

Hasta el infinito y más allá, un libro para los amantes de Pixar

Fue un antes y un después en la industria, y van a pasar casi 25 años hasta que se puedan igualar los gráficos prerenderizados de la película en tiempo real.

Nos referimos a Kingdom Hearts III y su mundo de Toy Story, juego que llegará en 2019, que ofrece imágenes superiores en algunos sentidos a las de la cinta y que muestra que han tenido que pasar cuatro generaciones de consolas para igualar lo que 110 genios de la animación crearon en el 95.

Del Revés - 2015

O te gusta, o la odias. No hay nada escrito en Del Revés, pero como este tipo de listas son de lo más objetivas, ocupa el segundo puesto en mi lista de las mejores películas de Pixar.

¿Por qué? Por todo. A nivel argumental no es nada demasiado enrevesado (como cualquier otra película de la compañía), ya que escenifica el viaje del héroe y la necesidad de entenderse con un personaje que es totalmente contrario a él (ella, en esta ocasión). 

Del revés

Sin embargo, nos cuenta la historia desde el punto de vista de los sentimientos, y es tronchante ver a cinco grandes sentimientos hablando y escenificando, precisamente, lo que representan.

Hay risas, emoción y alguna que otra lagrimilla en un momento dado, y sobre todo nos hace pensar que, de verdad, nuestra mente trabaja así. Y qué banda sonora...

En el plano técnico, esta es una de las películas mejor realizadas de Pixar, aunque no la mejor. Cada personaje está detallado al extremo y muestra un nivel de atención exquisito. Todos cuentan con ''pelusa'' por todo el cuerpo, y es algo que, sobre todo al verla en Blu-Ray, notas enseguida.

La iluminación es excelente, el sistema de trazado de rayos resulta impecable y, en definitiva, es una auténtica maravilla técnica. Ojalá Pixar logre superarla alguna vez. ¡Ah! Si hablamos de pasta, costó unos 175 millones con una recaudación de casi 860 millones, de las más rentables de Pixar.

Ratatouille - 2007

Una película con un gusto exquisito. Ratatouille nos cuenta la historia de una simpática rata con aspiraciones culinarias que descubre que puede hacer que un humano que no tiene ni idea de cocina sea el mejor cocinero de todo París.

Aunque arranca algo lenta, cuando despega no hay quien la pare, dejándonos una nueva trama en la que el mensaje más importante es que no importa lo que queramos ser o cuán lejos esté el objetivo siempre que nos esforcemos.

Tecnológicamente, Ratatouille contó con unas texturas ''nuevas'' para Pixar, ya que los metales con acabado mate no los habían utilizado hasta entonces.

Además, el tono era completamente diferente a las coloridas películas que habían hecho hasta entonces, y también exploraron el diseño de interiores con una iluminación muy rica. Vamos, hubo recursos en la peli, concretamente 150 millones (con una recaudación de 623 millones).

Ah, y cuenta con una de las escenas más adultas de los dibujos animados sin necesidad de que muera alguien...

Ratatouille

Wall-e - 2008

Y si con Ratatouille, Pixar ''maduró'' en muchos sentidos, con Wall-e... más aún. Se estrenó un año después de la cinta de la ratita, pero cambió completamente la dirección artística hacia algo más fotorrealista. Era la primera vez que hacían algo así.

La primera parte de la película es una magistral muestra del talento que había en Pixar (y que sigue habiendo) a nivel tecnológico. Las partículas, la reflexión difusa y el trazado de rayos se llevaron a un nuevo nivel en esta película. Y eso tiene un coste (180 millones y 532 recaudado en cines).

Además, a nivel de animación es espléndida, ya que cada engranaje de Wall-e se porta exactamente igual que lo que se espera de él. Además, otro logro es crear dos películas en una, con las texturas mate en la Tierra y las brillantes en la nave, pero no vamos a seguir... por los spoiler.

Aunque no deberíais estar aquí si no habéis visto Wall-e, os contaremos que se trata de una película en la que el pequeño robot homónimo es el último robot en la Tierra, y su misión es recoger toda la basura del planeta para preparar la llegada de la humanidad, que está a bordo de una nave espacial.

Todo cambia cuando Wall-e se encuentra con EVA, una sonda de la humanidad para detectar señales de vida (y recuperación) en el planeta. Y si no la habéis visto, ya estáis tardando.

Up - 2009

Y si los 15 primeros minutos de Wall-e son mágicos a nivel narrativo, sin que haya una sola palabra, los 5 primeros de Up no lo son menos. Pixar se superó con el inicio de Up gracias a una historia contada en apenas dos minutos que consiguió poner a todos los que estaban en la sala del cine con el corazón en un puño.

Up es una gran película de aventuras que, además, nos habla sobre la maduración personal, algo que es totalmente independiente de la madurez que otorga la edad. La amistad vuelve a ser clave en esta película que, además, cuenta con un gran sentido del humor.

Tecnológicamente, también es un prodigio ya que llegó antes que Arlo para demostrar que, si se lo proponían, en Pixar podían crear entornos salvajes tremendamente detallados. La iluminación y las texturas de todos los materiales fueron fantásticas en su época, y aún se mantienen de maravilla.

Sin duda alguna, Up es una de las mejores películas de Pixar. Y es que, pocos fallos se le pueden poner. En cualquier sentido. ¡Ah! Es de las películas más caras de Pixar, con un presupuesto de 175 millones y unos beneficios de más de 700.

Toy Story 3 - 2010

Parece que vamos por orden desde Ratatouille, pero no. Simplemente, coincide el orden de lanzamiento con el de los últimos tres puestos en esta lista de las mejores películas de Pixar. Y, realmente, ¿por qué Toy Story 3 está aquí y no es la segunda, tercera o cuarta en la lista?

Podría, perfectamente, ya que es más de lo mismo, juguetes que cobran vida cuando los humanos no están mirando, pero es tan fantástica en algunas cosas... Por ejemplo, aunque la amistad vuelve a ser el tema principal, aquí exploran eso de la jubilación. ¿Qué pasa cuando crecemos y ''pasamos'' de los juguetes?

Las películas más taquilleras de verano, desde 1975

Visualmente se nota que construyeron todo sobre la base de las dos primeras películas. Las texturas de los juguetes son perfectas, el juego de luces, la reflexión en el traje de Buzz, la textura de cada uno de los juguetes (no la definición de la misma, sino lo que cambia cuando es goma, plástico, tela, etc)... 

Toy Story 3 es un logro técnico, y eso se refleja en lo que costó. Es de las películas más caras de Pixar, costando 200 millones, aunque también la más rentable hasta ahora, ya que recaudó 1.066 millones de dólares. 

Normal que Pixar tenga ganas de la cuarta entrega. Y sí, nosotros también.

Toy Story 2 - 1999

De Toy Story 2 poco hay que decir. Tecnológicamente fue una evolución lógica y la historia era la primera... pero con Buzz salvando a Woody, en esta ocasión. Tiene algunos momentos muy buenos y sí, para mi es de las mejores películas de Pixar, pero lo mejor de la película es... que terminó llegando. 

Y es que, la cinta ocupaba unos 10 GB en 1998 (era muchísimo), pero la previsión era de unos 4GB en copia de seguridad, por lo que un buen día comenzaron a desaparecer diferentes elementos guardados en la copia. La cinta, por explicarlo de una manera sencilla, se estaba comiendo a sí misma, reescribiendo todo.

Se perdió el 90% de la película, pero una de las empleadas de Pixar, que trabajaba desde casa, tenía todos los datos de la película. Así que, el equipod e Pixar fue a su casa, llorando de la alegría, me imagino, cogieron el material y, al encender sus ordenadores, vieron que estaba todo hasta dos semanas antes del borrado.

La heroína fue Galyn Susman, por cierto. Gracias de mi parte, ya que Toy Story 2 es una de las mejores películas de Pixar. Como curiosidad, costó tres veces menos que Toy Story, 30 millones menos que Bichos, y consiguió en taquilla 485 millones. Sí, había más ganas de ver a los juguetes animados.

Coco - 2017

Coco es magia pura y dura. Es la penúltima cinta de la compañía, hasta ahora, y es, por derecho propio, una de las mejores de Pixar. Nos cuenta la historia de Miguel, un niño que sueña con ser músico, como su ídolo, pero que está atrapado en la monótona vida de un zapatero.

Eso es lo que el destino le depara, pero un buen día entra en el mundo de los muertos y descubre algo totalmente nuevo, y peligroso, por qué no decirlo. Con ayuda de unos simpáticos personajes, tiene que decidir qué hacer con... bueno, y no os contamos más, ya que entraríamos en spoilers, y no nos gustaría chafarle la sorpresa a nadie.

Tecnológicamente puede no parecer gran cosa de primeras, pero en el mundo de los muertos, todo se transforma. Hay un par de escenas que consiguen dejarnos sin habla gracias a una fantástica dirección artística y a un uso de la tecnología para quitarse el sombrero.

La iluminación es muy importante, así como una animación que roza lo absurdo (por el increíble mimo que tiene). Vamos, de las mejores pelis de Pixar.

Los Increíbles 1 y 2 - 2004 / 2018

Y llegamos, por fin, a los superhéroes. Los Increíbles 1 y 2 deben ir juntas ya que, básicamente, se trata de la misma película, pero con distinto protagonista. No cuenta nada que no hayamos visto un millón de veces, pero tiene golpes de humor bastante buenos y, además, una dirección prodigiosa para las escenas de acción.

En ambas películas hay un villano y uno de los progenitores debe ir a resolver la papeleta mientras el otro se queda en casa cuidando a la familia (de manera forzosa). Hay parodia de las películas de superhéroes y son entretenidísimas.

Además, visualmente no están nada mal. Sí, a la primera se le notan los años, pero aún así consigue tener unas grandes escenas de acción. La segunda consigue dejarnos la mandíbula por los suelos en más de una ocasión.

Y, cuanto más derroche de efectos, más dinero es necesario. La primera ''solo'' costó 90 millones de dólares, ascendiendo la suma a unos 200 en la segunda (de las películas más caras de Pixar). Eso sí, han sido súper rentables, ya que la primera obtuvo más de 600 millones en taquilla y la segunda es, junto a Toy Story 3, la única que ha pasado de los 1.000 millones.

Brave - 2012

Llegamos, prácticamente, al punto de la lista de las mejores y peores películas de Pixar que más dudas puede suscitar. Y es que, parece que, aunque quizá no en el orden, hay cierto consenso en que las anteriores son las mejores películas de Pixar. Brave, sin embargo, está en el limbo.

Ganó el Óscar a la mejor película de animación, y no fue para menos, ya que técnicamente sigue siendo una delicia, sobre todo con la simulación de tejidos que exhibía y el cabello de la protagonista, Mérida.

Sin embargo, la historia puede parecer un poco simplona, lo que la aleja de esos puestos de honor en esta lista. Como decía anteriormente, es algo totalmente subjetivo, pero la historia de la joven noble y rebelde que, de repente, descubre que está ahí por una motivación y no la dejan salir del castillo por una buena razón está muy vista.

Sin embargo, sigue siendo una peli de lo más entretenida y, aunque no sabemos si es de las mejores o peores de Pixar, recomendamos encarecidamente. Recaudó algo más de 530 millones en taquilla y es de las más caras de la compañía, con un presupuesto de 185 millones de dólares.

Buscando a Nemo y Buscando a Dory - 2003 / 2016

Las de Los Increíbles iban juntas porque, básicamente, ambas son buenas películas y muy, muy parecidas. Pero esta suerte no la corren las dos aventuras marinas de Pixar. Por un lado tenemos Buscando a Nemo, la cinta de 2003 que nos enseña que más vale hacer caso a nuestros mayores si no queremos acabar en una pecera en la calle Wallaby 42 de Sidney.

La representación del océano y la vida marina era fabulosa y la iluminación, para ser 2003, tenía un nivel increíble, pero lo mejor eran los golpes de humor. No fue muy cara, ''solo'' unos 90 millones de dólares, y se acercó a los 1.000 de recaudación, siendo la más exitosa hasta Toy Story 3.

En 2016 llegó Buscando a Dory y, aunque tecnológicamente es una virguería, supone la misma película que la que se estrenó 13 años antes. Buscando a Dory no aportó nada nuevo y, siendo una de las peores películas de Disney, también consiguió pasar la barrera de los 1.000 millones de dólares.

Bichos - 1998

Bichos no es mala película (y el videojuego tampoco estaba nada mal), pero le pesó demasiado ser ''la nueva Toy Story''. Si la visteis de pequeños, guardaréis un gran recuerdo, pero si cae ahora en vuestras manos... puede que esa imagen cambie. 

Otra vez se nos muestra el viaje del héroe, una hormiga que es desterrada de su colonia, pero que cree firmemente que debe volver para salvar a todas sus amigas y compañeras ante el acoso de los saltamontes.

Más allá de volver a ensalzar la amistad, el equipo que creó Toy Story (mismos guionistas y director) no supo contar nada nuevo. Y no es mala, ni mucho menos, pero tampoco una de las mejores películas de Pixar, ya que lo que vino después caló muy hondo en algunos.

Técnicamente, la cinta mostraba un montón de personajes en pantalla, cada uno modelado de forma particular. Además, las físicas también eran mucho más avanzadas que en Toy Story. Es decir, era un logro técnico, para 1998, que sí, consiguió recaudar algo más que Toy Story, unos 363 millones, pero que costó cuatro veces más.

Monstruos S.A. Las dos - 2001 / 2013

Y llegamos a las películas de los Monstruos de Pixar. Tanto la primera como la segunda, que es precuela, son entretenidas, no lo vamos a negar, pero son de las peores películas de Pixar. Y no lo digo solo yo, también la crítica, ya que son dos de las películas de Pixar que peor valoración tienen.

Cuentan la historia de una factoría de Monstruos (en un mundo alternativo) que se alimenta gracias a la energía que son capaces de extraer de las pesadillas de los niños. Los humanos son tóxicos para los monstruos y, spoiler, algo sale mal.

Sí, como digo, hay que verlas como casi todo lo de Pixar, pero no son obras maestras. La primera costó 115 millones en 2001, que se dice pronto.

La segunda es prescindible, totalmente. No solo no aporta nada, sino que lo único que nos puede mover a verla es la tecnología, ya que la representación de cada ''bicho'' es magnífica. Y sí, cada ''pelito'' de estos monstruos que más bien son peluches está animado con una calidad tremenda. Y eso tiene un precio: 200 millones.

El viaje de Arlo - 2015

Todas las películas de Pixar aportan algo nuevo a la tecnología. Ya hemos hablado de Toy Story con la animación por ordenador, Brave con la simulación del pelo y las texturas de la ropa, Del revés con la iluminación o Wall-e con el ''polvo'' y ese tipo de partículas. Sin embargo, El viaje de Arlo, es el conjunto de todo lo aprendido para crear un mundo fotorrealista.

No pretende crear un mundo realista, con todos sus desperfectos, sino un mundo lo más perfecto posible con un apartado visual de impresión. La iluminación, la simulación de fluidos, las partículas, la simulación de la hierba... no se nos ocurre una película generada por ordenador que pueda ser más perfecta que esta.

Y, por desgracia y por muy ''tierna'' que sea la historia, es una de las peores películas de Pixar, al menos en esta lista. Fue una de las más caras, y también la que peor recaudación consiguió. 200 millones costó hacerla y solo consiguieron 332 millones.

Y es que, realmente, la cinta no aporta nada nuevo. Un dinosaurio se pierde y debe volver a casa de la mano de un nuevo amigo. El viaje de Arlo no propone mucho más y, aunque como todas las películas de Pixar, excepto Cars, hay que darle una oportunidad, no debéis esperar una obra maestra.

Cars. No se salva ni una - 2006 / 2011 / 2017

Nos plantamos, ''por fin'', en la trilogía de Cars. Y digo ''por fin'' algo resignado. Y es que, si en el resto de la lista decíamos que dependía mucho de quién analizara la película para valorarlas como buenas o malas, en Cars no hay mucha discusión.

La primera... bueno, podemos verla, pero las dos siguientes no solo son prescindibles, sino que no son recomendables. Tecnológicamente no están nada mal, con unos buenísimos reflejos (en las tres) y buenos efectos de partículas, pero la historia...

La primera nos narra la juventud de Rayo McQueen, un coche de carreras veloz y prepotente que ''se lesiona'' y debe volver a la élite, ganando por el camino mucho más que una recuperación. Las siguientes, sin embargo, son un guiño constante a la primera, y lo único que podemos decir es que los tráileres son mejores que las propias pelis.

No fueron baratas, precisamente, Cars 2 y 3 son de las más caras del estudio, y en taquilla fueron un siniestro total. Hasta aquí nuestra lista de las mejores y peores películas de Pixar, y, como decimos, excepto Cars 2 y 3... debéis ir corriendo a ver las que no hayáis visto.