Skip to main content

Proyectores chinos baratos: el cine en casa por pocos euros

Proyectores chinos baratos, comparativa, resolución, lumens

Juan Carballo

25/10/2015 - 09:13

Las pantallas gigantes protagonizan las fantasías de muchos, pero los precios de los televisores de última generación son toda una pesadilla. ¿Hay alguna alternativa realmente económica para disfrutar en casa de una experiencia similar a la del cine? La respuesta es sí, concretamente la respuesta es: proyectores chinos baratos.

Quizás muchos de vosotros habéis pensado en algún momento en adquirir un proyector, instalarlo en el salón y disfrutar de 120 pulgadas de película o fútbol. Seguramente los precios os han echado abajo el sueño o quizás el engorroso tema de las bombillas que se funden y que cuestan más que el proyector entero. Podéis lograr esas 120 pulgadas con un proyector LED de 10.000 horas de vida útil, una opción económica y ecológica.

Los proyectores más comunes rara vez cuestan menos de 600 euros. Con nuestros consejos sobre proyectores chinos, la horquilla de precios está entre los 50 y 250 euros. A cambio tendréis que ceder en resolución, no esperéis full HD claro, pero la experiencia proyectando películas sigue siendo tan barata como envolvente.

Por lo general, los proyectores chinos están orientados a presentaciones PowerPoint de empresa, ya que se entiende que la necesidad de alta resolución es menor. Sin embargo, leer texto con poca resolución no es una buena idea, las tipografías se distorsionan y el efecto final es pobre. Pero ¿quién no está dispuesto a sacrificar un poco de resolución si hablamos de cine? ¿Tan imprescindible es la alta definición? 

Los más económico

Proyectores chinos baratos, comparativa, resolución, lúmens

Empezamos por la opción más austera que podemos encontrar navegando por Internet. Dependiendo de vuestra habilidad a la hora de buscar un proyector en Amazon, encontraréis proyectores LCD entre 40 y 70 euros. Los llaman “miniproyectores” o “proyectores piccolos”, pensados para presentaciones de oficina pero, para ser serios, sólo lograréis sacarle partido en una habitación totalmente a oscuras.

Un ejemplo de proyectores mini son el Crenova XPE300 o el Excelvan RD-802. La resolución de estos dispositivos está próxima a los 640px de ancho y 480px de alto, es decir, un aspecto panorámico moderno con una resolución pasada de moda. Los lúmens, que es la unidad con la que se mide la potencia de la bombilla y la capacidad de proyectar a plena luz del día, serán escasos. ¡Cuidado con los 500 lumens que prometen en Internet! Un proyector de esta gama de precios difícilmente llegará a los 50. Cuantos más lumens, más euros tendréis que invertir.

Por otra parte, la calidad del sonido de los altavoces de estos proyectores suele ser bastante modesta. Además las bombillas necesitan refrigerarse y el ventilador hace mucho ruido. Este aspecto negativo común a todos los proyectores baratos se soluciona con un buen par de auriculares o un sistema de sonido a la altura. ¡Hay que sacarle partido al home cinema abandonado del salón!

 

Prestaciones estándar

Proyectores chinos baratos, comparativa, resolución, lúmens

Los proyectores LCD con tamaño normaltienen precios entre 90 y 180 euros, como el Crenova BL-20 o el proyector GM60, que proporciona muy buenos resultados para el uso doméstico.

En apariencia son similares a los proyectores de las primeras marcas, aunque obtendréis resoluciones de 800px de ancho por 600px de alto y, si te esfuerzas en la búsqueda, quizás encontréis alguno de alta resolución. Los lumens mejorarán respecto de las versiones mini de los proyectores chinos, pero rara vez superarán los 120 lumens reales. Siguen siendo cachivaches para usar a oscuras.

Aunque 800px de ancho nos sigan pareciendo muy pocos para hoy en día, cuando nuestros móviles incorporan pantallas de altísima resolución, son suficientes para disfrutar de una película. Quizás para los amantes de los blockbuster de acción plagados de efectos especiales sea insuficiente, pero estos proyectores son una opción a tener en cuenta para el resto de cinéfilos.

La calidad de estos proyectores sigue siendo limitada. Se nota en el tacto del plástico, en el ruido del ventilador, en el sonido de los altavoces… pero con una buena habitación a oscuras y un poco de creatividad, es posible montar un cine en casa que despierte la envidia de todo el que pase por ahí.

 

Proyectores chinos baratos: el capricho audiovisual

Proyectores chinos baratos, comparativa, resolución, lúmens

La gama alta oscila entre los 180 y los 300 euros. Encontraremos proyectores con resoluciones HD, incluso algún FHD con suerte, y algunos lúmens más. Esto nos permite usarlos para algunas finalidades más allá del cine, como por ejemplo trabajo, lectura e incluso videojuegos. Con una conexión HDMI estos proyectores reproducen todo lo que se les ponga por delante. Resultados satisfactorios garantizados.

No debéis fiaros de las características que publican los fabricantes chinos. Donde dicen 10.000 lumens, calculad 500. Esta gama de proyectores chinos baratos incorpora mejoras en el contraste y el brillo, podréis usarlos a plena luz del día e incluso los materiales estarán ensamblados con algo más de cariño, pero no admiten comparaciones con los proyectores de primeras marcas que superan los 800 euros.

Es importante buscar entre todos los proyectores chinos aquel que más se adapte a nuestras necesidades. Hay que bucear entre las especificaciones y tomar una decisión. Por ejemplo, si nuestra idea es proyectar en el techo de nuestra habitación, tendremos que buscar un aparato que tenga los puertos para las conexiones y el ventilador en el lateral, para que nada estorbe a la hora de apoyarlo en el suelo.

El Excelvan LED-86 ofrece muy buenos resultados respecto a la calidad de imagen, aunque el usuario notará el origen humilde del producto en pequeños detalles como el sistema de enfoque: mejor proyectar sobre una pared lisa y totalmente perpendicular al aparato, no buscar el traspiés al gato.

En este rango de precios también está el Dbpower PJ0362, un proyector que incluso se atreve a ofrecer una resolución FHD con capacidad de reproducir 3D. Quizás se necesiten más de 2000 lumens para una experiencia 3D de primer nivel, pero con un proyector chino barato y un poquito de ilusión todo es posible.