Skip to main content

Mr. Robot, 5 razones para engancharte a la serie del momento

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

Gonzalo Sevilla

03/08/2015 - 11:15

La dificultad de enfrentarse a la "hoja en blanco" se acentúa cuando el contenido es nuevo, ambicioso y,  por qué no, sugerente. Sobre todo cuando hay que escribir 5 razones para engancharte a la serie Mr. Robot. Me parecen pocas si hablamos de la que puede ser una de las mejores series del año 2015.

Cabrían muchos adjetivos para describir a Mr. Robot, una producción poco usual de un tema muy usual: la confrontación entre el bien y el mal desde un punto de vista informático.

La trama, sin aún entrar en el trapo, va de un joven ingeniero informático (de día) y hacker (justiciero, de noche) que sufre un trastorno antisocial y cuyo escudo vital es el código sobre el que va escribiendo su atribulada y ardua vida.

Lo adereza una estética cyberpunk, llena de dramas cotidianos, drogas, violencia y caos. Una trama clásica en los tiempos que corren.

¿La diferencia? Mr. Robot hace uso del término “hacker” con oscura elegancia, haciendo una analogía entre la vida real y los suburbios de la red y por supuesto, dando una profundidad sin igual a todos los personajes.

Ah, y quizás lo mejor. Programan código de verdad. No como en CSI Cyber y sucedáneos.

Cuando uno se encuentra de frente con Mr. Robot, lo primero que hace como con cualquier otra serie, es ver quién hay detrás. A resulta que, a juzgar por quien integra este proyecto, a nadie se le ocurriría pensar en altos vuelos:

La cadena detrás de esta nueva serie es USA Network, desconocida para la gran mayoría y de la que podríamos destacar Suits, una serie entretenida pero donde la profundidad brilla por su ausencia.

Marcan la batuta dos nóveles tirando la casa por la ventana. Rami Malek, absoluto (y discreto) protagonista de la obra y Sam Esmail, un director cuyas dos únicas películas, Comet y Mockingbird, son poco más que irrisorias.

Y para más inri, Christian Slater. Actor polémico como él sólo, que culminó su carrera en Amor a Quemarropa en 1993, se hundió y pasó desapercibido en The Nymphomaniac.

Menudo cóctel, ¿verdad? Contra todo pronóstico la serie roza lo sublime y con contundencia podría tratarse de una de las mejores series del año 2015. Y no sólo lo dicen estas líneas.

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

Sin apenas promoción mediática, la serie se lanzó en abierto en web con el fin de comprobar cuál sería la reacción del público. No salió bien, salió perfecto.

El éxito fue tan rotundo que, con una audiencia de 1,2 millones de espectadores, el mismo día renovaron para la segunda temporada.

¿Te lo crees ahora? Bueno, en caso de que aún no te hayamos convencido, hemos preparado esta lista de las 5 razones para engancharte a la serie Mr. Robot.

La trama: Temática actual, convincente y realista

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

Como comentábamos al principio, Mr. Robot es una serie poco convencional con una temática muy usual. Es obvio. Al fin y al cabo, lo que se plasma dentro de las narraciones bebe mucho de la realidad social del momento.

Aquí no iba a ser menos. Black Mirror, otra serie sobre hackers, se estrenó en el terreno del thriller tecnológico haciéndonos pasar miedo con “futuribles” en el que la línea entre la realidad y la ficción era muy delgada.

En Mr. Robot se plasma la ciber-delincuencia y lo hace desde el punto de vista de todos los que la sufren. Sin distinción. Las clases sociales, desde las altas esferas hasta los últimos eslabones se encuentran inevitablemente vulnerables ante ello.

Aquí los malos se confunden dependiendo del punto de vista desde el que se mire.

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot (SIN TERMINAR)

A un lado del ring, se encuentran los hacktivistas, individuos que luchan contra la opresión del poder y el cambio social haciendo uso de las herramientas informáticas.

Al otro, potencias económicas que utilizan el poder para mover la sociedad a su antojo. Todo bajo una máscara al más puro estilo "responsabilidad social corporativa".

Por ello, el efecto que provoca la subjetividad de los personaje al contar la misma historia, desde el punto de vista capitalista o revolucionario, influye en cómo vemos a éstos y a la trama en sí. Todo ello sin tener que dar por válida o inválida ninguna de esas versiones.

Entonces empieza el juego. Nos sumergimos en el dilema constante de ver en qué bando nos encontramos, el mismo delirio al que se somete prácticamente cada minuto Elliot, el personaje principal.

Y hablando de delirios. Además de la ciberguerra, la piratería, el espionaje entre las clases medias y sucedáneos cibernéticos, otro de los ingredientes importantes de la trama son las drogas.

El tratamiento que se le da a la drogadicción es, cuanto menos, oscuro. Sin ir más lejos, muchas de las escenas que se nos presentan desde el prisma de Elliot podrían carecer de autenticidad.

Siendo nosotros los ojos del personaje, el estar constantemente bajo el efecto de la morfina y otras drogas, nos hace confundir constantemente entre el recuerdo, el anhelo, la depresión y la realidad.

Para terminar, el punto fuerte de esta serie: la jerga y los elementos informáticos.

El nicho geek hasta entonces en las series ha tenido que conformarse con Silicon Valley o The Big Bang Theory si quería encontrar algo decente, pero tratan la informática desde un punto de vista humorístico.

En series como CSI es muy recurrente encontrarse con policías que recurren a informáticos obesos con pelo desaliñado y gafas de pasta que, sin hacer uso siquiera de un ratón, en cuestión de segundos obtienen datos confidenciales.

Aquí se escribe código de verdad, siendo esta una de las razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot y por lo que podemos estar ante una de las mejores series del 2015.

Se utilizan jergas de la subcultura cibernética, se trabaja en entornos KDE de Linux y para llegar a conseguir entrar a un servidor, un programador tiene que pasarse noches y noches intentándolo.

Y un apunte: sólo necesitas los dos primeros minutos el capítulo piloto para caer rendido ante la serie Mr Robot

El protagonista discreto: Elliot (Rami Malek)

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

Elliot (Rami Malek) es el prototipo perfecto de un personaje en una sociedad tan lúgubre como los bajos fondos de la calle americana en pleno siglo XXI.

Trabaja gracias a una amiga de su infancia en una empresa llamada E-Corp en la que combina seguridad informática y auditoría de redes.

Sostiene por bandera una aversión generalizada a la sociedad, sobre todo a aquellos individuos sobre los cuales sus valores se sustentan entre el dinero y el poder.

Mientras de día “juega” a liberar a multinacionales del malware y vela por la protección de sus datos, de noche invierte su rol para dar paso a su verdadera personalidad: ayudar a la gente a la que quiere por medio de la piratería informática.

Al hacerlo de una manera hiperrealista, Rami Malek es en sí mismo una de las razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot.

Su personaje podría ser, por un lado, una mezcla entre Bruce Wayne (Batman) de pocos recursos, que utiliza el anonimato en la red para hacer justicia y proteger a los más cercanos

Por el otro, Tyler Durden (El Club de la Lucha) con el que comparte enfermedad esquizofrénica y el arte de no discernir entre la realidad y la ficción.

El odio que rezuma hacia su empresa, E-Corp es tan visible que incluso, en medio de los delirios llega a leer y escuchar Evil Corp (que viene a interpretarse como “la corporación del mal”).

Dentro de su extrema discreción en las interactuaciones personales, Elliot se presenta como un enigmático individuo en donde su caracterización está envuelta por la enfermedad que sufre, TAP (Trastorno antisocial de la persona) o sociopatía.

Tanto es así, que sus diálogos son inexistentes de cara a la ficción, pero trata al espectador como la única persona en la que puede refugiarse, una mezcla entre amigo imaginario y conciencia.

Este juego provoca que la implicación emocional del espectador con Elliot sea inevitable. Otra de las razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot,

Además, es totalmente consciente de su problema y su círculo de confort es un pequeño apartamento descuidado, un pez llamado QWERTY y la morfina.

La constancia con la que se droga está estrechamente relacionado con la ansiedad que van provocándole los acontecimientos. Aunque uno de los objetivos es apartar las drogas de su camino, este elemento se acaba convirtiendo en uno de los puntos importantes de la trama y otro motivo por el cual es una de las mejores series del 2015 (ya descubrirás el porqué).

Acorde a su trastorno de personalidad, Elliot carece de empatía y remordimiento. Tiene una visión distorsionada de la autoestima, así como la constante necesidad de experimentar sensaciones de control y poder que ejecuta gracias a sus conocimientos informáticos. Todo ello se sustenta bajo una evitación social pasiva, donde la incapacidad emocional lo mantiene aislado de la sociedad.

La ambientación: Cyberpunk hiperrealista en pleno siglo XXI

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

La trama se desenvuelve bajo la sobria cara de la ciudad neoyorquina bajo una clara estética Cyberpunk.

La mezcla de informática llevada hasta el extremo con la desintegración radical en la sociedad, reinventan el género dado el realismo con el que se trata cada detalle.

Existe un plausible conflicto entre hackers, inteligencia artificial y megacorporaciones insaciables de poder.

Pero a diferencia de The Matrix o Blade Runner (grandes clásicos del género de los que bebe), asusta la gran posibilidad con la que podrían darse los acontecimientos que transcurren en cada capítulo. Hay más ciencia que ficción.

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

Entre las “luces de ciudad en la noche”, como bien acuñó William Gibson, escritor precursor del Cyberpunk, otro ejemplo notable de cómo Sam Esmail ha querido jugar con la estética es a través de banda sonora.

La BSO de Mr. Robot hace honor al subgénero pero con una adaptación a nuestros días.

El anacronismo temporal es sutil, haciendo uso en momentos muy concretos de Mozart y su Concierto de Violín nº 1 o presentando la serie bajo un Neil Diamond y su tétrico pero delicioso If You Go Away.

Por supuesto, no iban a faltar una clara selección de temas electrónicos pero con mezclas de estilos muy alternativos.

Entre la variedad se encuentran los recién estrenados pero impresionantes Ctnzshp o MSTRKRFT, que por sus ácidas melodías bien nos recuerdan a Digitalims o Vitalice.

La banda sonora se convierte así en uno de los elementos más importantes de esta serie y por tanto otra de las razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot, pues la ambientación que crea nos hace creer que estamos aún más inmiscuidos dentro de la trama. 

Técnica: una serie americana muy británica

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

A simple vista, cuesta creer que estemos frente a una serie producida y grabada en Estados Unidos.

Lo que USA Networks ha hecho de esta obra se escapa de todos los cánones convencionales americanos.

Desde el trato profundo y cuidado de la fotografía, en los que los diálogos se tornan a una segunda posición y las imágenes son las que tienen un valor añadido, hasta el tono reflexivo de los planos con cada personaje, sacando a relucir tintes interpretivos como las expresiones faciales o la atmósfera en la que se recrea cada uno.

Estamos, sin duda, ante una obra para saborearla desde el punto de vista técnico. 

Este punto bebe más de la corriente de las mejores series británicas que del espectáculo insulso que podríamos esperar de una serie ideada al otro lado del charco.

Si hubiese alguna referencia en la que comparar elementos sería House of Cards O Penny Dreadful pero ni con esas. El uso concienzudo y estiloso de colores poco saturados como síntoma de la decadencia personal y social, aunado a las luces propias de la atmósfera steampunk acercan más esta obra a las ya terminadas Misfits y Utopía que a otras americanadas.

Es otro ejemplo más de que gracias a la globalización cultural, los americanos han querido reflejarse en el espejo británico, recuperando la hegemonía narrativa que tuvieron merecidamente con las ya mencionada Black Mirror o Dr. Who. Este parecido es otra de las razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot.

Esmail ha parido una mezcla de estilos poco habituales tratándose de una serie ficcionada hiperrealista. La sugerente dirección podría haberla dejado en manos de David Fincher y, redundando en las críticas, tratarse del nuevo Club de la Lucha en pleno siglo XXI.

Conclusión: Una de las series del año

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

El podio al título de una de las mejores series del 2015 se lo ha ganado sola esta serie.

Se trata del mejor serie informática que hemos visto en los últimos tiempos y una de las obras más carismáticas y más personales de la época dorada de las series.

No podemos negar que la ausencia de ritmo puede llegar a agobiar a muchos de los espectadores, pues la trama transcurre muy lenta pero al mismo tiempo detallada.

Además, como se ha comentado antes, la calidad no sólo se apuntan en estas líneas sino que los datos y la crítica lo avalan.

5 razones para engancharte a la nueva serie Mr. Robot

En el momento en el que se ha escrito este artículo se ha emitido hasta el sexto episodio.

Las cifras de audiencia le dan más de 1,2 millones de espectadores, algo muy poco habitual para una cadena como USA Networks (recordemos que Breaking Bad, por ejemplo, tuvo un premiere de 1,4 millones de espectadores estando considerada una de las mejores de la historia)

Además, Filmaffinity le otorga un 8 sobre 10, IMDb un 9,2 sobre 10 y Metacritic un 79 sobre 100.

Estas han sido nuestras 5 razones por las cuales engancharte a la nueva serie Mr. Robot. Ahora sólo falta que te dejes atrapar por la trama cibernética de Elliot.

¿Estás preparado?