Skip to main content

China va a por Signal, la aplicación de mensajería que apuesta por la privacidad desaparece del país

China ciberseguridad

Getty

16/03/2021 - 09:15

Se la conoce como una de las alternativas a WhatsApp más seguras por sus medidas para proteger la privacidad de sus usuarios, detalle que no parece haberle gustado al Gobierno de China.

Las redes sociales y aplicaciones extranjeras no suelen durar mucho en el gigante asiático. China tiene una política muy restrictiva en cuanto a los servicios online que pueden usar sus ciudadanos, sobre todo si estos servicios protegen la privacidad de sus datos frente al control del Gobierno.

La última en verse afectada por estas políticas de control y censura ha sido Signal. Algunos usuarios del país están reportando problemas con la aplicación, no funciona a menos que la utilicen a través de una VPN, una red privada virtual.

Según informan en TechCrunch, las autoridades chinas han prohibido el servicio de Signal en todo el país esta misma semana. De momento, la aplicación sigue disponible en App Store y no hay pruebas de que Apple haya recibido órdenes gubernamentales para retirar la aplicación de su tienda.

Por el contrario, en la tienda de Android en China no está incluida la aplicación. Esta tienda está operada por una serie de firmas tecnológicas chinas que colaboran con Google y deben respetar las normas de los censores locales. 

El principal motivo de esta prohibición que está dejando sin servicio a los usuarios de China sería el sistema de cifrado de extremo a extremo. Gracias a este método de cifrado, nadie puede ver los mensajes salvo el destinatario y emisor desde sus respectivos teléfonos. 

Este sistema también es uno de los puntos fuertes de WhatsApp en cuanto a seguridad y el motivo por el que está prohibido en China. Es lo que se conoce como el Gran Cortafuegos Chino que solo permite usar estas aplicaciones con una VPN. Por eso WeChat es la aplicación por excelencia en el país sin apenas competencia que la frene al tener el consentimiento del Gobierno. 

Signal, por su parte, se ha vuelto muy popular en el país desde las manifestaciones de Hong Kong, su defensa de la privacidad permitía esquivar el control de las autoridades y tratar temas que suelen estar prohibidos por la censura gubernamental. 

Según la firma de análisis SensorTower, la versión para iOS de Signal se ha descargado más de 510.000 veces en China hasta ahora. Para el resto del mundo sigue disponible en las tiendas de Android y Apple, pero en el país asiático parece que correrá la misma suerte que otras como WhatsApp, aunque aún no sea una decisión en firme.