Logo Computerhoy.com

No puedes perderte el último documental de Netflix si inviertes en criptomonedas o te interesa el bitcoin

Streaming
No puedes perderte el último documental de Netflix si inviertes en criptomonedas o te interesa el bitcoin

Todo lo que tenga que ver con estafas reales, dinero robado o víctimas que les creyeron, nos apasiona y así se ha visto reflejado en títulos como El estafador de Tinder o ¿Quién es Anna? Ahora, un nuevo documental similar llega a Netflix para satisfacer a lo fans de las criptomonedas.

No puedes fiarte de nadie: A la caza del rey de la criptomoneda. Este es el título del nuevo documental de esta plataforma que ya adelantamos, va a ser un éxito y va a enganchar rápidamente a millones de usuarios de Netflix.

"Cuando el fundador de un intercambio de criptomoneda malogrado fallece repentinamente, los furiosos inversores sospechan que su muerte no es lo que parece a simple vista", resume la plataforma. Te dejamos el enlace para que puedas disfrutarla.

Adentrándonos un poco más, esta nueva entrega desentraña la historia expuesta en un artículo de Vanity Fair de noviembre de 2019, titulado: "Esquemas Ponzi, yates privados y una desaparición de 250 millones de dólares en cripto: La extraña historia de Quadriga". A continuación puedes ver el tráiler oficial de Netflix.

Este documental es básicamente la historia de una investigación sobre si Cotten, este extraño fundador, está, de hecho, vivo y si cogió el dinero y huyó. Pese a que se encuadra dentro de los crímenes, trata menos de un asesinato (aunque haya implícita una muerte) y se centra más en las trampas de Internet.

A pesar de comenzar con un poco de sensacionalismo, con un hombre que lleva una máscara de cabeza de mapache impresa en 3-D, con una voz distorsionada, rápidamente nos conduce a la historia  de Gerald Cotten y de las muchas personas que acabaron con sus cuentas bancarias vacías tras invertir en su bolsa de criptomonedas Bitcoin, QuadrigaCX.

Así que aquí está la cosa, este hombre que vio como explotaba el bitcoin y en consecuencia su fortuna, enfermó y murió inesperadamente a los 30 años. El resto, que no podía acceder a las claves y contraseñas de las cuentas de la empresa se quedó sin dinero y sin la inversión inicial. Se lleva a la tumba la contraseña de 250 millones de dólares de los fondos de los clientes.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además