Skip to main content

AMD quiere que montes un PC gaming barato con los nuevos Ryzen

AMD Ryzen

11/09/2018 - 13:10

AMD está empeñada en estar en todos los dispositivos y, aunque les va a costar debido a los años de sequía en el terreno de las GPU y los procesadores, años en los que Intel se hizo con la mayor parte de la cuota de mercado, desde el lanzamiento de la arquitectura Zen, AMD vuelve a dar ''guerra''. Y, ahora, quiere que montemos un PC gaming barato gracias a los Ryzen 5 2500X y a los Ryzen 3 2300X.

Los procesadores Ryzen de primera generación dieron un golpe encima de la mesa gracias a una buena cantidad de núcleos e hilos con una frecuencia bastante interesante y un precio contenido. Fueron una gran opción para montar un PC gaming barato en 2017, pero la nueva generación, además de dar un salto a los 12 nanómetros, lo que les permite ser más eficientes, también ha solucionado algunos problemas con la gestión de la memoria.

Tras el lanzamiento de los Ryzen 7 y Ryzen 5 más potentes de segunda generación, AMD ha anunciado dos nuevos procesadores que quieren ser el corazón de los ordenadores para jugar baratos. Y es que, se espera que el precio de estos procesadores no supere los 150 euros.

A continuación, os dejamos las principales características de los nuevos procesadores de AMD enfocados a equipos baratos que, perfectamente, podremos utilizar para jugar:

Características Ryzen 5 2500X Ryzen 3 2300X
Frecuencia base 3,60 GHz 3,50 GHz
Frecuencia boost 4 GHz 4 GHz
Núcleos / Hilos 4 / 8 4 / 4
Frecuencia memoria DDR4 a 2.933 MHz DDR4 a 2.933 MHz
TPD 65 W 65 W

Se trata de la renovación de la gama de entrada de procesadores Ryzen del año pasado. Comparten gran parte de las características y vemos que las frecuencias base son idénticas, pero vemos un aumento de la frecuencia máxima hasta los 4 GHJz. Además, el consumo se mantiene, ambos procesadores bajan de los 14 nanómetros a los 12 nanómetros y, además, cuentan con soporte para memoria DDR4 de hasta 2.933 MHz.

Qué mirar al comprar un ordenador portátil gaming en 2018

Aunque sean procesadores de gama de entrada, tienen la tecnología Precision Boost 2 y Precision Boost Overdrive que permite liberar frecuencia de forma automática para conseguir algo más de rendimiento cuando sea necesario sin que el usuario tenga que hacer absolutamente nada.

Aún no se ha desvelado el precio de estos dos nuevos procesadores, pero se espera que, como la generación anterior, no pasen de los 150 euros. Teniendo esto en cuenta, se postulan como dos grandes opciones para montar un PC gaming barato, ya que junto a una GTX 1050 Ti o una GTX 1060, pueden dar mucho juego a 1080p.

Ver ahora: