Tras 80 años, los pinball dejan de ser ilegales en Oakland

Ochenta años después, las máquinas de pinball dejan de ser ilegales en Oakland. Lo celebran con un torneo... de pinball.

Hoy en día es complicado encontrar un pinball en un bar o un salón recreativo, pues prácticamente se han extinguido más allá de los museos y los locales de los coleccionistas.

Pero hasta hace un mes, si echabas una partida de pinball en un local de Oakland estabas cometiendo un delito y, con la ley en la mano, la policía debía detenerte y acusarte de realizar apuestas ilegales.

En efecto, desde hace 80 años, las inocentes máquinas de pinball eran ilegales en Oakland.

Maquinas de pinball

"Es una de esas leyes que en realidad no se aplican", afirma Michael Schiess, fundador del Museo del Pinball de Alameda, en la web KTVU.com.

¿Pero cómo es posible que un sencillo juego que consiste en golpear una bola con un flipper (una paleta), sea considerado tan peligroso como para que una ley lo declare ilegal?

La prohibición se remonta a los años 30 del pasado siglo, cuando las máquinas de pinball no tenían flippers. Simplemente lanzabas la bola hacia la mesa y la hacías encajar en un agujero con un número. Si entraba en cierto número, ganabas un premio.

Máquina de pinball sin flippersFoto: danny.cdyn.com

Pasa un rato divertido con nuestras noticias curiosas

Eran, por tanto, máquinas de apuestas, y por eso se declararon ilegales, como otros juegos de apuestas de la época.

En 1947 se añadieron los flippers (las paletas) a los pinball, y se transformaron en máquinas de habilidad:

Flippers de un pinballFoto: Wikipedia

Ahora podías devolver la bola hacia arriba y controlar dónde querías acertar. Ya no se jugaba por dinero, sino para divertirse, así que con los años pasaron a ser un pasatiempo para todos los públicos.

En algunos lugares, como en Oakland, la ley no se cambió, y aunque no se ha aplicado y los pinball han proporcionado diversión durante décadas en bares y salones recreativos, al fin se hace justicia con ellos.

El pasado mes de julio, el ayuntamiento de Oakland derogó la ley que declaraba ilegales las máquinas de pinball.

Para celebrarlo, Radioshack ha organizado un torneo en el que, durante un mes, jugadores de todas las edades intentarán batir la máxima puntuación en el pínball Iron Man Pro Vault Edition. El que gane, se queda con la máquina. No es mal premio, teniendo en cuenta que cuesta varios miles de euros...