Crea un superordenador en una tubería de PVC

Parallac

Hasta hace no mucho tiempo plantearse construir un superordenador casero, era una tarea realmente costosa y compleja, pero a raíz de la aparición de los equipos de bajo coste basados en procesadores ARM como Raspberry Pi y Parallella. Prueba de ello es el superordenador que se ha montado Brian Guarraci, un ingeniero de Twitter.

Se llama Parallac y es todo un homenaje a unos de superordenadores más importantes y míticos de la historia, el Cray- 1 –un equipo con procesadores vectoriales a 80 MHz y 16 MB de RAM, que pesaba nada menos que 5,5 toneladas y por el que en el año 1977 se llegaron a pagar casi 9 millones de dólares–.

¿Qué es Raspberry Pi, dónde comprarla, y cómo usarla?

El Parallac cuenta como base con ocho placas Parallella, complementadas con dos NUCs de Intel con procesador i3, 16GB de RAM, 120GB SSD y WiFi 802.11ac, que suplen las carencias de las placas Parallella en cuestiones de almacenamiento y memoria RAM. Los NUCs corren un servidor Ubuntu y son los responsables del almacenamiento y de la interfaz principal del sistema. 

Para el armazón de esta pequeña bestia, Guarraci ha recurrido a un material poco corriente en computación: una tubería de PVC de 12" de diámetro que le ha ayudado a conseguir la peculiar forma que en su día tenía el Cray-1  y que lo asemeja al Mac Pro de Apple.

Unboxing en vídeo del Apple Mac Pro

Gracias a las 8 placas Parallella, unidas cual columna vertebral a un switch Gigabit Ethernet, el sistema consigue un rendimiento máximo de alrededor de 208 GFLOPs. Es decir, 200 veces más capacidad de proceso que la versión Cray-2 del año 1985. No es ni mucho menos el equipo más potente del mundo, pero resulta impresionante lo que hoy en día puede hacerse uno en casa con una inversión relativamente modesta.

Si estás interesado en construir tu propio sistema Parallac puede seguir todas las evoluciones desde su blog, ya que se trata de un proyecto abierto para todo aquel que esté interesado en los sistemas de computación paralela.