Skip to main content

Desarrollan un coche que se puede conducir con el cerebro

Desarrollan un coche que se puede conducir con el cerebro

08/12/2015 - 13:35

Investigadores de la Universidad de Nankai en China han desarrollado un sistema que permite conducir un coche con el cerebro de manera remota e inalámbrica. 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Nankai en China ha desarrollado un sistema que permite conducir un coche con el cerebro de manera remota e inalámbrica

Para poder efectuar el control del vehículo, estos científicos han diseñado una especie de auricular que se coloca en la cabeza y que tiene la capacidad de capturar las señales eléctricas que emite el cerebro. 

Esto es posible gracias a que integra 16 sensores de electroencefalograma (EEG), que pueden registrar la actividad mental del usuario que lo lleva puesto, procesar las señales y enviarlas de forma inalámbrica a un sistema informático, que es el responsable de traducirlas en instrucciones de movimiento para poder llevar a cabo el control del coche

Desarrollan un coche que se puede conducir con el cerebro

Los investigadores han trabajado en esta plataforma de control remoto mental para vehículos durante dos años hasta optimizarla y conseguir que funcione adecuadamente, siendo el primer sistema del mundo que permite conducir un coche con sólo aplicar el poder de la mente. 

A través de esta tecnología se puede ordenar la vehículo que vaya hacia adelante, hacia atrás, que haga una parada o bloquear y desbloquear el coche.

El control remoto cerebral está destinado a que cualquier persona pueda conducir sin necesidad de utilizar los brazos o las piernas, y la idea inicial que inspiró este proyecto fue la de permitir que las personas con diferentes discapacidades físicas puedan dirigir sus vehículos sin dificultades, como lo haría cualquier otro conductor. 

Un Land Rover controlado por smartphone para zonas peligrosas

Además, sus desarrolladores esperan poder combinar muy pronto esta tecnología con los coches sin conductor como el de Google, con la finalidad de proporcionar otro sistema para poder controlarlos.

El vehículo que se puede conducir con el cerebro de manera remota ha sido desarrollado en colaboración con el fabricante chino de automóviles Great Wall Motor. De momento está en fase de pruebas y todavía no hay planes de lanzarlo al mercado.

Ver ahora:

Te recomendamos