Drones para hallar plantaciones de marihuana... y robarlas

Usan drones no tripulados con cámaras infrarrojas para localizar plantaciones de cannabis y robarlas, o extorsionar a sus dueños.

"Si violas la ley, entonces entras en mi mundo y en el mundo de mis drones".

Así se expresa un delicuente británico de 33 años, en el periódico Halesowen News, en una entrevista que recoge el diario The Independent.

Al parecer, las granjas clandestinas de marihuana han proliferado en los últimos años en el Reino Unido. Según la propia policía británica, en 2012 las autoridades cerraban una media de 21 plantaciones al día.

Dado el poco sol y las bajas temperaturas de las Islas Británicas la mayor parte del año, por no hablar de que las granjas están escondidas, se requieren luces hidropónicas para que el cannabis crezca.

Usan drones para robar en plantaciones de marihuana

Google compra el fabricante de drones Titan Aerospace

Unas luces que generan gran cantidad de calor, y por tanto son fácilmente detectables si se usan cámaras infrarrojas.

Es lo que hace la policía para localizarlas... Y también los delincuentes.

Según cuenta The Independent, maleantes de las zonas rurales de Halesowen, Cradley Heath y Oldbury están utilizando drones no tripulados equipados con cámaras infrarrojas para localizar las plantaciones de marihuana clandestinas.

Después las roban o extorsionan a sus dueños. Como es delito cultivar cannabis en Reino Unido, los poseedores de la droga aceptan el robo o la extorsión, pues no pueden denunciar a la policía.

Tal como reconoce el mencionado delincuente anónimo que ha concedido la entrevista, "es un juego justo. No es como si me dedicase a buscar casas con buenos televisores. Yo busco drogas para robarlas y venderlas, si te saltas la ley entras en mi mundo y en el de mis drones".

"La mitad de las veces ni siquiera tengo que usar la violencia. El cultivo de marihuana se ha vuelto popular y ahora no es cosa de bandas, ahora la cultiva gente normal".

Parece ser que los aficionados a este tipo de horticultura tienen una cosa más de la que preocuparse. Antes sólo era la policía. Ahora también los drones...