Impresoras 3D en París Fashion Week

Impresión en tejidos 3D

Tecnología y alta costura se unen, al menos esto es lo que hemos visto en la última edición de París Fashion Week, donde la impresión en 3D ha sido una de las novedades presentadas en la capital francesa.

No es la primera vez que vemos como ciencia, tecnología y redes se unen de la mano con la industria de la moda. Hace unos meses os contamos aquí como una famosa británica fue la primera persona en llevar en una entrega de premios el primer "vestido trending topic de la historia. Pero curiosidades aparte, la tecnología puede hacer mucho más que acapara flashes en una alfombra roja por lo curioso de tu indumentaria. Prueba de ello son los diseños presentados por la diseñadora holandesa Iris Van Herper, en su última colección Voltage Collection.

Voltage, está compuesta por un total de once piezas confeccionadas en su totalidad utilizando nuevas tecnologías y dejando a un lado las formas tradicionales de costura. Dos de los vestidos además tienen impresión 3D y uno está fabricado con sintetizador láser.

Para poner en marcha la colección ha sido necesario el uso de un programa avanzado de diseño por ordenador y una impresora 3D Stratasy capaz de imprimir capa por capa en distintos materiales con una cierta consistencia, aunque cada vez es menos necesario este requisito. Como norma general, para realizar este tipo de diseños es necesario materiales con una cierta dureza como plástico o metal, pero la gama de materiales se ha conseguido ampliar pudiendo incluir caucho o poliuretano, lo que ha hecho posible que la moda en 3D esté en pleno desarrollo, de tal manera que las nuevas prendas conllevan movimiento y van dejando la rigidez de antaño a un lado.

Iris Van Herper, define de esta manera su colección: “Mi trabajo viene de ideas abstractas y el uso de nuevas técnicas, no de la reinvención de las viejas ideas. Creo que sólo será cuestión de tiempo antes de que veamos la ropa que usamos hoy en día producida con impresión 3D.”