Skip to main content

Samsung presenta su procesador Exynos 5430 octa-core de 20nm

Samsung presenta su procesador Exynos 5430 de ocho núcleos con tecnología de 20nm.

15/08/2014 - 15:03

El procesador Samsung Exynos 5430 es el primero fabricado con tecnología de 20 nanómetrosA menor número de nanómetros, más rendimiento, menos consumo y menos calentamientoEl Exynos 5430 dispone de 8 núcleos que funcionan a diferentes velocidades

Samsung es mundialmente conocida por sus televisores o sus smartphones, pero es también uno de los principales fabricantes de chips del mundo.

Apple lleva años dependiendo de Samsung para fabricar los procesadores de sus iPhone y sus iPad, y no consigue desligarse de esta dependencia porque nadie ha podido, hasta ahora, fabricar sus chips con la calidad, el volumen y el precio que le ofrece Samsung.

La compañía coreana ha presentado en sociedad su nuevo procesador para móviles de ocho núcleos, Samsung Exynos 5430, fabricado con tecnología de 20 nm.

Ya lo utiliza en su recién presentado Samsung Galaxy Alpha, y se rumorea que también lo hará en el inminente Samsung Galaxy Note 4.

Samsung Exynos 5430

Presentación oficial del Samsung Galaxy Alpha

El nuevo procesador Exynos 5430 es un octa-core que posee dos grupos de núcleos. Por un lado dispone de cuatro cores A-15 funcionando a 1.8 GHz. Les acompañan otros cuatro núcleos A-7 a 1.3 GHz.

Suporta la tecnología big.LITTLE HMP, que permite activar o desactivar núcleos de forma individual, según las necesidades de las aplicaciones. Usando sólo el número de núcleos que necesitas ahorras batería y reduces el calentamiento.

La CPU es capaz de trabajar con pantallas WQHD (2560x1440 píxeles) y WQXGA (2560x1600 píxeles). Se rumorea que la primera de ellas es la que usará el Samsung Galaxy Note 4.

La característica distintiva del Samsung Exynos 5430, es su fabricación con tecnología de 20 nm. Es el primer procesador móvil que emplea una cifra tan baja.

Un nanómetro (nm) es la mil millonésima parte de un metro. En fabricación de chips, indica la distancia que hay entre las conexiones (las puertas) de los transistores que forman un chip. Como más pequeña sea esa distancia (menor número de nanómetros) se pueden incorporar más conexiones dentro de un mismo espacio, y por tanto el chip es más potente. También se pueden mantener las mismas conexiones, reduciendo el tamaño de los transistores, y con ello el tamaño del chip.

Del mismo modo, a menor número de nanómetros se requiere menos energía y también hay menos calentamiento.

Todo son ventajas, pero reducir distancias en mediciones casi a nivel de átomos, exige una tecnología asombrosa.

[Fuente: SammyHub]