Leroy Merlin pone a la venta una foto robada

Leroy Merlin vende foto sin permiso

Una fotografía parece ser la protagonista de esta historia, que tiene su inicio en el momento en el que Juan Ramos descubrió que Leroy Merlin había puesto a la venta una foto robada que él había tomado un tiempo atrás.

La noticia la descubrimos gracias a nuestros compañeros de Quesabesde, que nos cuentan la reacción de Juan cuando descubrió su fotografía a la venta en los grandes almacenes de Rivas-Vaciamadrid, allá por marzo de este mismo año 2015.

Su instantánea mostraba uno de las calles más transcurrido de la capital madrileña, siendo la superior de entre las que se pueden ver en la foto de cabecera (imagen también del propio Juan Ramos), por lo que cualquiera podría ser su autor al ser una de las zonas más turísticas del país. Sin embargo, a Juan Ramos le resultó extrañamente familiar la fotografía y decidió sacar su móvil para contrastar la procedencia entre sus archivos personales.

Wallpart, la web que podría estar vendiendo tus fotos

Y efectivamente, allí estaba la foto original, tomada por él unos meses antes. Ahora en un tamaño de 180 x 180 centímetros y con un precio de 69,95 euros, el autor decidió informar inmediatamente a los trabajadores, que no imaginaban cómo podía haber sucedido.

De hecho, al percatarse de que la foto no cumplía con los principios exigidos por Leroy Merlin, retiraron del centro dicho cuadro y ayudaron a que Juan se pusiera en contacto con el proveedor.

Por si queréis hacer una rápida comprobación, la foto que os dejamos a continuación es la original tomada por Juan Ramos en el centro de Madrid, que podéis consultar también en el blog personal del autor:

Lo cierto es que Leroy Merlin ha puesto a la venta una foto robada debido a que compra estas directamente a un distribuidor que es el encargado de asegurar que las imágenes son originales o que tienen sus permisos de uso, sin embargo en esta ocasión nadie se había puesto en contacto con Juan.

Según la distribuidora, se habían intentado buscar al autor, pero en ningún momento consiguieron averiguar de quién se trataba, por lo que continuaron adelante con el proceso.

El autor ya ha recibido una compensación para solucionar el hecho de que Leroy Merlin haya puesto a la venta su foto robada, cuya responsabilidad recáe completamente en el proveedor en este caso y no en los grandes almacenes.

[Fuente: Quesabesde]

[Imágenes: Juan Ramos]