Skip to main content

Los distribuidores y editores de prensa garantizan la llegada de periódicos y revistas a los quioscos

Computer Hoy 559

13/03/2020 - 22:55

La alerta del coronavirus en España ha sembrado las dudas entre los ciudadanos sobre qué servicios estarán disponibles ante un hipotético cierre de comercios. La cobertura de la distribución de periódicos y revistas en los quioscos españoles está garantizada para las próximas semanas, a pesar de la crisis sanitaria, tal como han confirmado hoy viernes la Asociación de los Medios de Información (AMI), la Asociación de Revistas de Información (ARI) y la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE).

En esta situación el Gobierno tiene potestad para cerrar comercios, pero hay una serie de servicios que se consideran indispensables para los ciudadanos, pues garantizan derechos como la alimentación, el tratatamiento de enfermedades o el derecho a la información. Por eso establecimientos como los supermercados, las farmacias, las gasolineras, los estancos y los quioscos no están obligados a cerrar.

Para garantizar el suministro de periódicos y revistas que aseguran el derecho a la información, las principales asociaciones implicadas han acordado reforzar sus actuaciones, con el objetivo de asegurar que la prensa llegará con toda normalidad en todos los establecimientos que permanezcan abiertos.

Las empresas de distribución de publicaciones integradas en la Unión de Distribuidores Nacionales de Ediciones (UDNE) y en la Asociación Nacional de Distribuidores de Publicaciones (ANDP), han decidido llevar a cabo una serie de medidas con carácter extraordinario, con el objetivo de realizar en las mejores condiciones posibles el suministro de publicaciones periódicas y productos asimilados a los puntos de venta que continúen abiertos.

Los ciudadanos podrán seguir accediendo a la información veraz y el entretenimiento que ofrecerán diarios y revistas durante esta crisis, no solo en sus webs y ediciones online, actualizadas permanentemente, sino también en sus versiones en papel en la amplia red de ventas que seguirá abierta, a través de quioscos, gasolineras y cadenas de alimentación.

Los editores y distribuidores han agradecido a todos los puntos de venta su dedicación y generosidad ante esta crisis, que servirá para recordar la importancia social del servicio público que prestan.

Queda asegurada, por tanto, la distribución de toda la prensa escrita en los establecimientos habituales que sigan abiertos, tal como venía sucediendo antes de la crisis, con el objetivo de defender el derecho a la información que es inviolable para todos los ciudadanos.