Skip to main content

Gestiona tu marca personal en Internet

Crea y gestiona tu imagen personal

12/12/2015 - 10:18

Googlea tu nombre. Seguro que te sorprenderá la cantidad de información que hay sobre ti en Internet. ¿Cómo te ve la gente? ¿Cuánto se sabe de ti en Internet? Si lo que quieres es destacar en la Red, vamos a ayudarte a reforzar tu marca personal.

Todo lo que vuelcas en las redes sociales, intercambiando fotos y datos con tus amigos y conocidos, a través de la mensajería instantánea y las plataformas online deja un rastro que ayuda a dibujar cómo eres a nivel personal.

Pero no creas que tu vida profesional está al margen de poder ser investigada, ya que si eres miembro de redes como LinkedIn, puedes estar expuesto a muchos más ojos de los que te imaginas.

Por ello, te recomendamos que pienses muy bien lo que quieres que se sepa de ti antes de volcar cualquier contenido a la red de redes. Aprende a crear y a controlar tu marca personal.

El principio del cambio

El concepto de marca personal no es nada nuevo, ha existido siempre, mucho antes de la era digital. Eso sí, antes se asociaba a las celebrities y a los productos que ofertaban las grandes empresas.

Sin embargo, ahora con la incorporación de las redes sociales y de Internet, todos, incluido tú, hemos pasado a convertirnos en una marca personal que debemos aprender a gestionar.

Una marca personal no es otra cosa que el impacto que una persona deja en su entorno. La dosis de novedad que rodea a esta concepto lo han aportado las nuevas tecnologías, que permiten comunicar al instante, y que hacen imprescindible aprender a gestionar la huella personal que dejas en la red.

¿Cómo hacerlo? Muy fácil, controlando todo aquello que vuelcas en el mundo digital y marcando una línea clara y divisoria entre tu faceta privada y pública. Ya no hay una división entre vida personal y profesional, sino entre aquello que quieres que se vea y aquello que no quieres mostrar, tanto de un ámbito como de otro.

No hay que olvidar que el principal propósito de una marca, tanto si es personal como profesional, es el de aumentar el valor de aquello que se expone. Y las redes sociales y los canales de Internet son un altavoz perfecto para proclamarlo. El público al que te enfrentas es infinito.

Este precisamente es una de las principales ventajas de Internet, pero también uno de sus mayores inconvenientes, sobre todo si no cuentas con el asesoramiento adecuado. Todo lo que escribas y cuelgues en esas redes podrá ser utilizado en contra, incluso el comentario más inocente.

Normas para publicar fotos de niños en Internet

En el mundo laboral cada vez tiene más importancia todo aquello que vuelques de ti en Internet. Puedes ganar o perder un empleo sólo por un comentario subido a la red y el currículum ha quedado obsoleto. Ahora cuando entras en un proceso de selección de trabajo, no sólo te tienes que preocupar de mostrar las credenciales que apoyan todo lo que has hecho hasta el momento, sino que también tienes que tener muy en cuenta toda la información que hay sobre ti en Internet, ya que debe mostrar todo lo que puedes llegar a hacer. Pero ¿cómo se inicia todo el proceso? 

Cómo crear tu imagen

El primer paso es pensar en qué imagen quieres mostrar a los demás, pero, sobre todo, qué quieres comunicar. No has de olvidar que el principal objetivo que tienes que perseguir debe ser el de aportar algo valioso y novedoso. No pierdas nunca esto de vista. El siguiente punto a tener en cuenta es el canal a través el cual quieres exponer tu marca personal y elegir el lenguaje apropiado para él: canales offline u online (blogs, redes sociales o web).

El mejor canal para empezar a explotar tu marca personal es Twitter. Y es que permite darte a conocer desde cero en todo el mundo, algo impensable hace sólo unos años. Otra de las redes más apropiadas para dar a conocer tu marca personal es Google+, que favorece un buen posicionamiento en las búsquedas de Google.

Facebook, por su parte, aunque te ofrece la posibilidad de crear una página personal, no es la red más adecuada para potenciar tu marca personal al tener un público más reducido. Redes como Vimeo, Pinterest o Instagram también pueden ser una buena plataforma, el único inconveniente es que reducen su campo de exposición a la imagen.

Por ello, la herramienta más aconsejable para crear tu marca personal es un blog. Esta plataforma es ideal para generar debate con temas propios y se convierte en una buena fuente de información. Pero esto no es todo, porque puedes controlar la comunicación que se opera con el resto del mundo, algo que es algo más difícil en las redes sociales.

La clave del éxito

Pero, realmente, ¿qué te puede ofrecer tener una marca personal? La respuesta es fácil: convertirte en un referente. Pero crear esa marca no es un proceso rápido. Primero hay que descubrirla, luego desarrollarla y, por último, comunicarla. Si la gestionas bien, serás más valorado y los demás acabarán por “necesitar” lo que ofreces.

Por ello, es muy importante que siempre busques tener buena sintonía con el resto de usuarios. Es algo tan fácil de conseguir como ser coherente y mostrar una imagen estable y positiva. Una marca personal te ayuda a tener un papel más activo en la sociedad y te permite tener el control de tu identidad y no depender tanto de la suerte, las circunstancias o lo que digas los demás.

Gana dinero con YouTube

Pero como en toda moneda, existe una segunda cara menos positiva, que puede aparecer si no sabes gestionar adecuadamente tu marca personal. Para evitar esto debes evitar convertirte en un vendedor de humo, es decir, una persona que engaña y que intenta gustar a todos a cualquier precio. No intentes abarcar a un público objetivo demasiado amplio, porque acabarás por no llegar a nadie.

Tu mensaje debe ser claro y conciso e ir dirigido a un tipo de usuario concreto. Asimismo, muchos son los que crean su propia marca personal intentando emular el éxito de celebrities como Kim Kardashian o la modelo Cara Delevigne. Este no debe ser tu principal objetivo, es un error.

A la hora de medir el alcance de tu marca personal, Google no es la única opción. Existen infinidad de programas gratuitos que te permiten ver si estás o no haciendo un buen trabajo. Unas de las más conocidas son Twiangulate, que te permite descubrir la relación entre diferentes usuarios de Twitter, Hootsuite, que te facilita la programación de redes, y Metriccol, que analizas las estadísticas de redes y blogs. Pero estas no son las únicas, hay muchas otras como Twitonomy y Twitter Analytics.

Cuando crees tu marca personal no tienes por qué buscar la fama ni parecerte a otra persona. Busca tu identidad propia. Y es que para ser un experto en marca personal debes recordar: conocer a tu audiencia, definir los objetivos que persigues, optimizar tus perfiles, fijar una rutina o un calendario de publicaciones, compartir contenido de terceros, desvirtualizar tus compañeros, participar en las conversaciones, potenciar la especialización y no vender humo.

La hoja de ruta

¿Quieres crear tu propia marca personal? Pues bien, la clave del éxito no es otra que ser tú mismo, saber gestionar tus opiniones y, sobre todo, ser constante. 

  • Establece tu personalidad. Descubre quién eres realmente y diferénciate del resto. Para ello tienes que encontrar el punto de unión entre quién eres a nivel personal, qué te gusta hacer en tu tiempo de ocio y a qué te dedicas en tu profesión.
  • Marca tu contenido. Expón lo que te gusta y muestra tu opinión. Aquí es donde tienes que dar tu “toque personal” a todo aquello que hagas en el mundo online. 
  • Sé realista. No olvides que no sabes de todo y que no siempre hay que opinar de todo. Si no, perderás credibilidad. Márcate una meta realista, honesta y consecuente con aquello que eres y sabes.
  • Entra en las redes sociales. Son a la vez tus mejores aliadas y tus peores enemigos. Ten mucho cuidado con todo lo que vuelcas en ellas porque se podría volver en tu contra.
  • No olvides el network. Busca tu don y muéstraselo al mundo. Véndelo como si fuera un producto de marketing. No tengas miedo de exprimir tu potencial al máximo.

Ver ahora: