Google explica cómo maneja solicitudes "derecho al olvido"

Google explica manejo solicitudes "olvido"

Google ha publicado más detalles sobre cómo se está manejando las peticiones del llamado "derecho al olvido" de particulares que hacen uso del motor de búsqueda en Europa, después que el Tribunal Europeo de Justicia sentenció que debía hacerlo, en mayo.

Tras reunirse con los reguladores europeos de protección de datos la semana pasada para discutir la aplicación de la sentencia, Google dijo que había decidido hacer públicas sus respuestas a los reguladores "en aras de la transparencia".

Antes de publicar el documento, los detalles de cómo Google maneja las peticiones -más allá de responder a las preguntas de periodistas diciendo que tenía un equipo de asistentes legales "capacitados" para hacer frente a las peticiones- eran escasos.

Según la firma de Internet, se evalúa tanto la naturaleza de los sitios web elegidos como la prominencia de una persona, y se compara con el "interés económico general" de ofrecer un motor de búsqueda exacta.

Es probable que se retiren resultados de una entrada de blog vergonzosa, por ejemplo, pero es probable que se rehúse a hacerlo si usted está tratando de ocultar sentencias judiciales o censurar una noticia poco halagadora.

La compañía también hace lo imposible para justificar por qué le avisa a los sitios web sobre acciones de "olvido". Google sostiene que estos avisos son importantes tanto para la transparencia como la restauración de enlaces que no deberían haber estado ocultados.

¿A favor o en contra de que tus datos aparezcan en Google?

Google señala que algunas de las solicitudes son formuladas contra las personas equivocadas, u omiten hechos "incómodos" (como noticias relevantes) que conducirían a rechazos. 

Hay algunas áreas en las que Google no tiene respuestas, tales como el tiempo medio que se tarda en cumplir las solicitudes. Según la empresa, tomará un tiempo antes de que estén al día con todas las solicitudes.

Google siempre ha sido un opositor de la censura y cualquier cosa atente contra los intereses de su empresa basada en datos. Quizá tenga la esperanza de que la publicación de los detalles presione a la UE limitar las reglas a situaciones más específicas.  

Cualesquiera que sean sus razones, la información será útil para todo el que se pregunte qué hace Google cuando se solicita ser borrado de su memoria.

Imagen: The Economist