Skip to main content

La Justicia da la razón a Google: no pagará 1.100 millones a Francia

google impuestos francia

12/07/2017 - 22:03

Google le ha ganado la batalla al fisco galo: la Justicia francesa le exonera de pagar los 1.100 millones de euros que se le reclamaban en concepto de impuestos.

Google le ha ganado la batalla al fisco galo y se ha librado de pagar los 1.100 millones de euros de multa que se le reclamaban en concepto de impuestos atrasados.

Últimamente, la justicia europea se ha echado encima de la compañía de Mountain View, y estos meses no han sido precisamente los más favorables para la empresa. Acumula varias sanciones por prácticas monopolísticas, a finales de junio recibió una multa histórica de 2.420 millones de euros por el caso de Google Shopping y todo parece indicar que el caso de abuso de posición dominante de Android podría desembocar en una sanción todavía mayor.

No obstante, en esta ocasión la Justicia ha sonreído a los de Mountain View, que han evitado el pago de impuestos correspondientes al período 2005 - 2010 que les reclamaba el fisco francés por un valor de 1.100 millones de euros. En un primer momento, la administración gala reclamaba una multa de 1.600 millones de euros, pero Google recurrió. Hoy hemos podido saber que el Tribunal Administrativo de París se ha pronunciado a favor de Google, indicando que la compañía no evadió los impuestos galos ilegalmente al encauzar las ventas a través de Irlanda. 

De acuerdo con los magistrados, la sede europea de Google en Irlanda no puede ser gravada como si también tuviera una base permanente en Francia, que era lo que solicitaba la administración del país. Y es que la normativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) establece que una empresa debe pagar sus impuestos en un país en caso de disponer de una estructura estable, como factorías o locales, así como representantes. 

Apps y servicios de Google que no sabías que existían

El gigante de Internet sostiene que en 2005 - 2010 no disponía de ningún establecimiento estable en Francia y que no había firmado ningún contrato en el país, puesto que las operaciones en Europa se ejecutan mediante Google Ireland Limited. La Justicia gala ha dado por válido el argumento y por tanto le ha dado la razón a la multinacional estadounidense, aunque la sentencia se puede recurrir.

[Fuente: Bloomberg]

Ver ahora: