Skip to main content

10 formas respaldadas por la ciencia para saber si la comida ha caducado

caducidad alimentos

13/08/2018 - 19:18

Aunque la fecha de caducidad es un dato que siempre hay que observar en los alimentos, antes de consumirlos hay que comprobar su estado para asegurarnos de que están en perfectas condiciones para su consumo.

La fecha de caducidad de los alimentos se basa en estimaciones aproximadas, de manera que en ocasiones pueden no ser acertadas. Afortunadamente hay otros muchos aspectos que te pueden indicar el estado de la comida, como su color o su olor.

Para que no tengas dudas y puedas asegurarte de que un alimento está en buenas condiciones para comer, toma nota de estas 10 formas respaldas por la ciencia para saber si la comida ha caducado.

Haz la compra al mejor precio en Amazon Pantry, el supermercado de Amazon

  • Un huevo en mal estado flota. Comprobar si un huevo está en buen estado para comer es tan sencillo como sumergirlo en agua. Si flota, deséchalo. 
  • El yogur tiene más suero del habitual. Con el paso del tiempo, los cultivos bacterianos vivos del yogur, que actúan como conservante natural, van muriendo, y una señal que lo indica es la formación excesiva de líquido. 
  • La carne de ternera se ha puesto viscosa. Aunque la fecha de caducidad indique que se puede consumir, si la carne de ternera se ha puesto viscosa, al tocarla produce una sensación pegajosa o tiene mal olor, es mejor tirarla. 
  • El aceite de oliva ya no huele a aceitunas. Cuando el aceite de oliva pierde su olor característico, significa que ya no está fresco.
  • El pescado huele muy fuerte. Si el pescado desprende un olor muy fuerte, desconfía aunque la fecha de caducidad señale que se puede comer. Otro detalle que se puede observar es que la carne está más viscosa y recubierta por una capa gruesa y resbaladiza.
  • Las verduras se han puesto amarillas. Cuando están cerca de ponerse malas, las verduras se vuelven más amarillas.
  • La leche tiene grumos. Un indicativo que señala que la leche se ha puesto agria es que aparecen grumos. Si percibes cualquier otro cambio de textura, olor o consistencia, deséchala también.
  • La textura de la fruta ha cambiado. Si notas que la textura de la fruta es más blanda o granulada de lo habitual, es mejor no comerla. Otros detalles que indican que puede estar pasada es la piel arrugada, decoloración o malos olores.
  • El pan tiene moho. Si encuentras una rebanada de pan con moho no debes comer ninguna del paquete, incluso las que aparentemente están bien, ya que el moho se extiende rápidamente.
  • El queso huele a leche agria. Este signo indica que el queso no se encuentra en buen estado para comer, independientemente de la fecha de caducidad que encuentres en la etiqueta.

Si quieres obtener más información de los alimentos, estos son los datos en los que debes fijarte cuando miras las etiquetas.

Y además