Skip to main content

10 trucos que te ayudarán a dormir en el avión

Pasajeros avión

18/07/2019 - 06:45

Para muchas personas hay pocas cosas más pesadas que volar. Al viajar solos, los que se marean leyendo y prefieren no ver una película o episodio de alguna serie tienen pocas opciones más allá de mirar a su alrededor e intentar dormir. Pero no todos son capaces de dormir en un avión: la gente, el ruido y la incomodidad de los asientos son obstáculos que imposibilitan dar una cabezada.

Sin embargo, cuando son viajes largos es casi indispensable dormir. No solo para luchar contra el jet lag, también por puro ritmo vital o para pasar las horas sin llegar demasiado cansado al destino.

Pero para dormir hay que encontrarse cómodo, eso es básico. Y hay trucos que permiten relajarte sin la necesidad de tomar una pastilla para dormir ni forzar demasiado el cuerpo.

La técnica militar que te ayuda a dormir rápido en solo 2 minutos

Con idea de que consigas dormir en el avión, vamos a darte unos trucos para que despiertes cuando llegues al destino.

  1. Díselo al personal de vuelo. Cuando subas, comenta que necesitas dormir por si pueden cambiarte de sitio o para que no te despierten al pasar con el servicio de comida.
  2. Cambia a una fila de asientos vacía. Si hablas con el personal de vuelo, pregunta también si pueden cambiarte a una fila de asientos vacía. En caso de que argumentes que necesitas dormir puede que se apiaden de ti.
  3. Viaja cansado. Trata de no descansar demasiado antes de viajar. No estés mucho tiempo sentado en la espera. El objetivo es que cuando llegues al avión te sientas aliviado y relajado.
  4. Ropa cómoda. Lleva ropa que no te impida descansar. Mejor que no sean prendas apretadas o te hagan sudar.
  5. Buena temperatura. En muchos viajes transatlánticos te dan manta para calentarte, pero si no tienes, lleva una chaqueta para ponerte encima. En caso de que te moleste siempre puedes guardarla.
  6. Almohada. Esa misma ropa que has llevado de más puede servirte como almohada si no llevas una hinchable. No deberías forzar el cuello, así que protégelo y ponte cómodo.
  7. Auriculares con bloqueo de ruido. Si no los tienes, pruébalos. Descubrirás lo bien que funcionan.
  8. Antifaz. Si tapas tus oídos, también es bueno hacerlo con los ojos. Que el cuerpo sienta que es hora de dormir.
  9. Un vino. Una gota de alcohol puede ayudar a que te relajes, pero no te excedas y no bebas si no tienes costumbre.
  10. Busca la postura. Por último y dentro de tus posibilidades. Relájate y busca la mejor postura que puedas conseguir.

Ver ahora: